Diciembre 2011

Jueves 1 de diciembre

En ayunas a los análisis. Allí coincidieron con el médico Sinflu, poniéndole Rafael cara al tan nombrado médico. Y de los análisis a las compras y la revisión técnica del coche.  Una itv un tanto particular: “frene marcha adelante y luego marchando hacia atrás, frene”, hecho lo mandado “el peritaje ojo-métrico” es el siguiente: “lleve el coche a su mecánico ya que marcha atrás no frena bien”.

Llegan a casa mientras la familia reposa de una mañana de trabajo en casa.

A la tarde los viajeros reposan y trabajan en sus quehaceres olvidados con tanto viaje  y andanzas, mientras la familia Moral –Astola, tras la caída del sol, salen hacia el pantano de Fô Bouré y el campamento de Dougagoungu donde disfrutaron de la acogida y la vida de estas gentes.

Después de la Eucaristía celebrada con la Exposición por Juan Pablo y Rafael toco una pequeña tertulia antes de la cena prolongándose durante y después de la fugad colación preparada por Jean Paul.

Viernes 2 de diciembre

A las siete de la mañana Luis Ángel va a Sakarú para la celebración de la Eucaristía, asiste un buen número de fieles a pesar de ser un horario atípico, provocado por la marcha de Rafael y Juan Pablo a Gogunu haciendo que Luis Ángel tenga que ir también a la catequesis a la tarde ante la falta de sus compañeros.

¿Y que hacen otra vez Rafael y Juan Pablo de viaje? Pues esta vez van a la celebración de clausura de la promoción de catequista formados este año en el Centro interdiocesano de Catequistas de Gogunu y donde la parroquia de Fô Bouré tenia a un joven de la comunidad de Kparo formándose.

“Ceremonia larga y colorida” según palabras de Rafael, y “en la misma tónica de estas celebraciones” en palabras de Juan Pablo.

Después de comer regresarían a casa, no sin antes ir a Kparo para festejar con una oración y un pequeño refrigerio la llegada del nuevo catequista a esta comunidad de Kparo.

Luis Ángel deja en casa a sus padres para ir  en moto con Jean Hueddes a la catequesis a Gaaro. Un grupito de cinco fueron los asistentes mas el fiel catequista: Filipu de Moosi. De regreso el sol ciega a Luis Ángel que le hace meter la rueda de la moto en un agujero provocándole una pequeña caída: dos magulladuras.

Todos ya en casa puesta al día de lo pasado antes de la cena, que Luis Ángel adelanta para ir al campamento para la oración y pasar la noche.

Los conatos de los niños del Madeb despiertan a Rafael de su sueños de la pos-cena, les da las últimas consignas y les acompaña en la oración antes de irse todos a la cama.

Sábado 3 de diciembre

La víspera del domingo es día de preparativos de las celebraciones, así toda la mañana se vive en los despachos.

Hoy están invitados a comer en casa de las religiosas de Fô Bouré, estás quieren agasajar a los padres de Luis Ángel.  Bibi les baja unos cuantos botes de mermelada de papaya que días atrás hizo aprovechando la gran producción que este año están dando los árboles de la misión. Un buen rato pasado con las religiosas.

Después de comer toca la pastoral: Rafael, acompañado de Sor Dominica, va a celebrara a Kosia con el nuevo horario. Luis Ángel y sus padres van a Kobi para la catequesis con Jean. Poquitos en la cita y el catequista malo. Hicieron una pequeña oración y regresaron pronto a casa aprovechando la tarde para dar un paseo.

Juan Pablo sigue liado con la justificación de los distintos proyectos.

Pronto toco diana en la misión, el ajetreo las muchas fiestas han dando en el fondo de todos, así que a la cama prontito.

Domingo 4 de diciembre

Ya segundo domingo de adviento. Luis Ángel y sus padres son los primeros en salir de casa, a las 7 de  la mañana, camino de Yara y Sekere para las celebraciones del domingo, una hora de camino antes de la primera celebración donde los fieles despistados del nuevo horario, durante la celebración se van sumando. En Sekere los fieles a la hora. Después de la celebración, como en Yara, toca presentaciones de los padres.

Rafael sale de casa con el coche cargado de mujeres, estas tenían intención de ir a Sekere, pero Luis Ángel les ha dejado en tierra, llegaron tarde. Dia.dia primera celebración y después Sinendé.

Juan Pablo celebra en Fô Bouré y Kokabo es el primero que termina y al que le toca prepara la mesa.

La campana para la catequesis parece que despierta a todos de la siesta. Bibi se pone manos a la masa y hace unas rosquillas para deleite de todos. Regar la huerta, ya que no se hizo por la mañana, paseos para saludar, conexión para saludar a las gentes y el cine de los domingos cierra la tarde del domingo.

Bibi se ha atrincherado en la cocina y prepara la cena: sopa y unos pimientos a la riojana.

Después de la cena un poco de descanso mientras se ve la tele y se atienden a las visitas.

Lunes 5 de diciembre

¿El esperado camión de cemento llegará hoy a la misión?  ¿quién lo sabe?

La jornada se presenta tranquila. Rafael salió para Bembéréké a sus estudios de la lengua bariba. Juan Pablo y Luis Ángel por casa en las labores de despacho: finalizar los informes de los distintos proyectos, preparar  catequesis y reuniónes de la semana… Ventura y Bibiana siguen con su “tun – tun” de la huerta, el trapo y la cocina.

Increíble, pero cierto. El camión de cemento ha llegado, los proyectos en marcha pueden seguir su curso. Un buen número de hombres acude a descargar el camión- Saco a saco, de cincuenta kilos, que llevan sobre sus cabezas para sacarse unos cuartos en este trabajo ocasional. Ventura supervisa la descarga.

A la tarde la celebración de la Eucaristía, la cena la consabida tertulia  y el descanso.

Martes 6 de diciembre

Mientras en España se preparan a festejar la constitución y un puente o acueducto, en la misión se sigue el ritmo habitual.

Juan Pablo con los fontaneros y electricistas sale de mañana para Moosi para la instalación del sistema de bombeo de agua del proyecto de captación y distribución de agua saludable en esta localidad de Moosi. Proyecto concedido por Manos Unidas con fondos de la Cooperación Internacional. Los trabajos se alargan hasta casi caer la noche.

Luis Ángel y sus padres pasan el día en la misión, al mediodía van al mercado y después de comer salen también para Moosi para la celebración de la Eucaristía. Tras ella visitarán las obras de la captación de agua y el pueblo.

Rafael ha terminó sus clases al mediodía y de regreso de Bembreke, después de comer, se para en Kokabo para la celebración de la Eucaristía.

A la noche reencuentro, cena, la tertulia y el cansancio de la jornada invita al descanso al que no se le hizo esperar.

Miércoles 7 de diciembre

Celebración de la Eucaristía en Siki y en Fô Bouré que presiden Juan Pablo y Rafael respectivamente. Trabajos en casa.

Será Luis Ángel con su padres que irán a la tarde a la pastoral. Este día la cita es en Gorobaani para la catequesis, les  acompaña Donné catequista de Siki. El camino invita a pensárselo dos veces antes de coger el coche, pero “el celo de tu casa me devora” reza el salmo.

De regreso parada en la comunidad de Ten Dora donde recogen un buen grupo de alumnos de este pueblo que regresas a Siki con su cuidadora para continuar la semana de estudios.

El día pasó si mayores sobresaltos.

Jueves 8 de diciembre

Día de fiesta: la Inmaculada Concepción.

Luis Ángel y sus padres van este día a Bembereke a visitar a las dos comunidades de religiosas y comer con Alejandro, regresaron a casa a media tarde.

Rafael y Juan Pablo siguen con sus quehaceres y a la tarde Rafael va a Buro para la catequesis y seguido a Yâro para la Eucaristía y reunión con los jóvenes de esta comunidad.

Juan Pablo preside la Eucaristía, asisten un buen número de gente.

Este día nació una niña en Fô Bouré de una joven pareja de cristianos: Natali y Maku, y ya se imaginaran ustedes cual será su nombre: Inmaculada, no hay duda.

Viernes 9 de diciembre

Entre los quehaceres del día se sacó tiempo para la visita a la recién nacida, “La Inma”.

Hoy la flota automovilística sale al completo. Al mediodía Rafael coge el coche para ir a celebrar a casa de las Dominicas, Juan Pablo sale media hora más tarde, Luis Ángel y sus padre unos minutos después y todos con el mismo destino: la casa de las Dominicas donde han sido invitados a comer con motivo de la presencia de Ventura y Bibina.

Una comida y una velada agradable donde no faltaron las risas y los cantos así como los regalos.

Tras la comida Juan Pablo salé camino de Fô Bouré para cambiar el coche por la moto e ir a Gamagui para la catequesis, después se acercará hasta Gaaro para visitar a una pareja peel que quieren ser cristianos pero su familia y vecinos les están haciendo el vació por querer seguir el camino de Jesús.

Luis Ángel y sus padres salen un poco más tarde para Bukuro para la celebración de la Eucaristía, pero les dan calabazas. El catequista se ha despistado y  no avisó  a la comunidad y todo el mundo está en esta época en sus campos lejos del pueblo recogiendo la cosecha.

Rafael será el último en irse de casa de las religiosas para ir a Sekere a la reunión con los jóvenes, una veintena.

Como viernes Luis Ángel sale para el campamento peel, el frío del armatán se deja sentir a la noche sobre la moto.

Sábado 10 de diciembre

La huerta da sus frutos…

En este día se celebró el octavo día del fallecimiento del antiguo catequista, Felicien. Un día unido a la tradición bariba donde se lava la ropa del difunto poniéndose así fin a las ceremonia funerarias. La Eucaristía- funeral la presidió el sacerdote francés y apodado por los baribas como Woru Mako, que comenzó la evangelización  en lo que hoy es la parroquia de Fô Bouré con ayuda de este catequistas entre otros.

A la tarde después de comer y despedir a los llegados por el funeral la actividad de la parroquia se reanuda. A Sekeré va Juan Pablo a la celebración de la Eucaristía y las confesiones de adviento. Luis Ángel va a Sinande para la reunión de los responsables de Movimiento de Niños, el Madeb, de la zona norte de la parroquia.

Rafael queda en casa con los padres de Luis Ángel.

Domingo 11 de diciembre

Tercer domingo del Adviento. Las pistas nos son precisamente llanas, pero no impide que nuestros intrépidos misioneros salgan como cada domingo a las celebraciones Eucarísticas dominicales.

Luis Ángel va solo a Guesubaani y Sinandé, hoy deja a sus padres de descanso de tanto coche. En el primer pueblo no se han acostumbrado aun al nuevo horario. Sólo hay tres personas, después de esperar un rato Luis Ángel hace la oración sin Eucaristía. En el siguiente pueblo están a la hora.

Juan Pablo en Kosia se encuentra con la misma situación, el horario de una hora antes para la celebración no ha calado o el frío del armatán retrae a los fieles. Después de la Eucaristía tiene una pequeña reunión para tratar un asunto referente al proyecto del agua. El pueblo solicita utilizar el dinero del beneficio de la venta del agua para la contratación de un maestro para la escuela.

Su siguiente celebración sería en Yâro.

Rafael celebra en Fô Bouré y seguido en Siki.

Ventura y Bibiana viven su último domingo en la misión y se visten para la ocasión con los trajes regalados por las mujeres de las cooperativas de Fô Bouré.

A la tarde Juan Pablo sale para Moosi para tomar unas fotos de las fuentes y depósito para el informe final del proyecto.

Rafael va a Siki para la reunión con los jóvenes.

Luis Ángel en Fô Bouré tiene la reunión con los responsables del Madeb de la zona norte de la parroquia.

Ventura vigila en la huerta si sus alubias termina de salir y Bibi se pone manos a la masa para dejar un depósito de rosquillas para complementar los desayunos.

Con la cena y las rosquillas dejamos una semana más que redonda.

Lunes 12 de diciembre

La fiesta de Navidad está llamando a la puerta y vemos a Luis Ángel metiendo horas extras haciendo el Belén. A las siete de la mañana lo vemos con el poliespán dando forma a no se sabe que, habrá que esperar al final.

Hoy avanzará mucho gracias a la ayuda de Ventura, que ha dejado su labor de la huerta un tanto desesperado. La alubias se resisten a asomar, “si ya llevan ocho días plantadas”. Bibiana a recoger ropas y hacer maletas.

Rafael sigue fiel a su estudio y sale de mañana para Bembereke, a la tarde va a confesar a la comunidad de Kpedaru, pueblo perteneciente a la parroquia de Bembereke.

Juan Pablo con la cuadrilla de fontaneros y electricistas van a Gorobaani para la instalación del bombeo de agua del proyecto de captación y distribución de agua saludable, presentado a Manos Unidas y con fondos de Cooperación Internacional. Día duro de trabajo, donde la gente del pueblo no fue de los más cortes con los trabajadores a no ofrecerles ni agua ni comida.

A media tarde llega a la misión el tractor comprado para la cooperativa de mujeres agrícolas. El revuelo ante semejante aparato es impresionante. El técnico dio unas clases practicas a los improvisados tractoristas: Jean, Luis Ángel y Juan Pablo.

La jornada termina con la celebración de la Eucaristía, la cena y el descanso, aunque Juan Pablo sigue con la labor de ultimar el dossier de final de proyectos para mandarlos con los padres de Luis Ángel.

Martes 13 de diciembre

Parece que el día: martes y trece, es signo de mal agüero; pero en la misión eso del “martes trece” suena a chino. Un día típico en la vida de la misión, trabajo de mañana en casa y por la tarde la consabida salida a la pastoral.

Rafael sigue en Bembereké y su deseo de llegar a comer se trunca, ha de esperar una atestación para el padre Alejandro necesaria para la renovación de su carta de residencia en el país. Alejandro está en Cotonou y olvido de hacer la atestación. Se la harán durante la mañana y Rafael la llevará a casa para que Luis Ángel se la lleve  a Cotonou aprovechando el viaje para despedir a sus padres.

Juan Pablo a la tarde va a Kparo para la catequesis y da el primer toque de atención a la cooperativa de mujeres. La manera como gestionan el molino de karité no responde a lo hablado en su día y que si se sigue así habrá que retirar el molino y dar la posibilidad a otro pueblo.

De la catequesis fue a Yara para la celebración de la Eucaristía y la confesiones.

Rafael recién llegado de Bembereké, después de solucionar o intentar, mejor dicho, el rescate del segundo camión de cemento para los proyectos, se encarga de guardar el tractor en el garaje, dando muestras del dominio en la materia agrícola. Es que esto de haber sido “curita de pueblo” da mucho juego.

Hoy es el día de la despedida, Ventura y Bibiana han pasado en la misión casi 35 días. Mañana salen para la capital en busca de su avión que les llevará de regreso a casa. Este día lo han pasado paseando por el pueblo, haciendo sus últimas visitas y rehaciendo maletas. Unas maletas llenas de sensaciones, de cosas vividas en la misión que abrirán y compartirán con los suyos. Un adiós y un buen viaje resuena en la noche para el hortelano y  la madre abadesa.

Miércoles 14 de diciembre

6’30 los tres viajeros están en ruta camino  a Cotonou. La consabida parada a medio camino para la tortilla y estirar un pocos las piernas, la llegada a la ciudad de los ruidos y motos, la comida en el centro recinto del Centro Artesanal, las comparas de recuerdos para la familia,  el depositar el permiso de circulación en el concesionario para compulsarlo por un mes más antes de tener todos los papeles de aduanas en regla…, la llegada al hotel, la ducha la cena con Alejandro y el descanso fue la jornada para Luis Ángel, Ventura y Bibiana.

Rafael se aplica para preparar su reunión con los jóvenes que tendrá este fin de semana. A la tarde  ira a Wari para la catequesis y seguido a Diadia para la Eucaristía con confesiones de preparación de Navidad.

Juan Pablo descansa de tanto papeleo de justificación y a la tarde hace las catequesis en Seeru y Sonka.

Jueves 15 de diciembre

El viaje del día anterior hizo mella. Así que los viajeros pasaran el día en relativa calma, aunque han de facturar las maletas, hacer compras para casa y del pienso de las gallinas, recoger el papel del coche y aun participar en un atasco de la caótica ciudad de Cotonou. Todo esto antes de decirse adiós, padres e hijo, en el aeropuerto. Apuntamos solo la despedida guardando discretamente la intimidad del momento.

Parece que el debut del Padre Rafael como capellán de la comunidad anglófona de la parroquia se retrasa. La reunión y fiesta con motivo de la Navidad y donde el Padre Rafael tendría que dirigir la oración y arengarles un poco ha sido aplazada si previo aviso, así vemos a Rafael en casa de las dominicas comiendo y haciendo tiempo para salir después a las catequesis a Diidi y la Eucaristía y confesiones en Guesubaani.

Juan Pablo queda todo el día por casa y a la tarde celebra en Fô Bouré la exposición y la Eucaristía.

Viernes 16 de diciembre

Rafael ultima la reunión de jóvenes durante la mañana y después de comer sale con una decena de jóvenes de Fô Buoré y una veintena de Siki de camino a Bembereke para la reunión diocesana de jóvenes. Otra treintena de jóvenes de las comunidades de Yâro, Sinendé y Sekeré salen en un camión alquilado que a medio camino, como suele ser lo habitual, se avería. Al final todos llegaron y comenzaron su reunión.

Juan Pablo celebra en Nareru – Fô Buko la Eucaristía con las confesiones.

A Gaaro para la catequesis ira nuestro fiel catequista Philipe.

Luis Ángel sale de Cotonou a las 6’12  y entra en el taller de Jean Pierre a las 10’30 h para hacer el primer cambio de aceite, de allí a casa de las hermanas Franciscanas para entregar un paquete, comer en casa de Agnes y Zefiren y regreso a casa, lo justo para descansar un poco y prepararse para ir al campamento peel.

Sábado 17 de diciembre

Luis Ángel está ya en la misión para la celebración de la misa a las 7 de la mañana, hoy dejo de hacer la oración en el campamento. Desayuna y se pone hacer un poco del belén hasta que los padres que van a bautizar a sus hijos en Navidad se van agrupando para la reunión preparatoria.

Juan Pablo hará la reunión de la zona sur de lo padres de los bautizándoos y a la tarde después de comer en casa de las Dominicas va a Kosia para la celebración de la Eucaristía y las confesiones.

Rafael continua con los jóvenes.

En este día a la tarde llegan un grupo de tras oftalmólogos: Luis, Rafael y Beatriz y un óptico: Miguel, pertenecientes a la Fundación La ruta de la Luz. Vienen a pasar consulta. Los misioneros han informado de su llegada en la radio y en sus visitas por los pueblos, nos les faltará gente a consultar.

La tarde del sábado, en dos horas, consultan a veinte pacientes que no se impacientaron y esperaron la llegada de los médicos.

Cena y tertulia con los oftalmólogos y pronto a la cama, el día que se anuncia reclamará de su esfuerzo y para ellos el descanso es crucial.

Domingo 18 de diciembre

Luis Ángel celebra en Fô Bouré. A la celebración asiste los médicos donde los presenta y les agradecen su presencia y su trabajo altruista a estos miembros de la Fundación Rua de la Luz. Después de la celebración Luis Ángel ayuda a reorganizar el consultorio en casa de las religiosas de Fô Bouré para la consultación, después sale para Wari para la celebración de la Eucaristía. El Boru Boru tendría que recoger al grupo de cristiano bautizados para la celebración en Wari, pero no salieron a su encuentro. Allí celebra también las confesiones.

Juan Pablo sale para Sekere para la misa del Domingo y sigue en Sinendé. Celebración de la Eucaristía y seguido la celebración de la penitencia, una hora y media de confesiones.

Rafael continua en Bembereke con los reunión de jóvenes.

Los médicos termina al mediodía han de regresar a Tangueta, su campamento base. Han consultado a 65 personas, entre ellas muchas cataratas, 20 personas salen de la consulta con sus gafas. La primera experiencia es positiva y el deseo es de continuar con esta rica colaboración de la Fundación la Ruta de la Luz. Miguel Moragues el óptico y riojano para más señas o por lo menos con su óptica en Logroño, será el punto de contacto de esta gran obra.

(Rafael, Beatriz, Juan Pablo, Luis, Luis Ángel, Miguel)

Rafael regresa de Bembereke y por unos minutos no llega a coincidir con oftalmólogos.

El bullicio de los niños y jóvenes para la catequesis despierta de las siesta al trío. La tarde se pasa con los paseos y visitas, continuar con el belén, el hablar de los pasado, el hacer la cena…

Antes de despedirse para el descanso distribución de las tareas para la semana.

Lunes 19 de diciembre

Rafael sale para Bembereke, mañana de estudio de la lengua, confesiones en uno de los pueblos de Bembereké, para ayudar a Alejandro en estos días previos a la Navidad con las confesiones y de seguido hasta Kalalé para su puesta a punto espiritual, aunque su cuerpo se resiste. Desde hace días tiene un contractura en la espalda y hombro que le restan las fuerzas.

Juan Pablo irá esta mañana a un funeral a Siki. Día de estar por casa y a la tarde celebra en Fô Bouré.

Luis Ángel remata, por la mañana, el Belén y a la tarde celebra la Eucaristía y las confesiones en Sakarú.

Después de cenar siguen un poco en la TV la investidura del presidente del gobierno de España.

Martes 20 de diciembre

Rafael en Kalalé pone apunto su espíritu, pero su cuerpo se resiste a ir a la par. Su contractura alimentada con los baches de la pista reclama su puesto, como es normal, y el dolor avisa de la necesidad de reposo. Reposo que se hace posible a la tarde, cuando al coger el coche de regreso a casa se avería. Hay que esperar al arreglo del coche y pasar una noche más en Kakalé,  la circunstancia obliga.

Luis Ángel pasa la mañana en casa en el despacho, recibe a las religiosas encargadas en el Benin de la Fundación Liliene. Esta Fundación ayuda a todos los niños con alguna minusvalía y Luis Ángel es el responsable de la zona de esta Fundación. Comentan los nuevos formularios de solicitud de ayuda y el trabajo realizado hasta la fecha. A la tarde irá a Moosi para la celebración de la Eucaristía con las confesiones, le acompañan Jean y Mohamed que instalaran en el depósito del agua el medidor de capacidad.

Juan Pablo tiene reunión del Plan Pastoral Diocesano, como consultor del Obispo y reemplazando al Vicario General de la diócesis, convaleciente por enfermedad en Francia, dirige la reunión de trabajo. Come en el obispado y a su regreso irá a Kokabo para la celebración de la Eucaristía y las confesiones.

Durante dos días las animadoras tiene una formación referente a la gestión de las cooperativas centrada en el tema de la explotación de las huertas.

Miércoles 21 de diciembre

La mañana se pasa por casa en tareas de despacho y preparación de celebraciones. A la tarde catequesis en Gorobaani que irá Juan Pablo, y confesiones en Siki que irán Luis Ángel y Rafael, esté último haciendo un esfuerzo con sus males de espalda. También visitan al presidente de la comunidad de Siki por la muerte de su hermano.

Cena y reposo. Hoy no hay reunión de jóvenes ya que están preparando el teatro de Navidad.

Jueves 22 de diciembre

El día de la salud, así se quedo en la misión. Las típicas participaciones, de padres para hijos, de conocidos entre conocidos, no fueron agraciadas por la suerte.

La mañana se pasa en casa y a la tarde Luis Ángel sale para Buro para la catequesis y seguido dos horas de confesiones en la comunidad de Yâro. Las obras del dispensario avanzan a buen ritmo a pesar de la costosa participación de las gentes para llevar el agua.

Juan Pablo y Rafael hacen las confesiones en Fô Bouré, no hay mucha asistencia.

Pronto a la cama, al día siguiente hay viaje a Parakou.

Viernes 23 de diciembre

Después de misa Juan Pablo y Rafael salen hacia Parakou. Arreglo del coche, llevar la fotocopiadora también para su arreglo, compras y médico para el pinzamiento de Rafael es el motivo del viaje.

Pasan todo el día fuera de casa y de regreso traen a dos seminaristas de la Sociedad de Misiones Africanas, un beninés y un rumano, que durante estos días harán una experiencia de estar en una comunidad de los pueblos de la parroquia.

Hay una nieve particular en este rincón de la tierra: el algodón. Durante estos días vemos a muchos pueblos en pleno trabajo de recoger y cargar el esfuerzo de su trabajo.

Luis Ángel pasa el día en casa y la tarde se va a Bukuro para la celebración de la Eucaristía y las confesiones, de regreso cena un poco y se va al campamento peel para la oración y pasar la noche.

Sábado 24 de diciembre

Hoy es Noche Buena. A la mañana no hay  mucho movimiento en la misión, lo típico de un día de fiesta: los preparativos, no lo decimos por el cocinero de la misión ya que su menú no será muy diferente a los de los otros días: las sobras del mediodía pasadas con la turmis y enriquecidas quizás con un poco de leche dará un suculento “consomé-sopa” como primer plato y unos espaguetis a la sazón beninesa-riojana de segundo, regado con los mejores caldos de la tierra: el agua pura y cristalina y con la papaya, fruta de temporada, como postre. Este menú no le quitara a nuestro infatigable cocinero Jean Paul el sueño.

Las cooperativas, sobretodo, la del molino y arroz trabajan a marcha forzadas, la gente trae a la molienda el maíz y la mandioca y el arroz para quitarle la cascarilla, hoy y  mañana parece que comerán de fiesta.

Rafael sigue con sus dolores y de día en día lo vemos avanzar hacia la invalidez. Que nos se asuste su madre y parentela, lo que le pasa es que echa de menos a la familia en estos días tan entrañables donde el villancico que resuena en su cabeza, como expresión del corazón, es: “vuelve a casa vuelve por Navidad…”

A la mañana en la Casa del Pueblo se ha celebrado, por segundo año, el día de “La Navidad de los niños pobres”. Una chica descendiente de Fô Bouré y con espíritu altruista se le ocurrió esta idea de hacer una fiesta para los niños con motivo de la Navidad y pensando en los más desfavorecidos. Bailes, canciones, discursos de las autoridades, entrega de regalos de la parte de Papa Noel y comida para los niños. La misión colabora con la fiesta con la donación de los regalos, pero no le digan a Luis Ángel que es Papa Noel el que entrega los regalos, pues lo más seguro os pegará uno de sus bufidos, como defensor de los Reyes Magos y contrario al espíritu comercial y pagano de la Navidad personificado por Papa Noel: ¡Qué Papa Noel y niño muerto!los Reyes Magos, ¡coño!.

A la tarde se ultiman las celebraciones y después de la cena vemos salir  a Luis Ángel hacia Sinendé para la celebración de la Eucaristía de la Noche de Navidad, a las diez, donde bautizará a cuatro niños. La iglesia muy bien adornada, un buen número de fieles en la celebración y los niños a bautizar tranquilos. Después de la celebración la fiesta continuó un buen rato con los cantos y danzas de los niños y jóvenes.

Rafael, a pesar de sus molestias de espalda y hombro, celebra también a las diez la Eucaristía de la Noche de Navidad en Siki. Siete niños de la comunidad reciben el bautismo de las manos de este misionero, la fiesta se hace sentir y resuena por todo el pueblo anunciando el Nacimiento de Jesús.

Es Juan Pablo quien queda en casa para la celebración en la Parroquia de Fô Bouré. La iglesia engalanada por los monaguillo a la tarde, el Belén presidiendo la celebración, la pila bautismal impaciente a recibir a los que se bautizarán, todo llama a la fiesta de la Noche de Navidad. Nueve niños a bautizar más uno que se cuela por la puerta de atrás en el último memento, la iglesia abarrotada de fieles, el ritmo del tantan, las corales estrenando trajes, la iglesia engalanada de fiesta… Navidad: Dios nos ha nacido, ¡qué entrañable celebración!. La fiesta continua, los niños y jóvenes van a casa de la religiosas a cantar y danzar y esperar las galletas y el bisap y de allí a la misión para seguir danzando, cantando y reponer con un sencillo refrigerio: un vaso de jarabe de mango con agua y unas galletas que los misioneros les ofrecen.

Día de vela para festejar aunque nuestros misioneros, prudentes ellos, va a la cama para el reposo y tener fuerzas de la jornada del día siguiente, con más celebraciones y más bautizos por las comunidades.

Domingo 25 de diciembre

Rafael se ha levantado con nuevas fuerzas, seguro que es por ser hoy Navidad, va a celebrar a Guesubaani, la fiesta del día anterior no ha mermado la asistencia de los fieles para este día y tres niños reciben el bautismo. Después de la celebración le dan de comer un poco, invitado por la comunidad, y cargar en el coche las ofrendas: ñames, gallina y plátanos para salir de seguido a la celebración de Ñaro. En esta comunidad serán cuatro los niños bautizados. Le acompaña a las celebraciones la Hermana Hugette de la comunidad de Fô Bouré.

Juan Pablo celebra en los pueblos de Sakaru y Nareru-Fô Buko. En el primero bautiza a seis niños y en el segundo a siete, también recibe alguna ofrenda que deja a buen recaudo en casa antes de salir con las religiosas de Fô Bouré hacia la casa de las dominicas para festejar todos juntos la Navidad.

Luis Ángel celebra en Yara y Sekeré, en el primer pueblo bautiza a dos niños y en el segundo a siete.

Terminadas las celebraciones los curas y las monjas de la parroquia, se dan cita en casa de las Dominicas de Sinendé para festejar la Navidad. Comida, cantos navideños de diferentes países, tertulia… faltó la guitarra de Rafael, pero por este año se le excuso por su lesión muscular.

Ya en casa el descanso de la fiesta y el saludar a las gentes.

A la noche los niños y jóvenes hicieron teatro en la explanada de la parroquia con motivo de la Navidad.

Ya pasó la semana, ya pasó el domingo, este año coincidiendo con Navidad.

Lunes 26 de diciembre

Este lunes pasaría en la misión como otro día cualquiera después de una gran fiesta: día de reposo, de un merecido descanso, pero la vida nos sorprende y la sorpresa vino tintada de tristeza. Una llamada de teléfono desde Kosia nos anuncia la muerte de Salomé, la mujer de uno de los catequistas: Félix.

Juan Pablo, acompañado de dos religiosas de Fo Bouré y Sor Dominica de Sinendé, celebra el funeral-entierro esa misma tarde.

Luis Ángel atiende un caso de la Fundación Lilian. Una cría se le ha reproducido un quiste en la boca y la trasfiere al hospital de Tangueta para su operación.

A la tarde un grupo de jóvenes se acerca hasta Fô Bouré para pasar una tarde festiva entre los jóvenes de las dos comunidades. A la noche representan varios teatrillos haciendo la delicia de todos.

Martes 27 de diciembre

Hoy comienza la sesión de los monaguillo. Una pequeña sesión de formación para ayudar a servir al altar. Es animada por Alfonse y por el Padre Rafael que de su lecho del dolor se levanta para dar las instrucciones que diligentemente los “Monagas” pondrán en practica con una dosis de reverencia añadida a lo aprendido.

A las 10 de la mañana Juan Pablo, Luis Ángel, Sor Lucile y Sor Felicité salen para el Obispado de N’Dali para participar en la “felicitación de los agentes de pastoral al Señor Obispo”. El padre Etienne de Peréré es el encargado de dirigir los mejores deseos al Obispo de parte de todos los sacerdotes y religiosas de la Diócesis.

El Obispo hace su contra-réplica deseando de su parte a sus agente de pastoral los mismos deseos o parecidos. Momento de comunicaciones de las distintas comisiones de trabajo diocesano y seguido con la animación de cantos y chistes que continuaron en y después de la comida fraterna en la cual cada comunidad aportó sus mejores recetas.

Ya en casa cada uno a sus tareas y video a la noche para los monagillos.

Miércoles 28 de diciembre

Hoy terminan los monaguillos su sesión, Rafael es el encargado de  darles las últimas instrucciones.

Juan Pablo junto con Jean y un mecánico venido de Cotonou intentan arreglar uno de los generadores de la misión, resultado negativo. Desmontan el motor para que el mecánico se lleve parte del motor a reparar en Cotonou.

Luis Ángel sale para Bembereké a media mañana acompañado del mecánico y las piezas del motor, dejara allí al mecánico para que coja un taxis que le lleve a Cotonou. Luis Ángel come en la misión de Bembereké con Alejandro y sufre la inocentada del día. El día anterior había quedado con Sor Rose que iría a recoger las gallinas ponedoras para renovar el gallinero de la misión, después de comer la llamó para indicarle que en dos minutos estaba en su casa para recoger a los bípedos, pero sólo oyó excusas: “mon père excusez moi, mais moi je ne suis pas a la maison” . Cual bípedo implume regreso a casa. Una vez allí cogió la moto y se fue a Wari a visitar los preparativos de la boda peel que se celebrará en el fin de semana.

El día no deparo más sorpresas de los normal.

Jueves 29 de diciembre

Después del desayuno Juan Pablo sale para Buka para visitar al Misionero de la Sociedad de Misiones Africana: Jesús Troconiz.

Rafael sigue su proceso de curación ayudado de los masajes de Sor Felicité, queda en la habitación como un cartujo toda la mañana.

Luis Ángel hace como trabaja en el despacho hasta media mañana que llegan los dos seminaristas de la Sociedad de Misiones Africana que han estado unos días haciendo una experiencia en los pueblos de la parroquia y estos dos últimos días antes de su partida de regreso a su seminario lo pasaran con los misioneros. Estos dos seminaristas son Sylvestre, beninés y Paul un polaco.

Después de comer Luis Ángel y los seminaristas van a visitar el pantano, un campamento peel, las infraestructuras de los distintos proyectos y cooperativas y terminan su viista en la iglesia del pueblo de Sakaru, regresan a casa con el tiempo justo para ducharse e ir a la Eucaristía presidida por Rafael. Juan Pablo se suma a la celebración recién llegado de Buka.

Casi al final de la cena avisan de la maternidad, una mujer tiene dificultad a dar a luz y los taxis del pueblo no están disponibles y es urgente trasladarla al hospital de Bembereké. Luis Ángel coge el coche y hace este viaje hasta el hospital. Mientras los otros quedan en casa con la tertulia antes del reposo del día.

Viernes 30 de diciembre

Hoy se celebra la fiesta de la Sangrada Familia. Misa de la mañana en casa. Después del desayuno cada uno sale a sus quehaceres. Juan Pablo va con unos muchachos a pintar el tri-campo: baloncesto, futrito y balonmano. Un poco más tarde sigue haciendo los libros de bautismo de los recién bautizados. Rafael sigue en su cuarto convaleciente y Luis Ángel en el despacho haciendo no se sabe qué, aunque lo deja para irse de paseo por el pueblo para visitar a varias gentes entre ellas Natalie una hija de un catequista de Siki que dio a luz hace una semana.

Los seminaristas aprovechan el día para pasear por el pueblo y curiosear en la etnia de los baribas.

La tarde pasa como la mañana, sin pena ni gloria.

Sábado 31 de diciembre

Después de la Eucaristía de la mañana, celebrada por Rafael, y del desayuno, los seminaristas Sylvestre y Paul cogen el taxis tras finalizar su pequeña experiencia en la parroquia.

Juan Pablo sale un poco más tarde hacia Kosia para la misa del octavo día por la muerte de Salomé, mujer de Félix uno de los catequistas de la comunidad. Irán en moto dos animadoras y varios catequistas, ya que Juan Pablo no regresa, se quedará en casa de las Dominicas en Sinendé y después de comer saldrá para Sekeré para la celebración de la Eucaristía.

Luis Ángel irá a Siki para la celebración del octavo día de un anciano bautizado de esta comunidad. Al regresar con Jean levantan la fosa de los cuartos de baño, la fosa está llena y da olor a las habitaciones.

Minutos antes de ir a comer se presenta el Alcalde de la comuna para desear a los misioneros un feliz años 2012.

También a la tarde hay celebración de la Eucaristía en Guropkerou, irá Luis Ángel, que después de la celebración le presentan una niña con una deformación en los dos pies, un caso para tratarlo con la Fundación Lilian. De camino a casa se detiene en el campamento peel en Wari donde se está celebrando un matrimonio, se queda allí viendo el amiente hasta casi las nueve de la noche que regresa para casa, Rafael y Juan Pablo ya han cenado.

Los tres misioneros aguantan estoicamente el fin del año para tomarse sus uvas pasas y desearse los mejores deseos para el 2012, su cotillón no durará mucho ya que al día siguiente tocan diana.

Domingo 1 de enero 2012

Hoy uno, mañana dos y paso tres, a que paso va el mes y el año también.

Juan Pablo celebra en Moosi y Wari.

Rafael en Fô Bouré y Diadia donde bautiza a un niño, los padre le agradecen con dos gallinas.

Luis Ángel celebra en Bukuro con cuatro bautizos, plátanos, ñames y una gallina es la ofrenda, en Kosia son otros cuatro los bautizados y después de la celebración se acerca hasta la casa de Félix, el catequista, para darle el pésame por la muerte de Salomé su esposa.

Juan Pablo y Rafael salen juntos desde Fô Bouré camino de Bembereké para festejar el primero del año con las religiosas Dominicas de las dos comunidades de Bembereké y Sinendé, a las que se suman las Hijas del corazón de María y por supuesto el párroco de Bembereké: Alejandro.

Luis Ángel coge a una mujer con su crío para acercarlos hasta Bembereké, esta buena mujer lleva un cabrito que dejan, atado, en la caja del todoterreno junto con las ofrendas de Bukuro. A los pocos kilómetros mientras adelantan a un camión de algodón Luis Ángel ve, por el retrovisor interior, como una gallina sale volando de la caja, al aminorar la velocidad la cabra salta, parece ser que el comienzo de año empieza con la caza. Luis Ángel, mujer, camionero y ayudante del camionero salen tras el bípedo y el cuádruple, rescatando solo a este segundo después de varios minutos de carreras.

Ya en casa de las Dominicas las bendiciones del nuevo año se materializan, por le momento, en una suculenta comida preparada con esmero por las religiosas, que tanto unos como otras se acogen a dichas bendiciones con manos y dientes.

Después de la comida, la animación de cantos y bailes, para finalizar el encuentro con una foto de familia.

Ya en la misión Bembereké descanso, tumbarse un poco, llamar por teléfono a la familia, consultar los correos, ver la tele… hasta al final de la tarde donde salieron a tomar una refresco con unos cacahuetes haciendo tiempo para la cena.

Cena y cama, el primer día del año pesa y el descanso del día les espera para afrontar una nueve semana en este año nuevo del 2012.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: