Mayo 2011

1 mayo, Domingo

Segundo Domingo de Pascua, la distribución de la misas fue la siguiente: Rafael a Guesubaani y Sinandé, Luis Ángel y Beatriz a Kosia y Siki, Juan Pablo en Fô Buré y Kokabo. En todos los sitios la afluencia de gente ha sido numerosa. Casi los tres se dan cita a la misma hora en casa después de su labor pastoral. Preparar la mesa, calentar lo preparado por Juan Paul, el cocinero, y comer fue todo una.

Un breve descanso interrumpido por dos mujeres de la comunidad de Sekere que vienen por saludar.

Rafael, Juan Pablo y Beatriz van a visitar a los patrones en este “Día del trabajo” que celebran su fiesta en la casa del pueblo. Luis Ángel se reposa aun flojo de fuerzas o reservándose.

Una delegación de Nareru-Fô Buko viene con el problema que uno de los paneles solares del depósito de agua está roto, que no saben como ha pasado, aúnque se imaginan que ha sido una piedra lanzada por algún tirachinas. De este problema pasan a otro, que el pantano construido hace ya tiempo se ha llenado de tierra y ya no recoge casi agua. Ahí tenemos a los misioneros en el despacho de Luis Ángel con la delegación dando solución a lo que buenamente se puede.

Una vez partida la delegación, Beatriz y Rafael, con guitarra en mano, animan en el apatán de la misión a un buen número de jóvenes y niños mientras la lluvia hace su aparición otra vez en esta tarde refrescando un poco el ambiente y oxigenando para tomar con más fuerzas si se puede la semana que se avecina.

Desde el domingo 8 de mayo el acceso a Internet ha sido imposible. Un barco rompió la fibra óptica, dejando al país y  países limítrofes sin acceso al servicio de Internet. Este hecho nos hace retrasarnos en nuestra sección del “Objetivo discreto”.  No olvidéis de visitar la sección “Cuaderno de bitácora” para ver los días precedentes a la última actualización.  

 

2 de mayo, lunes

Hoy comienza la Asamblea Diocesana en el obispado, en N’Dali. Así que después del desayuno vemos partir a Juan Pablo y Rafael acompañados con una religiosa de la comunidad de Fô Bouré para asistir a la asamblea. Este primer día será un día de oración: un retiro con dos reflexiones una a la mañana y otra al comienzo de la tarde, la Eucaristía celebrada al mediodía, el rezo del rosario con las vísperas al finalizar el día fue el primer día y comienzo de esta asamblea.

Luis Ángel y Beatriz “hacen novillos” de la Asamblea. Salen a media mañana de casa camino del Atacorá. Se nos van de “parranda”.  Se hospedan en casa de la religiosas de la Pequeña Familia de María en Natitingou. Llegan justo a comer y por la tarde acompañados de Sor Gema van a visitar la región de los Tata Samba, para regresar a casa para descansar.

3 de mayo, martes

La Asamblea Diocesana sigue su ritmo, en este su segundo día  vemos a Rafael que le sale humo de la cabeza con tanto “parloteo” en francés de la Francia dulcificado por el acento beninés, pero que no por ello deja de calentarle los cascos a nuestro sufrido misionero, más cuando todo el día el tema de estudio y trabajo de esta asamblea jira sobre los sacramentos y en concreto centrado en el matrimonio y el derecho canónico.

La casuística es abundante en este tema y hay mucho que hablar y perfilar para trabajar en unión unos con otros. El repaso del derecho canónico y la experiencia de las parroquias en la zona van desgranado caso tras caso para adoptar criterios comunes. ¡Como para no calentársele a uno la cabeza! 

Los más frescos: Beatriz y Luis Ángel siguen con su excursión por el Atacorá. Hoy de buena mañana visitan el Hospital de San Juan de Dios  en Tangueta. La perspectiva de enfermos que se avecina con la temporada del comienzo de los trabajos del campo en la época lluviosa es seria. Las hermanas y el personal del hospital ya hacen su preparativos: personal, banco de sangre para la anemias fuertes, previsión de víveres para los niños…

Terminada la visita se fueron a la cascada de Tangou donde allí comieron y regresaron a casa donde les esperaban el resto de la comunidad para ir a cenar “a cargo” del constructor que está construyendo la catedral de Natitingou. La invitación era para las hermanas de la Pequeña Familia, pero se extendió para los visitantes, así que con las mejores galas que metieron en sus mochilas se fueron de cena de gorrilla.

4 de mayo, miércoles

La Asamblea toca su tercer y último día. Por la mañana tiempo para la revisión del trabajo de las comisiones y dar las informaciones pertinentes de las actividades de esta fecha hasta la próxima asamblea de octubre. Se concretaron las fechas de confirmaciones en las distintas parroquias de la diócesis, se recordó las distintas actividades del verano: campamentos de jóvenes, de vocaciones, de seminaristas, de niños del Madeb… También se despidieron a los distintos agentes pastorales que dejan la diócesis: el sacerdote de la SMA Isidro Izquierdo partirá el año que viene a desempeñar su trabajo en el Níger, el Hermano Bles es destinado al Chat y el sacerdote Ange Marie regresa a su diócesis después de varios años trabajando en la diócesis de N’Dali.

La asamblea termina con la comida y Rafael y Juan Pablo toman la pista de Biro, para coger después la pista a Niki y de allí a Buka donde pasaran esa tarde y la noche a la espera del día siguiente para la ordenación de diácono de miembro de la Sma: Johonson.

Beatriz y Luis Ángel visitan esta mañana la ciudad de Natitingou junto con la compañía de Sor Rosario. La antigua catedral, la nueva en construcción, visitar un colegio bilingüe de unas religiosas nigerianas, la visita a la librería del obispado casi les llevó toda la mañana. También estuvieron un buen rato casi refugiados en un bar, ya que había una manifestación pacífica y autorizada para reclamar al gobierno distintas infraestructuras para la cuidad y como en todos los sitios de la tierra siempre hay algún alterado o mejor dicho “un follonero” que aprovechando la circunstancia da rienda suelta a sus caprichosas mañanas creando la confusión y el desorden de lo que era ordenado y pacífico. Menos mal que los disturbios fueron enseguida calmados y todo siguió en su justa medida.

Esa misma tarde regresaron a Fô Bouré para descansar y prepararse para el día siguiente que irían a la ordenación del diácono.

5 de mayo, jueves

A las siete de la mañana Luis Ángel y Beatriz salen de casa camino a Kalalé para asistir a la ordenación del diácono. Tres horas de camino hasta llegar a destino. La primera escala es en Bembereké allí dejan a Alejandro la guitarra de Rafael, para que la lleve en su coche más espacioso. Rafael con su guitarra y Saturnino con su saxofón prometieron animar la sobremesa de este gran día. La siguiente escala Buka para juntarse con el resto del equipo para seguir camino hasta Kalalé, pero ya habían salido, así que “carretera y manta” (sin carretera pues fue todo pista y sin manta que no les hizo falta en todo el día con una temperatura que superó sin duda los 38 grados).

La ceremonia comenzó entrono a las 10 de la mañana, como estaba prevista y no fue excesivamente larga. Fue una ceremonia sencilla con la participación de toda la comunidad de Kalalé. El Obispo predicó de una manera realmente acertada insistiendo en la labor del servicio y la entrega a Dios. El ordenando contento y todos los que allí se dieron cita compartieron de su alegría.

La acogida por parte de la parroquia fue espléndida, no falto la bebida fresca y una comida sencilla pero abundante y la sobremesa no defraudo con la orquesta improvisada de Saturnino al saxofón y Rafael a la guitarra.

Mientras la sobremesa la gente fue despidiéndose del ordenando y de los asistentes para volver a sus casas.

Juan Pablo, Luis Ángel y Beatriz salieron sobre las cinco de la tarde dejando a Rafael en Kalalé ya que iría esa misma tarde a Bembereké para aprovechar el último día de la semana para su estudio de bariba.

6 de mayo, viernes

A Rafael lo tenemos este día en Bembereké en su estudio del bariba y por la tarde aprovechará con Alejandro, o mejor dicho Alejandro de Rafael, para solucionar algún problema informático.

Juan Pablo pasa toda la mañana en la carpintería cambiando la bobina de la sierra que se quemó días atrás cuando el carpintero estaba reglando la sierra. Luis Ángel comienza a poner al día las cuentas del mes pasado, mientras Beatriz pasa la mañana de limpiezas y sus cosas.

Luis Ángel acompañado de Beatriz, a la tarde y según el programa, se fueron a Nareru Fô Buko para la celebración de la Eucaristía. Un buen grupo de gente donde la crías bailaron en la celebración al son de los cantos litúrgicos. Al regreso encontraron a Juan Pablo reunido con un grupo de matrimonios.

En esa tarde aún hubo tiempo de un paseo.

7 de mayo, sábado

Parece  que los sábado se hace ya como constante los trabajos en el pantano. Hoy la expedición se amplia. Rafael, a la cabeza, Juan Pablo, Beatriz, Jean y un buen número de mujeres parte para la explotación de horticultura pertrechados de puntas y martillos o objetos contundentes para construir la cerca que impida a las vacas invadir las plantaciones.

Pasaron toda la mañana y buena parte de la tarde para casi finalizar la labor, aún queda por hacer, pero con el trabajo de este día impedirán que las vacas echen por tierra toda una labor.

Luis Ángel continuó su trabajo en casa todo el día hasta el final de la tarde que en moto se acercó con Beatriz a ver la evolución de los trabajos en el pantano y visitar un campamento peel.

Regreso de todo el mundo a casa y antes de la cena se dieron cuenta que no tenían agua en la misión.

Después de la cena Juan Pablo llevó el grupo electrógeno a la toma de agua de la casa de las monjas que suministra agua a la misión para bombear agua al depósito.

8 de mayo, Domingo

No hay agua en la misión, hay algún problema en las tuberías o en los grifos de la misión. Juan Pablo el más madrugador deja en la puerta de cada habitación un cubo de agua para el aseo de la mañana.

El desayuno y la preparación para ir a los pueblos. Rafael a Yara y Sekere, Luis Ángel acompañado de Beatriz a Yâro y Sinandé y Juan Pablo en Fô Bouré y Sakaru. La asistencia a las celebraciones del domingo son realmente considerables, a pesar del pequeño descontrol causado por el nuevo programa que ha trastocado un poco los horarios y la gente no esta aún acostumbrada.

Juan Pablo aprovecha que termina pronto para solucionar el problema del agua. Resultó ser que la manguera del jardín estaba rota y se salía el agua y con la humedad de la lluvia de la noche no fueron capaces de darse cuenta de la fuga.

Comida, un poco de sobremesa y descanso hasta que uno a uno fue saliendo de su cuarto. Aprovecharon un poco la tarde del domingo: ultimando los libros de catolicidad de los nuevos bautizados, enviar correos a los amigos, hacer los deberes de bariba para el día siguiente, un paseito y ver a los niños en catequesis…

Hora de preparar la cena de dar partido de ella y de descansar para esperar una nueva semana.

9 de mayo, lunes

Todo lo que empieza acaba. A Beatriz le toca contar sus últimas horas en Fô Bouré ya que mañana saldrán camino de Cotonou donde cojera el avión. Ha sido casi un mes que seguro que guardará un buen recuerdo de la misión, de sus gentes y sus vidas.

El día tranquilo. Juan Pablo y Luis Ángel a sus labores en casa, poniendo al día distintas tareas de despacho, atender a la gente que viene pidiendo alguna cosa, supervisar la carpintería que les da más que un quebranto de cabeza.

Beatriz haciendo la maleta de partida y rascando unos minutos al día para sus últimos paseos por el pueblo.

A Rafael lo tenemos hoy en Bembereké que ha decidido ir par aprovechar, al menos un día, para su estudio de bariba. Regresará a la tarde.

A la tarde el mismo ritmo que la mañana, trabajo en casa. Luis Ángel, un poco antes de la Eucaristía de la tarde que presidirá  Juan Pablo en Fô Bouré, va a Sakaru para dar algún medicamento a la mujer de Yosefu, uno de los catequistas.

Cena, un poco de tertulia y atender las visitas que vienen esa noche, y de seguido a la cama para descansar para el viaje del día de mañana.

A las once y media de la noche se oyen en la misión los gritos de auxilio.

–       Faaba, faaba, faaba Juan Pablo (auxilio, auxilio, auxilio Juan Pablo)

–       ¿qué ocurre?

–       Una mujer de casa que se ha caído al pozo.

–       ¿en la noche?

–       Si. No sabemos que ha pasado.

–       ¿Dónde ha sido?

–       En el pozo que está junto a la toma de agua del pueblo.

–       Voy en enseguida. Cojo el coche y la escalera.

Y ahí vemos a Juan Pablo llegar al pozo donde un buen grupo de gente intenta ya rescatar a la mujer con una escalera que han hecho descender pero que no alcanza el brocal del pozo. Juan Pablo une su escalera a la que allí estaba y baja en busca de la mujer. Un joven está ya dentro atendiendo a la mujer que está viva pero muy aturdida. Logran sacarla de pozo.

No podemos dar más información, por no tenerla, y hablar es simplemente hacer conjeturas que con la mayor probabilidad no se ajusten a la verdad, una verdad que quién sabe si algún día se sabrá.

10 de mayo, martes

A las siete de la mañana estaba programada la salida hacia Cotonou, Beatriz cogerá el avión al día siguiente y como de costumbre los misioneros bajan con un día de antelación previendo los distintos contratiempos de un viaje largo y pesado de casi los 600 kilómetros.

Justo en medio del patio de la misión, cuando ya salían de viaje, una comitiva viene a saludar a Juan Pablo por ayudar al rescate de la mujer. Parece que ha descansado y que está bien.

A siete kilómetros, justo cuando llegaban a Tumé, Rafael pregunta: “¿No hará falta el pasaporte para recoger la Carta de Residencia, verdad? ¡Eg ke! me lo he olvidado”. La respuesta es muy significativa, Luis Ángel da media vuelta camino de casa en busca del pasaporte.

El viaje por lo demás sin ningún otro inconveniente. En Parakou reponer gasoil, en Dassa la tortilla y cambio de chofer.

Llegan a Cotonou y van directamente a la Ciudad de los Artesanos para comer. Antes de comer Juan Pablo llama por teléfono a Wisan un mecánico para dejarle unos inyectores de uno de los generadores de la misión, también llama a Hermione la secretaria del viceconsulado para quedar y recoger la Carta de Residencia de Rafael.

Después de comer Juan Pablo y Rafael van en busca de la Carta de Residencia y Luis Ángel y Beatriz pasean por Ciudad de los artesanos y hacen alguna compra.

Al hotel ducha y prepararse para ir a cenar a casa de Inma y Florant. Un buen rato en compañía de amigos y despedidas, al día siguiente esperan varia cosas para hacer y el cansancio llama al reposo.

11 de mayo, miércoles

Por la mañana fueron a un  Centro de Análisis Clínicos que la Diócesis de Cotonou tiene y que lo dirigen la Hermanas del Padre Pío (congregación beninesa). El motivo: Rafael quería hacer se análisis para llevar su control (“Más vale prevenir que curar”). De ahí a desayunar en la cafetería del Hotel del Lago y con las fuerzas repuestas a continuar con la jornada.

Comprar el retrovisor y el piloto trasero de la Toyota que estaban rotos, cambiar dinero, facturar las maletas de Beatriz lo hicieron casi en un tiempo record y tomaron “La ruta de los pescadores” que les llevó hasta Ouidah.

En Ouidah se dieron un baño en el Océano Atlántico y comieron al borde de la playa.

Seguido visitaron la Puerta del Jubileo de la llegada de los primeros misioneros al Benín y la Puerta del No Retorno. El la ciudad visitaron la Catedral y saludaron a los sacerdotes y donde vieron una exposición con motivo de los 150 años de la Evangelización en el Benin. Rafael y Beatriz  visitaron el Templo Pitón mientras Juan Pablo y Luis Ángel se quedaban fuera tomando un poco el aire. Luis Ángel a media tarde comenzó con la fiebre. Paludismo una infección ¿quién sabe? El caso que este chico no levanta cabeza.

De ahí al hotel para descansar un poco tomar una ducha y Beatriz a prepararse para coger el avión.

Antes de despedir a Beatriz en el aeropuerto quedaron para tomar una cerveza con Alfonso un español, director de una fabrica de cemento de capital holandés,  que Luis Ángel conoció en Cotonou.

También se dieron cita, para cenar, con Saturnino e Isidro dos misioneros de la SMA que desempeñan su labor en la diócesis de N’Dali y que estaban en Cotonuo para la celebración del funeral de la madre del Obispo de la Diócesis.

Cenaron y acercaron a Beatriz al aeropuerto para su regreso a casa.

Después de un mes seguro que Beatriz se lleva de la misión un buen recuerdo y mil cosas por contar.

12 de mayo, jueves

Otra visita al centro de análisis, esta vez para Luis Ángel, resultado: Ni paludismo, ni infección, será cansancio o un golpe de calor.

Este día viene marcado por los actos del funeral de la madre del Obispo de la Diócesis. La primera cita es en una de las capillas mortuorias de la Iglesia de San Miguel donde se celebrará el funeral. Allí se dieron cita casi todos los agentes de pastoral de la diócesis: sacerdotes, religiosas y religiosos, rezaron juntos el oficio de difuntos y seguido acompañaron el féretro hasta la Iglesia para la celebración del funeral.

El funeral fue presidido por el Nuncio Apostólico en el Benin y acompañados por cinco obispos y por unos setenta sacerdotes.

La celebración fue sencilla y emotiva. En el momento del responso todos los agentes de pastoral de la diócesis de N’Dali rodearon el féretro mientras se interpretaba en lengua bariba las alabanzas a la difunta. El canto los hizo un catequista de la parroquia de Niki.

Terminado el funeral, la familia del obispo invitó a un pequeño refrigerio para los sacerdotes y religiosas que asistieron al funeral.

Estando en este refrigerio el Obispo llamó al vicario general para comunicarle el deseo de que todos sus agentes de pastoral irían a su casa donde se estaba celebrando los festejos oficiales del funeral.

Allí se encontraron con los Guasangaris con sus caballos (de la tradición bariba) haciendo la carrera  típica de demostración de fuerza y control de los animales preparados para la guerra. Estos venían de Bembereké por la amistad de un hermano del obispo destinado durante varios años en el colegio militar de Bembereke.

El obispo les ofreció la comida y agradeció el esfuerzo del desplazamiento para acompañarle a el y su familia en este día.

Después de esto se fueron hacer las últimas compras y por la tarde todos los sacerdotes de la diócesis quedaron para cenar y después de la cena a descansar ya que el día siguiente sería el regreso a casa.

13 de mayo, viernes

A las seis de la mañana Luis Ángel y Juan Pablo salen hacia casa en el Estadio de la Amistad recogerán a Renet (vicario parroquial de la catedral de N’Dali) que harán el viaje juntos. Rafael sale más tarde acompañando a Alejandro de Bembereke para repartirse la conducción.

El camino sin imprevistos con las paradas típicas de compra de fruta, la tortilla a medio camino.

Luis y Juan Pablo hacen alguna compra en Parakou y comen.  Rafael y Alejandro llegan un poco más tarde, intercambio de maletas y el último trayecto hasta casa los tres misioneros juntos acompañados de Renet, que lo dejarían en N’Dali.

Al llegar a casa toca descargar el coche y dejarlo preparado para el día siguiente que celebrarán la primera fiesta de los niños del sector de la parroquia de la zona de Sinandé. Con la megafonía móvil montada en el coche y los inyectores del generador colocados por Jean y Juan Pablo los misioneros pudieron darse una ducha y prepararse para la cena y el descanso merecido. Luis Ángel se va al campamento peel.

14 de mayo, sábado

Un niño, y otro, y otro… así hasta los quinientos y tantos. La fiesta de los niños siempre son masivas y agotadoras.

La fiesta se paso según el programa:

–       acogida por parte de los anfitriones de Sekeré en la explanada del colegio. Según van llegando los pueblos se suman al círculo de cantos de animación.

–       Una veces que todos los pueblos se hacen presentes se les distribuye “el Koko” (una papilla de mijo). Mientras los otros siguen cantando esperando su turno.

–       Una breve oración terminada la distribución del koko.

–       Marcha hacia la explanada de la capilla, durante el camino cantos y tres paradas para hacer tres pequeñas obrillas de teatro, una al comienzo, en medio del trayecto y a la llegada.

–       Se sigue la animación con cantos y bailes mientras se va llamando a los distintos pueblos para darles la comida.

–       Después de la comida la catequesis. Este año haciendo referencia al plan pastoral de la diócesis que se ha tratado los sacramentos.

–       Seguido la Eucaristía.

–       Y la despedida.

Terminada la fiesta toca el regreso a casa, el desmontaje de la megafonía y el descanso merecido para coger fuerzas para el día siguiente.

15 de mayo, Domingo

Cuarto Domingo de Pascua, día del Buen Pastor y celebración en el Benin de la jornada por las vocaciones.

En esta jornada la diócesis tiene organizada un permuta de los agentes de pastoral para dar el testimonio de su vocación y así celebrar de un modo más visible esta jornada. La permuta de la parroquia de Fô Bouré se hace con la parroquia de Ina.

Juan Pablo con una religiosa de la comunidad de Fô Bouré y con otra de la comunidad de Sinandé van a Ina y a Fô Bouré vinieron el padre franciscano Raul (benines) y una religiosa de Ina (india). Raúl celebro la Eucaristía de Fô Buoré y después celebró en Siki y terminada esta última misa tuvo un encuentro con los jóvenes de la comunidad para hablar un poco más de la vocación. Lo mismo hizo la religiosa en Fô Bouré.

Luis Ángel celebró en Diadia y seguido en Sinandé donde se celebraba la fiesta. El día anterior tuvieron juegos y una pequeña tómbola.

Rafael celebró en Moosi y Boru Boru, al terminar ya en casa preparó para comer.

Después de la comida el Padre Raúl y la religiosa de Ina acompañada por la superiora de la comunidad de religiosas de Fô Bouré tuvieron con un grupo de jóvenes un encuentro vocacional.

Juan Pablo celebró también en dos pueblos de la parroquia de Ina acompañado de  dos religiosas. Por la tarde también tuvieron un recuentro con jóvenes de la parroquia para intercambiar testimonios en torno a la vocación.

Al final del día cambio de impresiones de la jornada en la sobremesa y descanso en espera de una nueva semana, que como siempre, en el Objetivo Discreto,  os iremos contando.

16 de mayo, lunes

Hoy están los tres misioneros en casa. Toda la mañana la pasan cada uno en sus trabajos de despacho o de estudio. Nada a reseñar de la mañana.

A la tarde, junto con dos religiosas de la Comunidad de Oblatas de Fô Bouré van a Sinandé. Allí en la parroquia celebraron una Eucaristía por los padres de Sor Agnes, religiosa Dominica de la Anunciata en Sinandé. En escaso un mes esta religiosa ha perdido a sus padres, primero falleció su padre y recientemente su madre. Al funeral se sumaron sus hermanas de la comunidad de Dominicas de Bembereke, así como un hermano de María Inmaculada, dos religiosas de las Hijas de María de Bembereké y Alejandro, párroco de Bembereké.

Tras la misa un pequeño refrigerio y convivencia y el regreso de cada uno a su casa.

17 de mayo, martes

Sin faltar a la cita Rafael sale de mañana hacia Bembereké a sumergirse, más si cabe, en el estudio del batonu.

Juan Pablo y Luis Ángel en casa trabajando.

A la tarde Juan Pablo sale hacia Yara y Kparo para la Eucaristía y la catequesis en Yara mientras la celebración la lluvia, con violencia, hace su aparición. Allí tuvo que esperar casi hora y media antes de poder salir, Kparo se quedó sin catequesis.

Luis Ángel esta tarde comenzó con los preparativos para pintar la imagen de Santa Teresita para la Iglesia de Sonka.

18 de mayo, miércoles

Juan Pablo esta mañana va a N’Dali para una reunión del plan de pastoral. Luis Ángel en casa trabajando.

A la tarde toca ir a Gorobaani. Luis Ángel recoge en Siki a los catequistas Donné y Nestor para hacer las catequesis en Gorbaani y Ten Dora respectivamente. El camino comienza deteriorarse con las lluvias, de aquí a unos meses, cuando las lluvias estén en pleno apogeo, será imposible llegar a  Gorobaani en coche y con moto con mucha dificultad.

Juan Pablo fue a Seeru y Sonka para las catequesis. En Sonka los trabajos de la Iglesia se han retomado a buen ritmo.

19 de mayo, jueves

Hoy es un día que guardarán en la memoria nuestros misioneros. Un día donde en el recuerdo hallaran la sombra, y nunca mejor dicho, de sus buenos momentos bajo su ficus.

La mañana de trabajo tranquilo en los despachos no presagiaba la catástrofe que se avecinaría a la tarde.  Ya durante la comida y el pequeño descanso de la sobremesa el astro anunciaba lluvias.

Juan Pablo, según programa, salió para la catequesis en Diidi y la Eucaristía en Guesubaani. La amenaza de la lluvia le llevó a agilizar la catequesis y comenzar relativamente pronto la Eucaristía en Guesubaani, la lluvia se hizo presente.

Luis Ángel salió camino a Tumé para la catequesis. El cielo era de un color gris ceniza y la luminosidad del día descendia por momentos. En Tumé antes de la catequesis fue testigo del comienzo de la tormenta. Un fuerte viento se oía a lo lejos acercándose, instantes después la lluvia hizo su aparición sin cesar el viento, el tejado de chapa de zinc de la pequeña capilla quería desprenderse, el ruido era atronador. La lluvia cesó ya que el viento la desplazó hacia Fô Bouré. Fin de la catequesis y regreso a casa.

En casa encuentró a Jean Paul en el comedor achicando agua. El comedor completamente inundado, el agua entró por las ventanas. Pero aún no se percataron de la tragedia.

El gran árbol del patio de las habitaciones cayó por la fuerza del viento, descansando su tupido forraje sobre el muro y los despachos. Un ficus de 24 años de edad, de unos 10 metros de altura, de casi uno metro y medio de diámetro, arrancado de cuajo. Gracias a Dios no hubo que lamentar desgracias, únicamente  el destrozo de varias chapas de zinc de los despachos y el muro un poco dañado, pero lo que sí lamentan nuestros misioneros es la sombra que este árbol daba a sus habitaciones y al rincón de recreo de su patio. Este árbol hacia más liviano el calor y bajo sus hojas, al abrigo de su sombra, se leía, se pintaba, se dormía, se charlaba, se estaba bien, muy bien…

20 de mayo, viernes

De buena mañana Luis Ángel salió para Parakou, su objetivo entrevistarse con Lazare, coordinador de la Fundación Liliane, para que le explicase los nuevos formularios para solicitar la ayuda a esta Fundación que apoya a los niños inválidos. En la parroquia gracias a esta Fundación han ayudado ya a mas de un centenar de niños.

En Parakou aprovecha para comprar un paquete de chapas de zinc para reparar los despachos. Regreso para las dos y media de la tarde.

Juan Pablo con Jean y un grupo de mujeres empiezan la triste tarea de “desmochar” el ficus.

Después de la siesta el ruido del tronzador hace más doloroso la despedida del árbol. No somos ningún Gerardo Diego para componer un poema como este hizo del ciprés de Santo Domingo de Silos, pero no menos sentimientos, junto a nuestros misioneros, nos invaden para componerle una sentida despedida.

Minutos antes de que Luis Ángel saliera para Sakaru para la celebración de la Eucaristía, Rafael llegó de Bembereké y se unió al duelo de la despedida sacando ramas y troncos que el tronzado iba haciendo y sirviendo como auténticas reliquias.

Cena, y descanso para el día de mañana.

Luis Ángel va al campamento peel.

21 de mayo, sábado

Hoy celebraron el segundo encuentro de niños. Toca el secto de Fô Bouré y se celebró en Siki.

Luis Ángel y Rafael montan la megafonía en el coche haciendo tiempo a que los niños vayan llegando a Siki.

Los primeros problemas de la jornada aparecen. Los niños de Seeru y Sonka esperan a los misioneros para que les lleven a Siki, la negativa de esto es rotunda: “ya dijimos en la reunión de buscar un camión y que no sería una labor de los curas sino de los catequistas que os debías de coordinar”. A los pocos minutos consiguieron un camión y no faltaron a la cita.

El programa de la jornada el mismo que el de la semana pasada.

La acogida por parte de la comunidad de Siki no defraudo.

Los niños fueron un poco menos numerosos que el encuentro anterior, pero si constataron que los niños eran más pequeños.

22 de mayo, Domingo

Domingo sexto de Pascua. Luis Ángel celebra en Fô Bouré y en Nareru-Fô Buko. Rafael en Yâro y Sinandé y Juan Pablo en Bukuro y Kosia.

Alejandro vino a comer y después de la comida un buen rato de tertulia, casi a las cinco y media de la tarde cuando Alejandro se despidió. Luis Ángel saldría una hora más tarde hacia Bembereké para regresar el lunes a la tarde.

Juan Pablo y Rafael se pasearon por el pueblo haciendo visitas  en la casas de los recién nacidos.

Una jornada más y una semana más que cae del calendario cuando al final de día vuelve a soplar el viento y amenaza la lluvia.

23 de mayo, lunes

Otra semana más que sumar a nuestra crónica. A Luis Ángel lo tenemos en Bembereké acompañando un poco a Alejandro y cambiando de aires, regresará esa misma tarde.

Juan Pablo y Rafael en casa la mañana aprovechando el tiempo para rematar alguna cosa pendiente.

A media mañana reciben una llamada de teléfono, en ella les comunican que el viento a levantado la mitad del tejado de la iglesia de Sinandé.

A la tarde se acercan a Sinandé para ver el destrozo.

El viento de este año se está cebando con la parroquia.

24 de mayo, martes

Rafael no va a Bembereke esta mañana, su profesor tiene una reunión a nivel diocesano y no puede atenderle, así que en casa repasa su cuaderno y aprovecha para contestar correos y poner al día su Blog.

Un buen grupo de hombres van al pantano de Fô Bouré para reparar alguna fisura en el dique que el agua de la estación de lluvias del año pasado hizo. Rafael y Juan Pablo se suman a los trabajos que duraron casi toda la mañana. Luis Ángel por su parte en casa a sus labores, no falta  gente que viene al despacho por distintos motivos y entre ellos el saludar.

A la tarde toco ir a Moosi. Será Juan Pablo quien celebró y después de la celebración congregó al pueblo para hacer una reunión de cara al proyecto de captación y abastecimiento de agua en este pueblo aprovado por Manos Unidas.

Luis Ángel y Rafael salen en bicicleta también camino de Moosi. No son poco “cucos” , si les fallan las fuerzas o tienen algún percance con las bicicletas Juan Pablo pude hacer de coche escoba y llevarlos a la misión. Hemos de decir que no hicieron uso del coche escoba y a pesar de salir a las 5’30 de la tarde con 35 grados de temperatura hicieron sus 15 kilómetros de ida con sus 15 de vuelta como auténticos profesionales del pedal.

La cena, la tertulia y el descanso.

25 de mayo, miércoles

A las siete de la mañana Juan Pablo celebra en Siki la Eucaristía, Rafael la celebrará a la misma hora en Fô Bouré, Luis Ángel alarga un poco más el sueño ya que celebrará a la tarde en Dia-dia.

Rafael coge el coche camino de Bembereké para sus clases.

Luis Ángel esta mañana comienza a pintar, ya en serio, el cuadro para la iglesia de Sonka, a la Santa, la Teresita.

Juan Pablo comienza a echar humo redactando el proyecto para Manos Unidas sobre la Animación Femenina que han decidido los misioneros  presentarlo como parroquia . Por la tarde seguirá con esta tarea y sacará un tiempo para visitar algunas gentes del pueblo.

Luis Ángel fue a la catequesis a Wari, un buen grupo y de seguido a celebrar la Eucaristía en Dia-dia. Allí se encontró con la sorpresa anunciada de la presencia de Sor Encarna, actualmente vicaria de las religiosas dominicas en África y que estuvo  unos cuantos años en Bembereké.

 

26 de mayo, jueves

La mañana Luis Ángel en casa en su despacho.

Juan Pablo a media mañana sale para Sinandé. Va a ver la situación de la iglesia y pasar un rato con Sor Encarna y las demás religiosas Dominicas de la Anunciata.

A la hora de comer el astro comienza a oscurecerse y la amenaza de lluvia desencadena en un pequeño diluvio con fuerte viento durará casi toda la tarde cesando minutos antes de la Adoración y la celebración de la Eucaristía que hizo Luis Ángel.

Juan Pablo dejo de ir a Buro sospechando que el camino sería intransitable y que la gente estaría en casa a buen resguardo. En Yâro, que fue para la celebración de la Eucaristía, se encontró con la sorpresa del gran árbol que había al lado del apatán por el suelo consecuencia del viento de esa misma tarde. Reír por no llorar.

27 de mayo, viernes

Juan Pablo, a la mañana, celebra en  Fô Bouré y durante toda la mañana última el proyecto de Animación Femenina a presentar a Manos Unidas.

Luis Ángel después del desayuno sale para Dougagoungou para visitar a una niña enferma que le han avisado, un paludismo que si siguen bien el tratamiento y la cría no deja de comer no será nada. Regresa y aprovecha la mañana en el despacho.

Después de comer Luis Ángel se mete a organizar un poco la despensa, ardua tarea.

A media tarde Rafael llega a casa dejando la “el colegio mayor de Bembereké”, en ese momento, tanto Luis Ángel como Juan Pablo se disponían a partir para la pastoral.

Juan Pablo hizo la catequesis en Gamagui y les animó a participar en el encuentro anual de los cristianos gandos del día siguiente en Boru-Boru.

Luis Ángel fue a celebrar a la casa de las religiosas de Sinandé. En Siki Gando recogió a un grupo de mujeres que iban de refuerzo para la preparación del encuentro anual de los cristianos gandos. Regreso casi para la hora de cenar, y una vez cenado salió para el campamento peel, hoy estrenaría definitivamente su choza.

Rafael y Juan Pablo salieron de paseo por el pueblo antes de acostarse.

28 de mayo, sábado

El día amaneció con la lluvia y casi toda la mañana no dejó de llover retrasando la salida para el Encuentro anual de los cristianos gandos. Este es un encuentro que se hace en tono festivo para reunir a todos los cristianos y simpatizantes de lengua funfulde (el peel), para darles ánimos y ver que no están solos como cristianos.

La mayoría que participan son de la étinia gando pero van sumándose algún que otro peel, señal que el mensaje del evangelio va pasando tímidamente entre esta gente tan variopinta.

Salieron casi a las doce del medio día, cuando la lluvia ceso y Juan Pablo termino la reunión con las animadoras de Proyecto de animación femenina.

Jean salio un poco antes para recoger a la gente de Yâro, Luis Ángel y Rafael cogieron en el coche a la gente de Buetere y Juan Pablo en Siki recogio a la gente de Gamagui.

Todos se dieron cita en Boro-Boru donde un buen grupo de gente les esperaba entre cánticos y bailes animados por los niños. Momento de saludos de comentar la lluvia y seguido el reparto del koko para pequeños y grandes, seguido la celebración de la Eucaristía con la homilía compartida, más bailes y cantos, comida y más bailes y cantos para finalizar con un tiempo de presentarse cada comunidad, los que son cuantos bautizados hay y un poco su historia y a final una oración a la Virgen.

Los tres coches volvieron hacer de taxistas esta vez algún pueblo más ya que mucha gente vino andando.

De regreso a casa un poco de descanso y preparar la celebración del domingo y aún sacaron tiempo para ir a visitar el pantano de Fô Buoré ya que en estos últimos días con las lluvias casi ya está lleno otra vez.

La final de campeones también se siguió.

29 de mayo, Domingo

Rafael celebra este domingo en Kosia y Siki. La asistencia es menos numerosa, la lluvia ha hecho su aparición y los paisanos van al campo.

Juan Pablo va a Guesubaani y Sinandé. La pista de Guesubaani tiene cuatro cortes causados por las lluvias de  estos día a trás. Em Sinandé al final de la Eucaristía propone hacer cotizaciones para el arreglo del tejado de la capilla.

Sor Dominica va a Fô Bouré comerá con los misioneros y a la trade Luis Ángel la llevó a Bembereké, al día siguiente saldría para Cotonou con sor Encarna.

Luis Ángel celebra en Fô Bouré y en Kokabo, la sisitencia a la celebración también a disminuido en estos dos pueblos.

Comida y tertulia con Sor Dominica.

Antes de la siesta un grupo del “cuerpo de la paz” en bicicleta llegan a la misión descansando bajo la sombra del árbol a la entrada de la misión, Rafael con su dominio del ingles les acoge y les da conversación mientras estos gestionan el taxis que les llevará a Parakou después de su marcha de sensibilización de la planificación familiar. Juan Pablo se unió al grupo.

“El cuerpo de la paz”, a grandes rasgos,  son universitarios americanos que su gobierno los beca para hacer un tiempo, dos años, en otros países haciendo un trabajo para la comunidad, generalmente apoyo en los institutos.

Después de la siesta Luis Ángel lleva a Sor Dominica a Bembereké, regresará un poco antes de la cena.

Esto es lo que dio  esta semana, aquí seguiremos comentando la vida de estos misioneros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: