Abril 2011

1 abril, viernes

A las siete de la mañana celebraron la Eucaristía en la casa de la Comunidad de la Pequeña Familia de María, acto seguido el desayuno y tras este Rosario hizo de guía para enseñar a Rafael y Alejandro el Santuario de Nuestra Señora de la Atacorá, el dispensario de Santa Bakita, futuro hospital cuando finalicen las obras, y el seminario. Luis Ángel intentó solucionar mientras algún problema informático de la casa.

Despedidas y camino de regreso para casa no sin antes avisar a Jean Paul, el cocinero, de que llegarían para comer. Y así fue. Alejandro comió y de seguido fue para Bembereké. Prefería llegar a casa, darse una ducha y descansar un poco y así aprovecharía un poco más el día. El resto hizo lo propio: descansar, menos Luis Ángel que lo vimos coger el coche camino de Bembereké para recoger a Dama y sus mellizas nacidas el día anterior. Dama es una de las dos mujer del peel Issa Momper, y donde Luis Ángel va a su campamento cada viernes para hacer la oración y pasar la noche en el campamento.

Luis Ángel regreso de Bembereké y a la puerta de casa encontró a Juan Pablo y Rafael de charla ilustrativa sobre las costumbres de estos pueblos bariba, gando y peel. Luis Ángel le informó de la criaturas: Fátima y Susana y que por nada del mundo se perdía el estar en el campamento ante el nacimiento de estas criaturas. ¿Cómo serían la reacción de los hermanos, de los vecinos..?, en definitiva cómo se vivía el nacimiento de un miembro más en el campamento, es lo que Luis Ángel quería ver. Así que a los pocos minutos lo vemos con la moto camino del campamento.

Mientras Rafael y Juan Pablo acompañan a la comunidad en el rezo del Vía Crucis.

2 abril, sábado

Juan Pablo celebra la Eucaristía de la mañana y después del desayuno continua con la recopilación y presentación para los nuevos proyectos de agua en Moosi, Wari y Gorobani. Al final de la mañana tuvo una reunión con las animadoras del Programa de Animación Femenina que venían de redactar el resumen de las actividades del primer trimestre.

Rafa aprovecho la mañana para preparar la celebración del domingo y el repaso de sus clases de bariba.

Luis Ángel, como buen ecónomo, cerrando las cuentas del mes ya pasado.

A la tarde Rafael y Luis Ángel salieron para Sekere para celebrar la Eucaristía, les acompaña Sor Julia con sus garrafones en busca de petróleo y gasoil, la dejaron en Sinandé.

Una vez terminada la Eucaristía fueron a casa de un cristiano, Paul, que falleció hace ocho días largos para hacer una oración en la tumba del difunto, les acompañaron un buen número de gentes de la comunidad y dieron la comunión a la mujer de Paul y a una anciana vecina de esta casa y que tiene dificultades para acercarse a la iglesia para las celebraciones.

Terminada la oración fueron a Sinandé donde saludaron a Sor Dominica.

De regreso a casa un alto en la estación de servicio para repostar petróleo para sor Julia.

Cena y un rato de charla que cerro el día.

3 abril, domingo

Juan Pablo y Rafael salen para Guesubaani y Sinande para celebrar en estas dos comunidades. En la segunda se topan con una petición de los jóvenes de Sinandé para que se les celebre una eucaristía el domingo próximo en Diadia donde quieren tener el encuentro entorno a la Jornada Mundial de la Juventud. Rafael y Juan Pablo les comentan que es un poco precipitado  el organizarse en una semana, cuando los pueblos ya tienen su calendario de visita de los sacerdotes y esta petición trastocaría la presencia de los sacerdotes en las comunidades ya programadas y que esa invitación sería bueno hacerla a toda la comunidad parroquial e invitar a los jóvenes de todos los pueblos ha hacerse presente en esa jornada.

Luis Ángel por su parte celebró en Fô Bouré y Kokabo y no tuvo más contratiempo que la petición de una abuela al final de la misa en Fô Bouré que le pidió unas gafas, sin duda fruto de lo que dijo en la homilía. Si ya se lo dicen: “Luis no juntes churras con merinas”.

La tarde del domingo, como otro cualquiera, descanso y visitas a las gentes de Fô Bouré y un paseito en bici para quemar toxinas y darse cuenta de que eso que dicen que “no pesan los años sino los kilos” es literatura barata pues “pesan los años y los kilos”.

Perdonarnos, Rafael y Luis Ángel (aficionados del pedal), pero ambos dos estáis bien serviditos en años y kilos.

Rafael: ¿Conque esas tenemos?. Pues a ver si con esos comentarios nos vais a ver la semana que viene en vuestro, joven y ligero “Objetivo discreto” o más bien le tendríamos que llamar “objetivo impertinente”. ¡Ahí queda eso!.

Luis ÁngelMuy bien dicho Rafa, muy bien dicho.

Por motivos ajenos a nuestros deseos no nos ha sido posible continuar nuestra cita semanal para reflejar el día a día de la misión. Pedimos disculpas y después de subsanar nuestras dificultades  aquí os brindamos los acontecimientos desde la última cita.

 4 abril, lunes

Rafael con Jean y once mujeres comienzan este día la cooperativa de horticultura. Comenzarán a cultivar cerca del pantano de Fô Bouré, hoy toco el desbroce del lugar y la repartición del terreno.

Luis Ángel no va a Bembereké, su profesor no puede atenderle. Pasa el día por casa poniéndose al día en sus cuentas y cosas pendientes.

Juan Pablo visita el pantano de Wari, ya terminado, junto con el alcalde. Este pantano ha sido costeado por los fondos de ayuda directa del Ayuntamiento de Logroño (La Rioja).

El el resto del día se pasó cada uno a sus labores en este día de medio descanso.

 5 abril, martes

Rafael parte para Bembereké después de la misa y el desayuno, un poco más tarde Juan Pablo sale también hacia Kparo para recoger al joven que irá Gogonu para hacer su formación como catequista.

Luis Ángel, se acerca hasta Sonka para ver las obras de la iglesia, regresa a casa donde atiende  las visitas y última los preparativos de su viaje. Por la tarde va Bukuro para la celebración de la Eucaristía y las confesiones.

El descanso en este día no se hizo esperar.

6 abril, miércoles


Luis Ángel baja a Cotonou en este día, mañana saldrá para España para participar en el X Foro de Manos Unidas. Baja en un coche de la misión y lo dejará en Cotonou en la sede de Mensajeros de la Paz. Hoy es la investidura del Presidente de la Nación Doctor Thomas Yani Boni, la policía y el ejercito tienen casi tomada la ciudad.

Juan Pablo continua sus labores en casa y por la tarde se acerca hasta Seeru y Sonka para la catequesis donde hace la oración del perdón en este tiempo de cuaresma.

La bomba de agua de casa de la monjas que da servicio a la misión y la casa de las religiosas se estropeó este día, no hay agua en la misión.

7 abril, jueves

Juan Pablo acompañado por un buen grupo de cristianos de Fô Bouré visitan el campamento peel de Doguagungu, impondrán el nombre a las dos niñas peel que nacieron el jueves pasado. Los peel imponen el nombre a los niños a los ocho días de su nacimiento, un nombre musulmán por sus procedencia. Pero los padres de estas niñas están acercándose a la comunidad cristiana y después de  la imposición del nombre musulmán, para no romper tradiciones y levantar ampollas, los padres les imponen un nombre cristiano. así que Juan Pablo impuso el nombre a estas dos niñas después que el imán impuso el nombre musulmán y se llevara su ración de carne. Las niñas se llaman Susana y Fátima.

Por la tarde va a Diidi y Guesubaani para la catequesis y la celebración de la penitencia respectivamente. En Guesubaani después de la celebración pierde la voz, una hazaña más que podrán contar en el santoral.

Esta noche Luis Ángel coge el avión dirección a España donde estará una semana.

8 abril, viernes

Juan Pablo con ayuda de los fontaneros saca la bomba de agua para ver que pasa, después de hacer varios ensayos ven que la bomba esta estropeada y que el sistema eléctrico responde, solución: la compra de una bomba que se instalará más tarde.

Hoy la celebración de la penitencia es en Nareru, la hizo Juan Pablo. Rafael regresaría esa misma tarde.

Luis Ángel llega a Madrid y coge el Ave camino a Ciudad Real para el comienzo del Foro.

9 abril, sábado

Rafael, Jean y el grupo de mujeres de la cooperativa de horticultura visitan Guesubaani donde hay una experiencia de huertas. Cogen ideas y se animan en su nueva empresa.

Por la tarde Rafael salió para Kosia para la celebración de la Eucaristía y las confesiones, al terminar se pasó por Sinandé para ayudar a Juan Pablo  en la celebración de la penitencia pero ya había terminado.

En este día, al medio día, Luis Ángel hizo su intervención en el X Foro de Manos Unidas. Su intervención fue el comunicar la experiencia de los proyectos de captación y abastecimiento de agua saludable que se han realizado en unos pueblos de la misión, en concreto en Tumé, Kosia, Kokabo y Nareru-Fô Buko con la intervención de Manos Unidas.

10 abril, domingo

En el último domingo de cuaresma vemos a Rafael celebrando la Eucaristía y las confesiones en Sakaru y de ahí seguiría a Fô Bouré y terminada ésta a Siki donde al finalizar la última celebración casi lo tienen que coger con pinzas, “Qué sudada”.

Juan Pablo celebró en Yara con las confesiones y seguido a Sekere.

La tarde del domingo  fue tranquila: un poco de descanso, retomar las aficiones  y un hueco para preparar la reunión con los catequistas del día siguiente.

Luis Ángel “el pájaro” aprovecha su participación en el foro para escaparse hasta Logroño y ahí lo vemos llegar a las cinco de la mañana a casa de madre y padre para pasar tres días de “descanso” como seguramente veremos. Ese día celebra la Eucaristía en su parroquia y habla un poco de la misión.

11 abril, lunes.

Reunión de Catequistas y presidentes. No constatamos ausencias. Como de costumbre se comenzó con una oración, se siguió con el repaso de las celebraciones de Semana Santa y se finalizó con el reparto y comentario del programa para los dos meses siguientes, donde se fijó las fiestas de los niños, la fiesta gando y como novedoso una marcha cicloturística.

En esta reunión se repartieron camisetas y balones para varias comunidades y medicamentos básicos para los catequistas, como paracetamol.

Luis Ángel, junto con sus padres, va a Calahorra a ver como van los trabajos de la copia de la Virgen. “Este Luis tiene cosas un tanto peregrinas”: intenta hacer copias de una imagen de la capilla de Sakaru que está hecha en barro, las copias las quiere hacer más grandes en un material duro y luego distribuirlas por las capillas de la misión. El artista, Gonzalo, que está haciendo la copia es un amigo de Javi y Magdalena (Papa foto y Mama bombon) y al que Luis Ángel fue a visitar y comentar algún detalle de la copia. Con este pretexto Pedro Hernández (párroco de Santiago de Calahorra), Miguel Ángel Miranda (antiguo misionero en Fô Bouré), José Luis Hernández (sacerdote en Logroño y conocedor de Fô Bouré con sus dos visitas), Javi y Magdalena, Luis Ángel y sus padres comieron juntos y recordaron sin duda su paso por la misión.

12 abril, martes

Rafael parte a Bembereké como todos los martes para su clases de bariba.

Juan Pablo ira a Kokabo esa tarde para la celebración de la Eucaristía y las confesiones.

Luis Ángel visita la parroquia de Santa Teresita para celebrar la misa de  la tarde y tener un rato de tertulia con los feligreses de esta parroquia que tanto quieren y ayudan a la misión. Este año motivados con la construcción de la iglesia de Sonka, motivación que se hizo palpable con la aportación que dieron a Luis Ángel de lo recaudado en las actividades que han realizado para este fin, aportación que no decimos por modestia, pero que de modesta no tuvo nada.

13 abril, miércoles

La preparación de la Semana Santa es intensa, sobre todo en las comunidades más sólidas como la comunidad de Siki, la oración cuaresmal y la confesiones son dos actos comunitarios a los que la gente responde con agrado. Juan Pablo ha de confesar sólo en Siki; la celebración le lleva dos horas y media de reloj, sin duda sigue sumando proezas para su santidad.

Rafael también compagina sus clases echando una mano a Alejandro para confesar por los pueblos, aunque como dice él: “yo no me entero pero ahí está el Espíritu que todo lo suple”.

En este día, en la delegación de Misiones en Logroño, Luis Ángel y Jesús María, el delegado, comentaron un poco los distintos actos de la celebración de los 50 años de la presencia de la diócesis en África y 25 en Fô Bouré. Un libro conmemorativo, una exposición, una carta pastoral, conferencias… todo hará vivir un poco más el espíritu misionero en las dos iglesias.

En este día Luis Ángel hace una visita al responsable de cooperación del ayuntamiento de Logroño, le entrega el informe de finalización del proyecto de la construcción del pantano de Wari, financiado por el ayuntamiento con fondos de ayuda directa. Parece que el ayuntamiento sigue interesado en prestar su ayuda en este rincón del mundo.

14 abril, jueves

Rafael sigue con las clases de mañana y por la tarde ayuda a Alejandro para las confesiones hoy lo vemos en Gamia confesando.

Juan Pablo sigue guardando la misión y por la tarde va a Yâro para la celebración de la Eucaristía y las confesiones. Para este día estaban programadas las confesiones contando con la presencia del sacerdote bariba L. Goragui, que venía para hacer la sesión de los catecúmenos que comenzaría el día siguiente; pero el fallecimiento de una sobrina hizo que se ausentase y Juan Pablo tuvo que aplazar las confesiones para el viernes y asumir la sesión con ayuda de algún catequista.

Hoy regresará Luis Ángel de su viaje a España donde asistió al X Foro de Manos Unidas; no regresará solo, le acompaña Beatriz Pérez del Notario, militante de la Acción Católica General y amiga de Luis Ángel desde que él fue consiliario del Movimiento Juvenil de Acción Católica en la diócesis riojana. Los aviones de Bilbao-Paris, París-Cotonou les harán poner pie en suelo africano. A su llegada les esperaban François y Philipe de Mensajeros de la Paz en Benin, que guardaron el coche durante la semana que Luis Ángel estuvo en España. Del aeropuerto al hotel a descansar para la jornada del día siguiente que se presentaba cargada e incierta ante los papeleos que Luis Ángel tendría que hacer para su tarjeta de residencia.

15 abril, viernes

Luis Ángel en esta mañana lo vemos por Cotonou haciendo o mejor dicho rehaciendo “el papeleo” de la tarjeta de residencia. De su expediente, para solicitar la tarjeta de residencia, le echaron por tierra la visita médica alegando que el centro donde la hizo no estaba homologado por el gobierno y ahí lo tenemos junto a Beatriz haciendo análisis de sangre y consulta médica para ser “legal”. Todo este trajín retrasó su salida de Cotonuou para ir a la misión. Salieron a las 12’30 del mediodía y llegaron a casa a las 8 de la noche. El viaje se hizo sin ningún incidente.

Rafael termia sus clases de Bariba en Bembereke por esta semana y las aplazará hasta pasada la Semana Santa y la semana de Pascua, dándose así un respiro en esa dura tarea de aprender una lengua. De vuelta a casa se desvía de su trayecto normal para ir a  Sinandé por la carretera de Kosia, para celebrar la Eucaristía en casa de las Hermanas dominicas.

Juan Pablo acompaña a los catecúmenos (180 catecúmenos) junto con la ayuda de Donné, catequista de Siki. Catequesis, oraciones y reflexiones orientadas al bautismo son la tarea a desempeñar para que los catecúmenos se metan más en la vivencia, el sentido y la exigencia del bautismo. Juan Pablo deja esta sesión para ir a la catequesis a Gamagui.

Durante el Via Crucis de la tarde en Fò Bouré Rafael y Juan Pablo confesaron a los bautizados de la comunidad de Fò Bouré.

Al final de la tarde vemos a los tres misioneros otra vez juntos y acompañados por su “extranjera”, Beatriz.

 

16 abril, sábado

Después de misa y el desayuno toca deshacer maletas para unos y para otros ponerse en marcha para un nuevo día. El viaje imprevisto de Luis Ángel ha facilitado el abastecimiento de los productos típicos que tanto se añoran: el chorizo, el salchichón, el jamón, “ese paté casero que hay que hacerle un monumento” (palabras textuales de Rafael), fardelejos y rosquillas de madre.

Ya entrada la mañana el presidente de la cooperativa de horticultura (Rafael) sale acompañado de todas sus fuerzas vivas Jean y 11 mujeres a la explotación del pantano de Fô- Bouré. Mantuvo un largo diálogo con el delegado peel para arreglar un problema del paso de las vacas. Beatriz le acompañó y después Luis Ángel la llevó al campamento peel.

Juan Pablo toda la mañana y casi toda la tarde cogiendo los nombres de los catecúmenos y viendo los posibles impedimentos para recibir el bautismo. Solo dos personas no podrán hacer el bautismo: una mujer que su marido ya está bautizado y que este no quiere hacer el matrimonio,  eso impide que su mujer pueda recibir el bautismo, y otra mujer una anciana donde en su comunidad no hay bautizados y que el año que viene posiblemente se hagan los bautismos así que ha de esperar un año.

Por la tarde Rafael, Luis Ángel y Beatriz salieron para Sekere para la última celebración de la penitencia en los pueblos en estos días de cuaresma. Antes de la celebración fueron al pantano de Sekere para ver la llegada de los ganados para beber agua y ver los caimanes.

Rencuentro de todos en casa para la cena y después tertulia, Luis Ángel fue al campamento peel para cambiar impresiones de la celebración de imposición de nombre de Fatima y Susana que se perdió por estar de viaje.

17 abril, domingo

Domingo de Ramos, la Semana Santa da su salida en la parroquia-misión de Fô Bouré. Nuestros tres misioneros se preparan para unos días intensos de celebraciones. La parroquia va creciendo año tras año, prueba de ello son los catecúmenos que han pasado tres días en la misión con la preparación inmediata a su bautismo.

Este día la distribución de las celebraciones fue el siguiente: Rafael hizo Nareru-Fô Buco y seguido Siki, donde quedó impresionado de la participación de la gente y aprovecho para arengar un poco al personal, para dar ese testimonio público con la procesión y también el testimonio del día a día de seguir y acompañar a Jesucristo en el caminar de la vida. ¡Bravo! Misionero ¡bravo! Aunque lo que realmente le impresionó fue ver la rueda pinchada de su coche a la salida de la celebración de Siki, cuando ya pensaba en un vaso de agua bien fresca que aminoraría su sofoco.

Juan Pablo celebró en Fô Bouré, una celebración masiva. Los fieles de Fô Bouré más los catecúmenos y seguramente que más de un curioso, formaron la procesión de este día. Y de aquí salió a Sinandé.  Allí parece que a los cristinos les costaba manifestarse, su procesión de Domingo de Ramos estaba preparada desde la casa de las Religiosas hasta la Iglesia, escasos 400 metros y fuera del pueblo. Juan Pablo cambió el itinerario recorriendo algún que otro metro más y con un sol de justicia y pasando por el pueblo.

Luis Ángel con Beatriz, la brava misionera, salieron para Moosi, allí un buen numero de gente con palmas y cruces confeccionadas les esperaban a la entrada de la iglesia para comenzar la celebración.  La procesión desde el centro del pueblo hasta la iglesia, cantos animados por las jóvenes, muchos niños, y la celebración sentida por la gente.  De Moosi a Boru Boru, un pequeño grupito de gente que también preparó su procesión de Domingo de Ramos.

Luis y Beatriz prepararon la comida en espera de Juan Pablo y Rafael. Tras la comida una siesta a 35 grados en la habitación.

La tarde dio para mucho en este día, con la ilusión que el viento corría, estos misioneros se hacían la esperanza de un posible lluvia que refrescaría el ambiente, pero no fue el caso.

Beatriz con el cicerone de Luis Ángel comienza a descubrir Fô Bouré, Rafael a sus correos y Juan Pablo reparando unos postes de la luz.

A media tarde, Rafael, Luis Ángel y Beatriz fueron al campamento peel de Dugagungu donde los niños del Madeb de Fô Bouré (Movimiento de niños cristianos) iban para animar la tarde y dar su testimonio como cristianos. Juegos, teatro y una pequeña oración fue su participación en este día.

Antes de la cena llegó una mala noticia, la iglesia de Sonka, en plena construcción, a causa del viento que sopló con fuerza sobre los encofrados de los arcos la hizo caer en un efecto dominó. La noticia cayó como un jarro de agua fría, pero que no les amedrantó a estos misioneros y su empeño de construir la iglesia de ladrillos y de almas.

Cena y tertulia y cama en espera de un nuevo día, quizás menos caluroso que este.

En esta semana veremos a nuestros misioneros un poco cargados de tareas y celebraciones en la Semana Grande de la fe: La Semana Santa.

 

18 abril, lunes

Este día comenzó con la triste noticia del fallecimiento de un miembro de la comunidad de Wari: Noel, un abuelo bautizado en los primeros años de la parroquia, desde hacia varios años imposibilitado en casa por su enfermedad. Mari su mujer siempre fiel a la oración y la catequesis de la comunidad asistió al funeral de marido testimoniando su fe. El funeral fue celebrado por Juan Pablo y Rafael.

Luis Ángel estuvo en casa esa mañana atendiendo a la gente que venía a casa. Varios se acercaron para la confesión y otros para plantear algún que otro problema. Mientras Beatriz haciendo sus coladas y su limpieza de habitación y paseándose por Fô Bouré acompañada de un sin fin de pequeñazos.

Por la tarde se pasó en casa avanzando sin duda todas las preparaciones de las celebraciones de la Semana Santa, aunque aún se sacó tiempo para asumir el desastre de la “caída de la iglesia de Sonka”, con la visita a sus restos y valorar un poco cómo ponerse manos a la obra de nuevo.

19 abril, martes

Día de celebración de convivencia y fraternidad. En este día en la Parroquia de Bembereke se celebró la Misa Crismal, antes de la celebración el Obispo reunió a todos los sacerdotes de la diócesis de N’Dali para agradecerles su entrega en la misión de la evangelización y parroquia por parroquia fue compartiendo sus tristezas y gozos en sus trabajos y se finalizó la reunión con varias informaciones.

Seguido a la reunión presbiteral la Misa Crismal, con una numerosa participación de fieles y donde el Obispo predicó con entusiasmo y trasmitiendo a los fieles el sentido y la riqueza de la celebración.

Y “De la Misa a la mesa”. Los sacerdotes, las religiosas y los religiosos en un grupo, las corales en otro grupo y los representantes de las distintas comunidades de Bembereke, la anfitriona, en otro grupo. El menú: ensalada, arroz y un trozo de carne.

Finalizada la comida tocaba el regresar a casa. Los venidos de lejos salen pronto para no toparse con la noche, los otros alargan su estancia con la tertulia y la medio siesta en el salón de la casa parroquial.

Hubo tiempo de acercarse hasta el Centro Femenino regentado por la religiosas de las Hijas de Maria para comprar unos paños en su tienda para confeccionar a Beatriz un traje para Pascua, así de regreso a casa ir a la modista para que le tomase las medidas.

20 abril, miércoles

Se acercan los días fuertes de Semana Santa y Rafael machaca una y otra vez las oraciones de estos días con ayuda de Philippe.

Juan Pablo y Luis Ángel se lían la manta a la cabeza y siguen con sus “rollos” uno a la electricidad (repasando tendidos y poniendo a punto los generadores que se niegan a trabajar)  y el otro a la carpintería (en esa mañana con el carpintero intentan reglar la sierra de la carpintería de la misión que como no, se llama: Carpintería San José).

Beatriz va de aquí para allá, paseándose y como no también organizando sus fotos y mandando algún correo a casa y amigos.

Por la tarde Rafael y Juan Pablo van a Gorobani a la catequesis. Rafael no conocía esta comunidad y lo que le ha impresionado ha sido la pista para llegar hasta el pueblo. Si fuera por él ya había dimitido al ministro de transportes y carreteras.

Luis Ángel con Beatriz van a catequesis a Seeru y Sonka donde hacen en los dos sitios la oración. En Sonka después de la catequesis comentan un poco “el fatídico desenlace de la caída de la Iglesia de Sonka” (recientemente en sus cines) y animan a la comunidad a retomar las obras una vez pasadas las fiestas de Pascua. Luis Ángel les dijo cómo la Parroquia de Santa Teresita de Logroño sigue apoyando; pero que lo importante es no desanimarse y dar gracias a Dios de que no hubiese ningún herido. Parece que están animados así que pronto veremos como la Iglesia toma forma.

No queremos crearnos enemigos a costa del futbol, pero la verdad este día parece que Rafael y Juan Pablo estaban dispuestos a ver el encuentro Madrid – Barça, pero se quedaron con las ganas, nuestra querida TV internacional no lo retransmitió, así que lo siguieron por la radio.

Beatriz y Luis Ángel se fueron de paseo aprovechando que la noche refrescaba.

21 abril, jueves

Jueves Santo, el día de preparativos para la celebraciones y quedó tiempo para hacer alguna reparación en casa e instalar el generador de gasoil para una de las tomas de agua de Fô Bouré, ya que el consumo va subiendo. Al final de la mañana colocaron el sombrajo en la huerta. Beatriz ayuda a Luis Ángel a hacer una tablas informáticas para el control del gallinero.

Por la tarde toca las celebraciones de Jueves Santo.  Juan Pablo celebra en Moosi y Boru-Boru de camino se topó con una tormenta de aire y polvo. En Moosi el grupo de costumbre y en Boru Boru como siempre el “pequeño resto de Israel”.

Rafael celebró en Guesubaani donde le visitó la lluvia en media celebración y en Sinandé donde la asistencia de gente fue reducida.

Luis Ángel y Beatriz fueron a las celebraciones de Siki y de Fô Bouré, también constató que la asistencia en las dos comunidades fue floja, la amenaza de lluvia o la confusión de la gente de estas celebraciones de Semana Santa pudieron ser los motivos.

A la noche, en Fô Bouré, se celebró la Hora Santa o las Horas Santas y que los niños, los adultos y los jóvenes tuvieron su Hora Santa respectiva.

22 abril, viernes

En este día de Viernes Santo, día de la Muerte del Señor, todas las comunidades celebraron el tradicional Vía Crucis. Cada pueblo con su peculiaridad: unos dentro de la Iglesia, otros en sus alrededores, otros por el pueblo y otros en las pequeñas montañas cercanas a los pueblos como el caso de Yâro y Fô Bouré. Los misioneros se hicieron presentes en alguna de estas oraciones populares.

Por la tarde las celebraciones fueron en Kosia y Yâro donde celebró Juan Pablo. Rafael en Yara y Sekeré y Luis Ángel acompañado de Beatriz en Sakaru y Nareru-Fô Buko donde la lluvia se hizo presente e hizo parar la celebración dos veces por el agua que entraba en la iglesia y el ruido de la lluvia al caer sobre el tejado de chapa.

El viento sopló con violencia en la zona de Fô Bouré y en los pueblos cercanos a Siki.  Philippe el catequista de Moosi nos avisó que su ca

sa se había caído y de Siki nos avisaron que el viento había hecho algún desperfecto en el pequeño internado de la comunidad.

A la llegada a casa constataron lo que los cuatro temían, que el sombrajo estaría por lo suelos, como así fue.

23 abril, sábado

Sábado Santo, Día de la Resurrección, todos los pueblos preparan su capilla: barrido, fregado, adornos, todo bien dispuesto para la fiesta de Pascua. Los monaguillos son sobre todo los encargados de todo este movimiento ayudados de un montón de niños que huelen la fiesta.

Rafael con su grupo de mujeres hortelanas van a su explotación, el riego no puede esperar aun siendo fiesta. Las huertas van cogiendo color verde.

Se come pronto y se cena más pronto si cabe, las Vigilias Pascuales trastornan un poco el horario de comidas.

La fiesta es grande en todos los pueblos, hoy se sumarán un buen número de nuevos bautizados y mañana aumentarán.

Rafael celebra su primera Vigilia en Kokabo y bautiza a cuatro catecúmenos. Seguido y después de recoger las ofrendas: unos mangos y ñames y una gallina va a celebrar a  Fô Bouré donde le esperaban 35 catecúmenos a bautizar y dos matrimonios por celebrar en la misma ceremonia y tanto fue su celo pastoral que bautizó a uno más que por confusión, o a saber cómo, se sumó a la fila de los bautizados y recibió el bautismo.

Juan Pablo celebró en Siki donde bautizó a 20 catecúmenos. También fueron generosos en las ofrendas y la fiesta se estropeó a causa del viento y la amenaza de lluvia.

Luis Ángel y Beatriz fueron a Guesubaani y Sinandé. En Guesubaani bautizaron 21 catecúmenos y celebraron un matrimonio, así como dos primeras comuniones. En Sinandé bautizó a 11 catecúmenos y dio la comunión a una niña, llegaron a casa exhaustos a las 2’30 de la madrugada y con el coche repleto de ofrendas: gallinas, cacahuetes, plátanos, ñames, macarrones, bebidas…

 

24 abril, domingo

El domingo de Pascua no dio descanso a nuestro misioneros, dos celebraciones para cada uno por la mañana y una a la tarde donde los tres se hicieron presentes.

El primero en salir de casa es Rafael camino de Kosia donde le esperan dos catecúmenos que recibieron el bautismo y cinco primeras comuniones, de ahí a Yâro donde bautizó a 11 catecúmenos.

Juan Pablo celebró en Sakaru y bautizó a dos jóvenes y cinco abuelas, en su homilía les dijo cómo era posible que unas personas de edad ya avanzada dejen sus costumbres y sus creencia para seguir a Jésus, a lo que ellas respondieron con firmeza el descubrir a un Dios bueno, el Dios de Jesús. Y de seguido Nareru-Fô Buko donde bautizó a 23 catecúmenos, casi todos jóvenes. Esta comunidad crece año tras año y la capilla se va quedando pequeña.

Fue en Yara y Sekere donde Luis Ángel acompañado de Beatriz celebró el Domingo de Resurrección. En Yara se bautizaron 13 catecúmenos, entre ellos el catequista de la comunidad y sus mujer, sin duda la fiesta se vivía con más gozo si cabe. En Sekere se bautizaron 16 catecúmenos, 2 niños hicieron la primera comunión y se celebraron dos consentimientos de matrimonio (dos matrimonios), Nestor un catequista de la comunidad que enviudó y que cogió una mujer, en este día se casó, y Thomas otro miembro de la comunidad que su mujer accedía al bautismo dio su consentimiento de matrimonio facilitando el bautismo a su mujer.

Los tres misioneros y Beatriz llegaron tarde a casa esta mañana de domingo de Pascua, lo justo para comer y reposar la comida escasos treinta minutos ya que en esa tarde celebraron en Dia Dia. Esta comunidad comienza a tener sus primeros bautizos, sin duda el nuevo catequista y su interés ha hecho posible que en el día de  hoy se bauticen los primeros 12 cristianos, como los doce apóstoles.

A esta celebración en Dia Dia se sumó el pueblo de Bukuro por su proximidad y para animar y vivir la fe de la comunidad parroquial. De este pueblo de Bukuro también hubo dos bautizos.

Después de la celebración hubo la fiesta: bailes, animación de los niños del Madeb, comida. Ahí festejaron los misioneros con un poco más de calma la Pascua sin que tener que ir a otro pueblo. El domingo de Resurrección llegó a su fin con la cena y una breve tertulia que no se alargó más por el cansancio acumulado de los “días Santos” y la semana entrante, aunque de descanso también les pedirá gastar energías a estos misioneros.


En esta semana veremos a nuestros misioneros un poco cargados de tareas y celebraciones en la Semana Grande de la fe: La Semana Santa.

La renovación de la pagina no está siendo regular, por este motivo os invitamos a que visitéis la sección “Cuaderno de bitácora”, ahí vamos sumando semana tras semana los acontecimientos en este rincón de la tierra y podéis seguir el día a día de la misión.

25 abril, lunes de Pascua

– “Pero cómo vuestras mercedes, no dan a sus cuerpos su debido descanso y no satisfechos del mucho desgaste, aun osáis en tal empresa, que si bien no es de locos sí de jóvenes y de aquellos que menos se han cargado en la cintura y en sus honrosas posaderas”


– “¡Muy buen amigo!. Coge como deber el desenlace de esta empresa que estos hidalgos de Dios realizan en este día. Su muchas andanzas en vidas pasadas forjaron unos cuerpos capaces de responder a las más fieras pruebas y no dar nuestra confianza, para el buen desenlace de lo que entre manos llevan, nos hace hombres de poca fe y aun de menos confianza. ¡A callar! y que el cronista nos apunte el desenlace”.

Hoy sería un día de descanso por antonomasia en la misión, pero estos misioneros “inconscientes” programaron un recorrido cicloturístico por la parroquia. Luis Ángel junto con Jean y Beatriz, en el coche escoba, salieron a Sekere para iniciar el recorrido desde allí y parando por los distintos pueblos y recogiendo a los participantes.

Rafael por su parte salió desde Fô Bouré seguido de Juan Pablo en el coche escoba de este sector del recorrido y de la misma manera agrupando a todos los participantes. El centro de reunión fue Dia-Dia.

Pueblo tras pueblo los jóvenes se iban sumando a la serpiente multicolor. En cada pueblo la capilla fue el punto de reunión donde después de un pequeño rezo se continuaba hasta el pueblo siguiente. Fue simpático ver a las jóvenes engalanadas con sus mejores galas pedaleando  y sin perder el ritmo impuesto por los más “gallitos”.

El encuentro se realizó en la escuela de Día-Dia. La animación con cantos y bailes por parte de los niños del Madeb de Dia-Dia y Bukuro fue la bienvenida a los 110 ciclistas. Mientras la animación la lluvia les visitó, pero no impidió el trascurso de las actividades programadas:

–       el desayuno con el coco,

–       presentación de los participantes,

–       un tiempo de reflexión tomando como símil los distintos elementos de la bicicleta con nuestros apoyos y necesidades en nuestro ser como cristianos,

–       la puesta en común en la iglesia

–       la celebración de la Eucaristía

–       reparto del rosarios y galletas a los participantes

–       regreso a casa “en bici”

Esto lo que dio el día de Lunes Santo con esta actividad donde los jóvenes quedaron contentos y animados al año que viene a repetir esta hazaña del pedal.

26 abril, martes de Pascua

La celebración de la Eucaristía, en la acotaba de Pascua, abrió el día.

Durante toda la mañana vemos en el patio de la misión un trasiego de mujeres preparadas para los dos días de formación de “mujeres lideres”. El programa de Animación Femenina de la Parroquia ha propuesto a estas mujeres dos días de formación y de contrastar experiencia para seguir con el trabajo en sus respectivos pueblos, la asistencia fue numerosa y la labor cundió.

Juan Pablo, como miembro permanente del consejo presbiteral de la Diócesis sale para N’Dali para una reunión sobre el plan pastoral, llegará a casa después de comer.

A Luis Ángel y Beatriz los vemos salir para Wari para celebrar la Eucaristía en el octavo día del fallecimiento de Noel. La asistencia en la eucaristía fue notable y la oración en la casa del difunto fue seguida también por un buen numero de gente entre el griterío propio de estas ceremonias de funeral en la etnia bariba: mujeres preparando comida, visitantes que llegan a la casa por la ocasión, los ya instalados esperando a la comida entretenidos en la charla, más de uno algo “más contento que de costumbre”,  las vendedoras ocasionales… en este ambiente se abre la Palabra de Dios, ante la admiración de unos y el “malcontento” de otros.

A Rafael lo dejamos en su cuarto respondiendo correspondencia y reposando la Pascua y las fiestas vividas en esta su primera Pascua.

Sentados en la mesa llamada de teléfono a Luis Ángel.

–       “Hola Luis. Soy Inma. Estamos cerca de casa, en un pueblo que se llama, se llama… ¿Florant cómo se llama el pueblo?

–       Wasa-Peunko.

–       Eso Wasa-Peunko.

–       Estupendo, os quedan como sesenta kilómetros. ¿Cuántos soy? Y ¿habéis comido?

–       Somos nosotros y las nenas: 4 y una amiga de Floran y su hija, en total seis y no hemos comido.

–       Bueno pues tranquilos, nosotros ya estamos comiendo y seguiremos en la labor, cuando lleguéis será vuestro turno, dile a Milena y Alba que les esperan unas ricas lentejas. Nos vemos.

Y así fue al cabo de un buen rato, según la velocidad de crucero de Florant, llegaron a Fô Bouré estos amigos de los misioneros que viven y trabajan en Cotonou. Pasarán en la misión escasos dos días.

Después de comer y congregar en la puerta de la misión una multitud de niños se prepararon para ir a visitar el campamento de Dugagungo, donde Alba y Milena las dos hijas de Florant  e Inma tienen a sus amigos Abel, Agnes, Anna y sin duda a todos los habitantes de este simpático rincón de la parroquia de Fô Buoré.

La comitiva de la visita estuvo formada por Luis Ángel y Beatriz, Alba y Milena junto con sus padres Floran e Inma y Clarise la amiga de Alba y Milena y su mama

Saludaron a todo el campamento en especial a las dos recién nacidas Susana y Fátima. Se pasearon por el entrono del campamento, visitando el molino, la bomba de agua y los vecinos y regresaron al campamento donde bailaron y pudieron compartir unas galletas y caramelos con un sin fin de niños.

De regreso a casa hicieron escala en el pantano donde Rafael y Juan Pablo habían llevado a todas las mujeres líderes para enseñarles la explotación de horticultura que un grupo de mujeres de Fô Bouré vienen de comenzar, como bien sabéis.

Y del pantano a casa:  la ducha,  la cena y  ver una peli que los invitados llevaron.

27 abril, miércoles de Pascua

Rafael no descansa en su aprendizaje y terminado el desayuno lo vemos salir para Bembereke después de despedirse de sus nuevos conocidos.

Florant, director de Mensajeros de la Paz en el Benin, tenía interés por visitar el centro de las religiosas, además de saludarlas y allí llevó toda su parentela, mientras Luis Ángel y Juan Pablo poniendo al día trabajos pendientes o nacidos de la Pascua como inscribir a los nuevos bautizados en los libros parroquiales.

Al regreso de la visita al Centro de las religiosas, Luis Ángel les acompañó a visitar las cooperativas de karite, molinos y el gallinero.

Y como fiesta y ante la incredulidad de Florant (“los curas en el bar”) se fueron a mojar el “pasa-pan” entre charla y charla al bar de Margariti.

Después de la comida, casi de seguido, los invitados salían de camino regreso a su casa.

Con un sol, de justicia, a unas horas que no es de recibo hacer nada, la mejor opción que se proponía era la siesta y no hubo mucha objeción para los que se quedaban en casa.

En la siesta a Juan Pablo le da un arrebato místico y aseado después de su descanso se despide hasta el sábado, se va al monasterio masculino de Kokobu a unos 160 kilómetros de casa.

Beatriz y Luis Ángel, más paganos, aprovechan este día, aún de descanso tras la Pascua, para darse un paseo en moto y hacer varias visitas: agradecer a los gente de Dugagungo la acogida de los extranjeros del día anterior, allí “pactaron la visita” que harían a la noche: “vendremos si preparáis un buen sitio para que Beatriz duerma, yo traeré el ordenador y veremos una película de Jesús”. El trato se hizo rápido, aunque por las dos partes ya se sabía que no había nada que tratar, es mucho más simple. Y de Dugagungo a Sakaru a visitar a una abuela y de allí a casa a cenar y prepararse para ir de nuevo al campamento peel.

Cuando Bea y Luis llegaron al campamento peel ya había varios rendidos por el sueño, así que hicieron rápida la oración y Luis Ángel seguido les puso la película de la Resurrección de Jesús doblada en bariba.

Terminada la peli y tras recoger las madres el patio de su infinidad de utensilios y recoger sus cosechas de neere (con lo que harán después la mostaza) cada uno fue tomando plaza para el descanso, unos al raso, otros en las chozas.

28 abril, jueves de Pascua

Como se nota que Beatriz no tiene su espejo en esta mañana y sus cositas para acicalarse antes de salir de su choza al nuevo día. Parece que ha descansado y ha gozado compartir choza con las pequeñas y la madre que se ha volcado en atenciones.

Regresaron a casa, desayunaron y se prepararon para salir a Bembereke para comer con Rafael y hacerle más agradable su estancia y su estudio por lo menos por unas horas ya que después de comer salieron para Buka para visitar a los misioneros Isidro y Ángel.

Luis Ángel comenzó esta tarde con un poco de fiebre pero no dejó de hacer la excursión ya que la visita la tenía prometida a los “bukakaris”.

Allí en Buka después de una buena sentada con el ofrecimiento de agua, visitaron la biblioteca que los misioneros están construyendo para el instituto.

La cena y la tertulia a la luz de la estrellas cerraron el día.

29 abril. Viernes de Pascua

La mejor terapia para un enfermo y para el descanso es “el despertar del cristiano” (cuando Dios quiera), así que apuran un poco más al día en la cama para luego desayunar e ir de visita alla montaña de Buka un lugar simpático con agradable  airecillo que corría aminorando un poco los 38 grados. Visitaron también la capilla y de ahí a casa para la comida, un poco de descanso para dar tregua al sol e ir al mercado, de donde se despidieron para tomar rumbo de Fô Buoré, donde Rafael les esperaba.

Justo para ducharse, y ponerse al día de los días pasados mientras cenaban y en la tertulia que le siguió antes de acostarse.

30 abril, sábado de Pascua

El que tuvo ajetreo este día fue Rafael, después de misa lo vemos ya preparado para ir con sus fuerzas vivas en busca del bambú que usarán como cerca para las huertas del pantano. Pertrechado con su galas de trabajo y su gorro inseparable para este menester lo vemos partir junto con Jean y un montón de mujeres en la caja de la Toyota.

Beatriz aprovecha la mañana para dar un repaso a su cuarto y pasear por el pueblo. Luis Ángel un poco convaleciente descansa en su cuarto poniendo al día algunos datos para nuestros reporteros del “objetivo discreto”.

Hora de comer, Juan Pablo aún no ha regresado, no tardará mucho. La tarde se paso preparando las celebraciones del día siguiente y visitando a distintas gentes.

Bueno, por ser fieles a la verdad hemos de decir que Rafael estuvo casi todo el día al pie del cañón con la explotación de su huerta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: