Enero 2011

1 de enero 2011

Dejaron el año 2010 tomando las pasas, allí no consiguieron esas uvas blancas tan codiciadas de fin de año. No estuvieron solos, les acompaño Alejandro, el misionero de la diócesis de Oviedo que vive en la parroquia de al lado, con él fueron Conchita, Pilar, Marcia y su mujer Mariajosé, unos asturianos que visitaron a Alejandro durante las Navidades.

Luis Ángel celebro el día de año Nuevo, la fiesta de Nuestra Madre de Dios, en Fô Bouré  y Juan Pablo y los asturianos en Sinandé. Después de las liturgias se reunieron en la casa de la comunidad de Religiosas de las Dominicas y allí compartieron la mesa y la fiesta del año que comenzó

Por la tarde regresaron a casa. Y al final de la tarde la familia Carme Molinos llegaron a Fô Bouré. Un matrimonio de cooperantes que trabajan en el Benin con su familia, el francés: François y ella, Eva, española de Castellón de la Plana.

Rompieron la paz de célibes con la tropa de sus cuatro hijos: Cloé, Johan, Pablo y el pequeño Marcos. Estuvieron con ellos hasta el día tres. Gozaron con los pequeños escuchándolos hablar en francés y en español.

Familia Carme- MolinosEl pequeño Marcos, François, Eva, Pablo Johan y Cloé

2 de enero día de la Epifanía.

Como domingo Juan Pablo y Luis Ángel salieron a los pueblos a celebrar la Eucaristía. En este día se celebra la fiesta de la Epifanía, se sigue el calendario litúrgico francés, celebrando el día de Reyes el domingo siguiente al primer día de enero.

La familia Carme – Molinos  acompañó a Luis Ángel al pueblo de Kokabo donde su iglesia está dedicada a la Epifanía y donde bautizaron a cuatro niños.

3 – 5 de enero

Desde el domingo por la tarde fueron llegando los catecúmenos de la primera etapa a la misión para asistir a tres días de formación y retiro de cara a la celebración de su primer paso en el catecumenado.

La reunión de las etapas comenzó con la participación de 156 personas venidas de todos los pueblos de la parroquia. La animación de la sesiones la hicieron dos catequistas.

El día 3 a media mañana salieron camino de Cotonou la Familia Carme – Molinos.

Juan Pablo y Luis Ángel siguieron el ritmo de visita a los pueblos.

6 – 8 de enero

La sesión de la primera etapa termino el miércoles después de la comida y ese mismo miércoles comenzó el goteo de gente para la segunda sesión del catecumenado. Esta vez llegaron a juntarse 147 personas. Terminarían el sábado después de la comida.

8-9 de enero

En este domingo las misas fueron en los pueblos de : Sakaru, Fô Bouré, Siki donde celebró Juan Pablo. Yara y Sekere se quedaron sin eucaristía ya que Luis Ángel se puso malo y no salió a los pueblos.

10 – 12 enero.

Esto tres días estuvieron marcados por la venida de Rafael Quiros, tercer sacerdote que se suma al equipo de la misión.

El lunes 10 salieron de buena mañana hacia Cotonou, les acompaña la Hermana Dominica con la intención de renovar su tarjeta de residencia, ellos también aprovecharon para poner sus papeles en regla.

Llegaron a Cotonuo después de ocho horas de viaje, comieron y descansaron durante la tarde hasta la hora de cenar que fueron a la casa de la familia Carme –Molinos, allí les esperaban a cenar, una cena casera, toda la tropa. Después de cenar compartieron con la familia un rato de oración realmente simpático y enriquecedor, así como una sobremesa de mayores.

El día 11 presentaron sus papeles en la oficina de emigración, hicieron compras, cambiaron las ruedas al coche y se prepararon  para la llegada de su nuevo compañero: Rafael.

Rafael Quiros es de la Diócesis de Barbastro – Monzón y viene a formar parte de la misión. La misión pasa de ser diocesana a interdiocesana. Calahorra y Barbastro abren camino a un nuevo modelo de misión.

A la noche en el aeropuerto coincidieron con Isidro Izquierdo, misionero de la Sociedad Misionera  Africana, un extremeño de la diócesis de Plasencia que esperaba a su Delegado de misiones que venia en el mismo vuelo que Rafael.

Recibieron a Rafael, el tercero en el equipo, con alegría y a Julián, el delegado de misión de Plasencia y salieron a cenar después de tramitar la reclamación de la maleta perdida de Rafael.

Cenaron en el socorrido restaurante Liviston y la tertulia se alargo bastante, sabiendo que al día siguiente les esperaba madrugar y unas cuantas horas de viaje.

El miércoles 12 salieron a las 6’30 de la mañana camino de Fô Bouré. El camino se hizo sin ningún contratiempo. Pararon en Bohicon a visitar unos descubrimientos arqueológicos del reinado de Abomey, otra parada fue en Sohue para comprar fruta y a medio viaje en Dasa un descanso con tortilla y bebida donde tomaron fuerzas hasta Parakou.  Comieron en Parakou e hicieron alguna gestión en el banco y compras de última hora entre las que compraron un teléfono móvil para Rafael. Después de comer continuaron viaje hacia casa.

Llegaron en torno a las seis de la tarde, y en el apatán de la misión esperaba un grupo de mujeres y niños para hacer el recibimiento de Rafael, “el nuevo fichaje”. Cantos, saludos, sonrisa y curiosidad fue la tónica del primer encuentro de esta gente con Rafael y de Rafael con esta gente.

Tras la bienvenida la instalación, la sopa de la tarde y el descanso merecido después del viaje.

13-15 de enero.

Durante estos tres días se  celebró la ultima sesión de los catecúmenos, la tercera etapa. Se juntaron 115 personas, muchos de ellos se bautizaran en Pascua.

Estas sesiones catecumenado son una serie de catequesis, oraciones, celebraciones y charlas de descubrimiento en el camino de la fe que van recorriendo. Son días de compartir y convivencia de verse las gentes de unos pueblos con otros, de animarse en su caminar de fe y pertenecida  a la Iglesia.


El viernes 14, el nuevo equipo misionero fue a Bembereke a la misión diocesana de Oviedo para felicitar y festejar los 60 años de Alejandro Catalina un castellano incardinado en la diócesis asturiana, allí degustaron un Ribera del Duero y un lomo de la tierra patria.

15-16 de enero

En este sábado y domingo se celebró las etapas de catecumenado para los alumnos. Las sesiones se celebraron en Yâro y Siki, en los dos sitios la asistencia fue masiva.

La misias del domingo Fô Bouré y Sinandé donde celebró Juan Pablo con Rafael aprovechando para darlo a conocer por las distintas comunidades. Luis Ángel fue a Moosi y Boroburo. Después de las celebraciones se dieron cita en Sinandé donde comieron en casa de las Dominicas. Tarde de descanso en espera de una nueva semana.

17 de enero, lunes.

En este día tuvo lugar la reunión de catequistas y presidentes de las distintas comunidades de la parroquia de Fô Bouré.

El orden del día fue el siguiente:

1-. Presentación de Rafael,

2-. Presentación de las cuentas del año 2010,

3-. Programa para el mes de enero,

4-. Celebración de la Eucaristía,

5-. Comida y vuelta a casa.

Presidentes y catequistas se presentaron a Rafael y manifestaron su alegría y agradecimiento por su decisión de trabajar y compartir la fe en la parroquia de Fô Bouré.

La Eucaristía fue de acción de gracias por la presencia de Rafael como nuevo sacerdote del equipo misionero y de un recuerdo sentido por el catequista peel David Yâno que falleció el 28 de diciembre del 2010. La pérdida de este único catequista peel deja un vacío en el camino de evangelización de la parroquia.

Este día tuvieron la visita del misionero de la SMA Isidro Izquierdo de la Parroquia de Buka y de su delegado de misiones de la Diócesis de Plasencia, Julián Martín Paniagua.

Tarde de charla y de descanso.

18 de enero, martes.

Juan Pablo, como miembro del Colegio de Consultores del Obispo de N’Dali, partió para Cotonou para acoger al Arzobispo de Tours (Francia) Monseñor Bernard Aubertin, que vino por dar un retiro a los sacerdotes de la Diócesis de N’Dali.

Rafael va haciéndose a su nuevo “habita”. Su cuerpo comienza a manifestar el cambio.

Por la tarde Luis Ángel y Rafael fueron a los pueblos de Kparo y Yara. En Kparo celebraron las etapas: cuatro catecúmenos en la primera etapa, dos en la segunda y uno en la tercera y en Yara la celebración de la Eucaristía y las etapas, catecúmenos un poco más numerosos que Kparo.

Regreso a casa, cena y Luis Ángel partió a un campamento peel por hablar con una pareja de jóvenes peel.

19 de enero, miércoles.

Un día normal donde la monotonía se rompió con la visita de los miembros de la Comisión de Vocaciones de la Diócesis. El  vicario parroquial de la catedral de N’Dali, un religioso franciscano de Ina y un hermano de África en Misión fue la representación que llegó a la parroquia. Luis Ángel les mostró las instalaciones y las posibilidades para hacer el campamento de vocaciones en Fô Bouré, quedaron satisfechos y decidieron que allí tendría lugar el campamento para el mes de febrero. Se quedaron a comer y seguido partieron a casa.

Por la tarde catequesis en Seeru y celebración de etapas en Sonka. En esta última comunidad de Sonka les peso no haber acogido a Rafael con algún presente, no sabían que se haría presente este día.

Poco a poco Rafael va conociendo las distintas comunidades y sus particuliaridades.

20 de enero, jueves.

Suero, arroz blanco caldoso y cama la mejor terapia para poner a punto las tripas. Rafael comenzó a cumplir estrictamente la terapia.

Mañana de trabajo en casa, interrumpido por las visitas de los distintos catequistas y presidentes de las comunidades que vinieron a consultarse con el oculista. Instalado en Parakuo, hacia expediciones a Fò Bouré para pasar consulta a las gentes y ahorrarles el dinero del desplazamiento hasta Parakou, una manera de hacer clientes pero también de facilitar una curación. Esta vez en torno a dos centenas son consultados, la mayoría pequeñas ulceras causadas por el polvo y muchas presbicia y miopía.

A la hora de la siesta llegó el nuevo generador de 45 CV que compraron para la misión. Después de hora y media, gracias a un nutrido grupo de voluntarios, descendieron el motor del camión y lo instalaron en el cuarto de motores. El electricista que vino con el motor hizo la instalación de la conexión mandando 380 voltios al tendido de la misión y pueblo. Resultado: lámparas y aparatos eléctricos quemados, ¡buen estreno!

En este momento a Luis Ángel mejor ni saludarle, dejemos que se duche y salga a Diidi para la catequesis y seguido a Guesubaani para la celebración de la Eucaristía junto con las etapas.

En Diidi se encontró con un pequeño grupo. La catequesis les invita a perdonar a los enemigos.

17 catecúmenos por la primera etapa, 21 por la segunda y 12 por la tercera en Guesubaani. Se comenzó la celebración con un poco de retraso y termino a las 20’30 h. Después de la celebración un matrimonio esperaba a  Luis Ángel para compartir un problema, la charla se alargo hasta las 22’30 h.

Una llamada de teléfono: “Rafael, perdona por no avisarte que me iba a retrasar, pensé que no había cogido el teléfono y ahora cuando entro en el coche lo he visto. Salgo ahora mismo de Guesubaani, en una hora estoy en casa. Tranquilo no me esperes vete a dormir”. Esto dio el día.

21 de enero, viernes.

Luis Ángel celebra la Eucaristía de la siete de la mañana en Fò Bouré, un pequeño grupo fiel a la cita.

Mañana de trabajo en casa.

Después de comer llegaron a casa Juan Pablo y el Arzobispo de Tours Monseñor Bernard. Saludos e instalación del invitado.

Rafael aunque un poco incomodo con sus tripas hace de anfitrión mientras Luis Ángel va a Sakaru por la celebración de la Eucaristía y las etapas y Juan Pablo comienza con la instalación eléctrica y distribución en la sala de motores,  dejará este  trabajo a la espera de un electricista de Calahorra que les visitará en breve y se une a Rafael y al Arzobispo para pasear por el pueblo.

De vuelta, Luis Ángel se prepara para ir al campamento peel, el resto cena y tertulia.


22 de enero, sábado.

Después del rezo de laudes por este particular coro canonical y que Luis Ángel regresara del campamento, el desayuno. Fue un desayuno pausado en compañía de las religiosas Sor Lucile y Sor Hugette  poniendo color y volumen desde el punto de la mañana.

Hubo tiempo durante la mañana de revisar la celebración de la tarde, así como un paseo hasta la casa de las religiosas y su centro nutricional para niños desnutridos. Después del obligado rito de acogida, de beber un vaso de agua en la casa, hubo un momento para el diálogo y la fraternidad y seguido visitaron el centro. Tanto Rafael como el Arzobispo quedaron impresionados con la visita al centro y del trabajo que las hermanas hacen en el silencio en medio de la sabana.

Comida y siesta a 32 grados de temperatura exterior. Finalizado el descanso se prepararon para las celebraciones. Rafael  y Juan Pablo formarían el primer equipo para celebrar en Yâro, el segundo equipo: el monseñor Bernard y Luis Ángel a Sinandé.

Dos celebraciones con bastante asistencia no solo por los catecúmenos que reciben alguna etapa sino también por los miembros de las distintas comunidades.

Regreso a casa, cena y una pequeña tertulia que cerro el día.


23 de enero, domingo.

A las 8’15 de la mañana Rafael y Luis Ángel salieron para los pueblo de Kosia y Bukuro para las celebraciones del domingo y las etapas. Las gentes de Kosia contentos de la celebración y de la presencia de Rafael entre ellos.

De Kosia a Bukuro para la segunda celebración de la mañana donde un buen grupo de niños animaban la espera con bailes y cantos. Eucaristía y celebración de etapas. El viaje, el calor y las celebraciones van haciendo mella en las fuerzas de estos aprendices de misioneros, pero no lo suficiente para que Rafael desistiera de bailar al final de la celebración.

Juan Pablo y el Arzobispo estuvieron celebrando en Fô Bouré. Ceremonia larga por el gran número de catecúmenos que recibieron las distintas etapas. Las tres horas de ceremonia hizo que Juan Pablo dejara de ir a Nareru-Fô Buko por la segunda misa del domingo, el catequista dirigió la oración dominical.

Sin perder las buenas costumbres, tras la comida la siesta. Rafael y Luis Ángel repuestos y en forma salieron por primera vez juntos en bicicleta. Un paseo de unos 15 kilómetros excasos: Fô Bouré- campamento peel de Dougagoungou – campamento gando de Buetere – Fô Buré – Sakaru y regreso a Fô-Bouré.

Juan Pablo fue a los pueblos de Tumé y Kokabo para organizar la instalación de las distintas fuentes de los proyectos de agua que la misión esta realizando.

Monseñor Bernard, descanso y perfiló las charlas que daría en el retiro para los sacerdotes de la Diócesis.

Al final de la tarde rezaron vísperas en común y prepararon la cena, tras esta, tertulia y ¡hasta mañana!


24 de enero, lunes, hasta el 28 de enero, viernes.

Durante estos cincos días Monseñor Martin, Obispo de la Diócesis de N’Dali brindó a sus sacerdotes la posibilidad de participar en el ya tradicional retiro de comienzo de año.

Todos los sacerdotes de la diócesis se hicieron presentes.

Don Ange-Marie HOUEGBELO y Don René AGBAVON de la Catedral de San Marcos de N’Dali, Don Raoul GBEHOUNHESSI, Don Aubin AGUESSY y Don Franco NICOLAÏ de la parroquia de San Andrés de Ina, Don François du PENHOUAT de la parroquia del Corazón Inmaculado de Maria de Niki, Don Etienne SANDA, Don Luc N’DAH y Don Dominic de la parroquia de San Pablo de Perere, Don Saturnino PASERO y Don  Paul QUILLET de la parroquia de San Pedro y san Pablo de Kalale, Don Alejandro RODRIGUEZ de la parroquia de Nestra Señora del Camino de Bembereke, el padre franciscano de Maria Inmaculada del santuario de Bembereke el padre Micael, Isidro IZQUIERDO de la parroquia de Nuestra Señora de todas las alegrias de BUKA acompañado de su Delegado de misiones Julián MARTIN, Don simplice BOKO de la parroquia de Nuestra señora de todas las gracias de Guinagourou, Don Pio HOUNYEME de la parroquia del Sagrado Corazón de Ouenou y por finalizar la lista los sacerdotes de la parroquia de María Nuestra Madre, Juan Pablo LOPEZ, Luis Ángel MORAL y Rafael QUIROS.

Cinco días de oración, meditación y convivencia son motivos suficientes para estrechar más los lazos de fraternidad.

Monseñor Bernard dirigió el retiro con sus dos charlas diarias, una a la mañana y otra  a la tarde. El rezo del oficio en común, la celebración de la Eucaristía, la adoración del Santísimo, el rezo del rosario, la posibilidad de celebrar el sacramento de la reconciliación dio a estos días la pose espiritual en medio de la actividad pastoral de las parroquias.

28 de enero viernes tarde, domingo 30.

Juan Pablo y Rafael con el arzobispo salieron para el hospital de Tangueta, allí pasarían la noche para el día siguiente continuar camino a la capital de Burkina Faso donde el arzobispo cogería el avión hacia Francia.

Luis Ángel por su parte salió para Parakou a la casa de las religiosas Franciscanas de la Divina Pastora, allí descasaría y al día siguiente saldría para Cotonou para hacer alguna compra y recoger el Domingo 30 a dos matrimonios de Calahorra.

Domingo 30 de enero y lunes 31 de enero.

El domingo fue un domingo atípico, ya que al no estar ninguno de los tres en casa las distintas comunidades celebraron la Liturgia del domingo sin presencia de sacerdote.

Luis Ángel acogió en Cotonou a Javier y Magdalena dos veteranos de Fô Bouré, ya su tercera visita y los novatos Carmelo y Candela. Estos dos matrimonios vienen a ayudar durante unos días en la misión. Javier, como fontanero, revisará los distintos proyectos de agua realizados por sus aprendices, e instalará un sistema de riego por goteo en la huerta de la misión con vistas a su posible implantación en la zona. Carmelo, como electricista, verá lo que pueda hacer en este campo de la electricidad.

El lunes a unos como a otros les quedarían los punibles viajes de regreso a casa. Juan Pablo y Rafael harían el viaje hasta Tangeta donde pasarían la noche del lunes al martes y Luis Ángel y sus cuatro visitantes harían el viaje Cotonou – Fô Bouré con las típicas escalas de: comprar fruta, tomar la tortilla, comer en Parakou y hacer su última etapa a casa después de un descanso. En Parakou comieron con Rosa, Grâce y Rosaline las tres religiosas Franciscana y saludaron a la hora de partir a Nati que regresaba del dispensario de Kakikoka.

31 de enero por la tarde.

Después de la comida en casa de la religiosas Franciscanas de la Divina Pastora y un pequeño descanso, el grupo de los “intrépidos misioneros” salieron camino de su destino: La misión de Fô Bouré. Llegaron entorno a las seis de la tarde, cuando un nutrido grupo de mujeres asistía en el apatán de la misión a  su catequesis semanal. No tardaron mucho en dejar la doctrina por practicar la caridad de acoger a los hermanos. Saludos con afecto para todos y saludos con reencuentro para “Javi Foto” y “Mama bombo” , los veteranos misioneros: Javier y Magdalena.

El agua de acogida en la casa fue servida por Jean Paul, el cocinero de la misión. El descargar el coche de maletas y compras, la instalación en las habitaciones, el hacerse al nuevo habita clausuro un nuevo día con una cena y un sobremesa distendida para este grupo de visitantes que a partir de este día  serán residentes por cuarenta días.

Rafael y Juan Pablo de regreso de Burkina Faso avisaron a Luis Ángel de que tendrían que pasar la noche en el Hospital de Tangueta.  Juan Pablo hace unos día se lastimó un dedo de la mano derecha moviendo una arqueta de cemento, perdió la uña casi en su totalidad. Aprovecho su paso por Tangueta para hacer una radiografía del dedo, por si estuviese roto y el hermano Florencio le sugirió que tendría que quitarse la uña entera para que le saliera en condiciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: