Septiembre 2012

 1 septiembre, sábado

Un nuevo día y un nuevo mes, será por eso que Luis Ángel al hacer el programa de pastoral lo dejó en blanco, o simplemente estaba tan pensativo en la boda de su hermana que les dio fiesta a sus compañeros. De buena tinta sabemos que la ceremonia y la fiesta de la boda fueron impresionantes.

Sin mandado a hacer de pastoral nuestros misioneros y acompañantes se dedicaron a visitar a las hermanas de Sinendé. Fernando les celebró la Eucaristía y después compartieron la mesa.

Rafael aprovecha para reunirse con los jóvenes responsables del sector de Sinendé.

En este día los albañiles comienzan con el cuarto de baño de la casa redonda.

 2 septiembre, domingo

Las celebraciones dominicales se distribuyen como siguen: Fô Bouré, Kosia y Sinendé para Rafael, y Yara, Sekere y Yâro  para Fernando acompañado de Alodia y Sergio.

Después de la comida en casa salen para Natitinguou haciendo una parada en Koandé.

Ya en Natitingou descansan del viaje en casa de las hermanas panameñas y después de la cena bien protegidos de antimosquitos le dan a la lengua.

 3 septiembre, lunes

A las ocho de la mañana, en pleno desayuno con la hermanas en Natitingou, suena el teléfono de Rafael. Malas noticias. Mama Veronique acababa de fallecer. La inquietud de la sobrina Agnes que la ha estado cuidando es grande, la familia quiere enterrarla en Sinendé, pero el deseo de Veronique fue que se le enterrara en Bukuro y cristianamente.

Este acontecimiento lleva a un cambio de planes, salen para Fô Bouré dejando Natitingou y sus visitas al hospital de Tangueta.

Nada más comer se hacen presentes en Bukuro para el funeral entierro de Mama Veronique, les acompañan Sor Felicité con un buen grupo de crías, entre ellas Marie-Clair que ha estado ayudando con las curas durante una buena temporada, también se suman varios miembros de la comunidad de Fô Bouré.

La despedida con la celebración de la Eucaristía fue sentida. La hermana Sor Feicité también dirigió unas palabras a la comunidad de Bukuro.

El día amenazaba lluvia, y ésta hizo aparición con fuerza justamente después de terminar con el entierro, obligando al regreso a casa.

El cansancio de los viajes y las emociones del día aceleraron el descanso de la jornada.

 4 septiembre, martes

Celebración en Siki a las siete de la mañana que hace Fernando, en casa y a la misma hora celebra Rafael.

Los trabajos en la misión continúan. Terminado el cavado de la fosa los albañiles comienzan a revestirla de ladrillos bajo la supervisión de Fernando.

Alodia y Sergio siguen con los niños jugando a  baloncesto y de aquí para allá.

La pastoral queda para Fernando donde va a Kparo con Alodia y Sergio para la catequesis. Se hicieron un poco los remolones, pero al final asistió un buen grupo.

Cena, visitas y charla antes de dormir.

5 septiembre, miércoles


Este día es el día de regreso de Luis Ángel, ha dejado a su hermana casada y se reincorpora a la tarea de la misión, hoy y mañana serán dos días de viaje. Rafael le advierte que en la zona de Seketé hay por estas fechas una fiesta del budu, la fiesta del Olo, y parece que es peligroso transitar por la zona.

La lluvia sigue haciendo su aparición reclutando a nuestra gente en sus cuartos. A la tarde avisan de Moosi que la pista está intransitable por todo el agua que ha caído, así que Fernando con Alodia y Sergio van sólo a Wari para la catequesis.

Luis Ángel llega al Benin, en el aeropuerto le esperan François y Philipe que juntos irán a casa de Florence para concretar fechas de la visita de obispos y misioneros.

 6 septiembre, jueves

Puerta y los albañiles.

Es día de regreso a casa para Luis Ángel, a la siete de la mañana deja la ruidosa ciudad de Cotonou camino de la misión. Pequeña parada para repostar gasoil en Porto Novo, desoyendo la advertencia de Rafael de no pasar por la zona de Seketé ( la verdad que se informó y no veía tal peligro) un poco más adelante otra paradita en Dassa para estirar las piernas y en Parakou comer y visitar a unos conocidos. A las seis y media de la tarde se reencuentra con Rafael, Fernando, Sergio y Alodia.

En la misión este día las actividades siguen su ritmo: albañiles con la casa redonda, Rafael a su despacho habitación, los jóvenes a quemar toxinas con los pequeñajos que se acercan para pedirles el balón  y Fernando de aquí para allá haciendo y deshaciendo.

La lluvia sigue haciéndose presente y las pistas son auténticas pistas de patinaje. Fernando con Alodia y Sergio salen a la tarde hacia Diidi para la catequesis y a Guesubaani para la misa, pero en Kpuesuro un camión se quedó hundido dejando solo un pequeño paso en un lateral de la pista. Al llegar a este punto un coche intentó pasar por ese lateral y se hundió también dejando el paso cortado e impidiendo a nuestros protagonistas a puertas de su destino. Tuvieron que regresar y aprovecharon para visitar a Sor Dominica que anunció su partida definitiva para España dos días antes.

Luis Ángel llega a la misión mientras Rafael y Fernando celebran la Eucaristía.

Cena, charla y descanso sobre todo para el que vino de viaje.

 7 septiembre, viernes

Después de la celebración de la Eucaristía en casa, Fernando, Rafael, Alodia y Sergio van a Parakou para hacer un sin fin de compras, aunque vinieron con la mitad de la lista.

Luis Ángel deshace maletas entre ellas una caja que contenía una imagen de la Virgen María a rasgos africanos que Bienvenido, suegro de su hermana, ha hecho para la misión.

Esa misma mañana Luis Ángel visita a Sor Dominica ante el anuncio inminente de su partida definitiva a España y visita las obras de los despachos en la Iglesia de Sinendé.

Lluvia hace su aparición así como el sueño y el cansancio dejando a Gamagui sin la catequesis.

“Los bulliciosos” llegan de Parakou mientras Luis Ángel paseaba por el pueblo haciendo alguna que otra visita.

Después de la cena la cita de los viernes se mantiene y Luis Ángel va al campamento peel. El resto medio ven un partido de fútbol todos dormidos dejando a Sergio solo ante el peligro y más aburrido que una ostra sin poder comentar las jugadas.

 8 septiembre, sábado

Terminada la Eucaristía y el desayuno Fernando con Luis Ángel se pone  manos a la obra para colocar un cierre en el frigorífico. La goma, con el tiempo no trabaja como debería, no han encontrado goma para remplazarla y se les ha ocurrido poner un cierre que haga presión e impida a las hormigas sus paseos por el interior. Luego diseñaron el baño de la casa redonda.

En esta mañana Alodia, Sergio y Fernando pasean por el pueblo acercándose hasta la casa de Jean.

Mientras Rafael y Luis Ángel mantienen una reunión con las animadoras de la Animación Femenina de la parroquia, para ver que líneas de trabajo atacar para este nuevo curso.

Durante la mañana y el mediodía van pasando los catequistas a saludar o bien de ida o bien de vuelta de la oración y visita que hicieron en Seeru por la muerte de la mujer del catequista de esta comunidad.

Luis Ángel con Alodia y Sergio van a Sekere para la Eucaristía recogiendo a Sor Dominica en Sinendé. En la celebración Luis Ángel comunica  a la comunidad la partida de Sor Dominica. Alodia y Sergio fueron en busca de los caimanes, pero no tuvieron suerte.

Fernando desmonta el retrete del edificio del comedor dejándolo a medio hacer por la falta de piezas.

Un poco antes de la cena tuvieron la visita de Frederi y Renet, dos médicos de paso por el centro de nutrición de Fô Bouré, no se quedaron a cenar por estar un poco indispuestos de los tripas, pero aceptaron la invitación para el día siguiente.

 9 septiembre, domingo

Las celebraciones del domingo fueron: Fô Bouré y Siki donde celebró Rafael, Seeru y Sonka a cargo de Fernando con la compañía de Alodia y Sergio y  en Guesubaani y Sinendé Luis Ángel. En esta última comunidad despidieron a Sor Dominica con la sorpresa y premura de su partida. Luis Ángel explica que les hubiera gustado despedir a Sor Dominica de una manera más festiva, pero que la noticia también les había llegado de sorpresa.

Después de la comida la siesta y tras ella Fernando se pone con el retrete. Alodia y Sergio tenían la intención de ir a Siki para la compra de unos paños, pero Fernando se lió de tal manera que la hora de partir no llegaba y a esto les faltaba quien les acompañara para no ser timados y comparar según la estimación a los trajes a hacer..

Rafael  y Luis Ángel pasaron la tarde en casa y al final de la tarde se pusieron a preparar la cena a la que se sumaron los invitados: Frederic y Renet.

Después de una cena de antología, gracias a las pesquisas de Rafael en el puerto de pescadores, la noche siguió con la charla hasta la hora de irse a descansar.

10 septiembre, lunes

La semana comienza con la reunión de los catequistas para la preparación de la fiesta de los veinticinco años de presencia de los sacerdotes riojanos en la misión de Fô Bouré.

En distintos grupos prepararon las moniciones, los cantos, las lecturas y peticiones y el resto de las intervenciones de la celebración.

La reunión termina con la comida.

Alodia y Sergio van quemando sus últimos cartuchos de su estancia en la misión. Aprovechan para jugar al baloncesto, Rafael se suma al reto deportivo. No todo fue jugar en el día, pues Alodia se sumó al trabajo de los médicos franceses en el dispensario de las religiosas.

Luis Ángel después de la comida sale para Bukuro para la celebración de la Eucaristía, en el octavo día de la muerte de Mama Veronique. Fue una celebración sentida y de agradecimiento por el acompañamiento de la comunidad en el proceso tan largo de enfermedad y sufrimiento.

La celebración de la tarde de la Eucaristía es presidida por Fernando.

El día pasó.

11 septiembre, martes

Alodia y Sergio hacen sus maletas y recogen sus últimos presentes para llevar a  España. En sus maletas, del corazón, llevan sobrepeso. Muchas nuevas amistades y una realidad tan distinta a la suya les ha calado y en alguna de las despedidas las lágrimas se saltaron.

Todos quedan en casa. La pista de Gorobani está intransitable y a ello se suma la comida que los misioneros ofrecieron a Sor Dominica como gesto cariñoso ante su partida definitiva a España después de su entrega generosa en Sinandé.

Sor Dominica llegó alrededor de las diez de la mañana y hasta la hora de comer estuvo con Luis Ángel charlando, de los humano y de lo divino.

A la comida se dieron cita todas la religiosas de Sinandé y las religiosas de Fô Bouré.

El agradecimiento de la misión a Sor Dominica no se puede recoger en palabras. Solo decir que su paso por la misión, por el pueblo de Sinandé, y en sus visitas a las comunidades, a dejado una marca imborrable, así como su vocación de educadora, de su vida y sentido de parroquia a dejado una marca que impedirá el olvido.

A la noche es el último café y charla de los jóvenes visitantes de la misión.

12 septiembre, miércoles

Fernando con sus dos jóvenes feligreses salen de mañana camino a Cotonou. El coche parece un auténtico taxis africano, ya que poco a poco se van dando cita distintos pasajeros con billete de ida y vuelta. El viaje se hizo sin dificultades con una parada en Bohicón para visitar y comer en casa de unas religiosas.

Luis Ángel y Rafael después de sus primeros trabajos en casa salen para N’Dali. Luis Ángel va de gestiones a la carpintería de la diócesis con motivo de los preparativos de la fiesta y de camino, en Ina, deja a Rafael para que le hagan un masaje en el hombro. De vuelta de la gestiones Luis Ángel recoge a Rafael y continúan camino para Bemberke. Comen en la misión asturiana atendidos por el único morador, el cocinero, hasta la vuelta de Alejandro de sus vacaciones. Con él tratan el menú para el día de la fiesta de los agentes de pastoral e “invitados de honor”.

Terminada las gestiones en Bembereke y ya de regreso en casa, Luis Ángel comienza a contactar con lo gremios para finalizar los arreglos en la misión y rematar algún que otro trabajo pendiente en el despacho. Rafael por su parte sale para Bukuro para la celebración de la Eucaristía, pero con el temor fundado de no encontrarse con nadie ya que dos días antes hubo la celebración en el pueblo y los trabajos del campo urgen la presencia de los labriegos. Los temores se confirmaron y siguió camino hasta Sinandé para charlar con Sor  Dominica.

La noche y el cansancio unieron las fuerzas para derrotar a los dos titanes de la misión.

La colonización de la diócesis aragonesa sobre la riojana se deja sentir en los pequeños detalles, fíjense en la cinta de la Virgen del Pilar colocada en los coches de la misión.

13 septiembre, jueves

La fiesta se acerca y los preparativos absorben el tiempo y las preocupaciones.

Limpieza de salas para usarlas como comedores, preparativos en la iglesia…

La mañana es una mañana de trabajo que queda interrumpida para ir a Sinandé para comer en casa de las religiosas de la Anunciata, donde se juntaron las dos comunidades de esta congregación presentes en el Benin, para despedir a su hermana Dominica. A esta despedida se suman los sacerdotes de la parroquia y las hermanas de Fô Bouré.

Después de la comida y del reposo fueron a la capilla del Buen Pastor de la comunidad de Sinandé para la celebración de la Eucaristía de acción de gracias por los años que Sor Dominica vivió y compartió la fé en este rincón del África negra. Religiosas, fieles de Sinandé, alguna que otra muchacha de sus internados y algunos catequistas abrigaron con su oración y afecto a Sor Dominica en su despedida. Las palabras, que dirigió al final de la celebración, fueron de agradecimiento por los momentos de fe compartidos con las distintas comunidades de la parroquia y de un modo especial con la comunidad de Sinandé. No falto un pequeño detalle y los bailes.

La despedida se alargó un poco y la celebración en Fô Bouré no se hizo.

El día se cerró con un adiós que suena hasta luego.

14 septiembre, viernes

El albañil casi ha terminado con el cuarto de baño de la casa redonda. A espera de Fernando comienza con la limpieza del cuarto y con la retirad del material sobrante del patio de la misión.

Alodía y Sergio salieron para España ese mismo día. Fernando les hace de guía de los sitios turísticos del país en sus últimas horas.

Rafael y Luis Ángel siguen liados en sus quehaceres.

Como día de la cruz a Rafael le toco sufrir. En su salida a la pastoral en moto ha Gaaro la lluvia le seguía las espaldas, cogiéndole de lleno en Siki. El pobre infeliz hizo caso a los dos desalmados pronosticadores del tiempo: Luis Ángel y Jean Hueddes y confiado se hizo a la pista. Sus llamadas de auxilio al teléfono de Luis Ángel fueron en vano, ya que este estaba de un lugar a otro en sus cosas y el teléfono en su cuarto. Rafael contacto con Jean quien fue a rescatarlo con el coche evitando el paso movedizo de la pista a la salida de Siki.

En casa risas y reproches según el que contaba la historia.

Después de la cena un poco de charla a la que sumo la visita de Jacqueline.

La lluvia de la tarde y el cansancio hicieron desistir de la visita al campamento peel.

15 septiembre, sábado

La actividad de la misión viene marcada por los preparativos de la fiesta, de aquí a unos pocos días los sacerdotes que pasaron por la misión durante estos veinticinco años llegarán, con ellos vendrán el Obispo de la diócesis de Calahorra y La Calzada- Logroño y el Obispo de Barbastro Monzón y Juan Pablo se reincorporará a la misión después de sus vacaciones.

Fernando toma el camino de regreso a Fô Bouré tras dejar embarcados a Alodia y Sergio.

Luis Ángel con el grupo de monaguillos van preparando distintas cosas para la celebración y haciendo alguna que otra limpieza de las dependencias de la misión para dejarlas listas para la fiesta.

Rafael en su habitación trabaja y con el cocinero de la misión van concretando menús y preparativos para los faustos.

A la tarde Luis Ángel va a Gurukpero para la celebración de la Eucaristía, le acompañan Hortense y Jacqueline. Después de la celebración Luis Ángel tiene un encuentro con un matrimonio que se alarga hasta bien cerrada la noche.

Fernando regresó y se las ingenió para subir unos helados que ayudan a hacer la tertulia de la noche más amena.

El día dio de mucho y las pilas se descargaron invitando a un rápido descanso.

16 septiembre, domingo

El día amanece nublado y con presagio de lluvia que se cumplió y de un modo copioso durante la mañana.

Rafael celebró en Kokabo y seguido en Sakaru, pudo atender a las dos comunidades sin dificultad.

Fernando celebró en Fô Bouré y se dirigió hacia Nareru-Fô Buko para la segunda celebración, pero a la salida de Fò Bouré se encontró la barrera echada (que prohíbe circular para no estropear la pista) y se dio media vuelta a casa.

Luis Ángel con alguna que otra dificultad llegó a Moosi para la celebración. Durante esta la lluvia cayo con fuerza continuando durante casi toda la mañana. El catequista, Simon, se presto a acompañarle hasta la pista general por si hubiera alguna dificultad. Con la pericia de uno y el conocimiento del camino del otro la prueba del regreso se superó. En Wari no encontró a nadie, pero siguió camino hasta Gurukpero para dejar a una cría que le siguió desde Fô Bouré y al dejarla en Wari y sabiendo que tenia que continuar a pie tuvo piedad de ella e hizo unos cuantos kilómetros más en una pista infernal bajo la lluvia.

Hora de la comida y del descanso. A la tarde hubo tiempo para trastear con arreglos ya que la lluvia seguía haciendose presente.

A la noche después de la cena a nuestro Fernando y Rafael les dio la vena de limpieza y atacaron con empeño la limpieza de los fogones de la cocina entre la admiración de Luis Ángel viendo a Rafael sudando en tal empeño.

Así se cerro la semana.

17 septiembre, lunes

Empieza la cuenta atrás para todos los festejos, pero aun son capaces de meterse en chanzas. El cuarto de baño de la casa redonda ya está terminado y ahora acometen la obra de hacer una canaleta para la entrada a sus habitaciones. Las ideas son varias y al final se llegó a un medio consenso.

Unos y otros ultiman sus encomiendas para la fiesta.

La animadoras han comenzado una formación con las mujeres líderes de los pueblos.

Este día hubo huelga de taxis, Luis Ángel tuvo que acercar a Jacqueline hasta Gessu Sud, allí el ambiente era un poco cargado de discusiones y de alguna voz más alta que otra, allí unos familiares le esperaban para seguir camino de Banicohara.

Celebración de la Eucaristía a la tarde y tertulia ilustrada después de la cena.

18 septiembre, martes

Fernando y Rafael salen de mañana a Parakou para hacer compras. Vienen a media tarde con los coches repletos. Entre su carga un frigorífico congelador y una cocina.

Luis Ángel última el folleto de la celebración de la Eucaristía de la fiesta y demás pequeñas cosas, mientras supervisa la labor de los pintores. Las animadoras le cedieron la palabra en la reunión de mujeres líderes, para animarlas a seguir en la animación e invitar a nuevas mujeres, sobretodo las jóvenes madres, que podrán beneficiarse del programa de formación en higiene, salud, alimentación, derechos de la mujer y mil temas más.

La pastoral fue la Eucaristía en Yara y la catequesis en Kparo a la que fue Luis Ángel. La lluvia hizo su aparición inquietando un poco al conductor por el estado de la pista.

El día no dio más de sí.

19 septiembre, miércoles

Fernando sigue haciendo pequeños arreglos en la misión: cuartos de baños, puertas que cierran mal…

Los pintores por su parte también terminan su trabajo. La Iglesia tiene un nuevo colorido y la misión va tomado un nuevo aire.

Rafael hace la catequesis a la tarde en Wari.

En este día, como los otros de la semana, se van dando los últimos coletazos a toda la preparación de la fiesta.

20 septiembre, jueves

Casi todo el día le costó a Fernando el poner unos focos en la capilla. Luis Ángel comienza con los preparativos litúrgicos para la celebración de la fiesta: ensayo con los monaguillos y disposición de la capilla: las sillas de los celebrantes, coral, invitados…

Rafael gestiona los últimos kilos, de esas cosas que echa de menos en estos Lares, que su obispo le traerá en la maleta.

Fernando no queda contento con la luminaria de la capilla y sigue en su empeño otro día más.

A la tarde Rafael saldrá para Yâro para la Eucaristía dejando la catequesis de Buro por el mal estado de la pista.

Luis Ángel y Fernando están tan metidos en la faena que olvidaron ir a la catequesis en Tume, eso sí celebraron en Fô Bouré la Eucaristía.

21 septiembre, viernes

Como dos expedicionarios Rafael y Fernando van a Gaaro en coche, por un camino que es posible acceder al dicho pueblo y que un joven de la comunidad le mostrara para poder ir días más tarde con toda la comitiva de obispos y sacerdotes. Reventaron una rueda del coche con una rama.

Luis Ángel, como un moroso, se pasea con Mohamé por el pueblo reclamando el pago de los contadores de la luz a los morosos.

A la tarde persona sale de casa, ni siquiera para la pastoral ya que la lluvia amenaza.

Luis Ángel, como un inconsciente, salé a la noche hacia el campamento. Después de la oración una gran velada de charchara con los niños y los padres insistiendo en la importancia de l colegio y de hacer todos los esfuerzos posibles, tanto unos, padres con el pago de la suscripción…,  como los otros esforzándose en los estudios

22 septiembre, sábado

Luis Ángel va de mañanita hasta N’Dali para participar en la inauguración del hospital que el Obispo ha construido. El Hospital del Padre Pío acogerá sin duda a un buen número de enfermos de la zona y prestará un servicio de incalculable valor.

Rafael y Fernando se quedaron en casa trabajando cada uno en sus materias y a la tarde salieron para Yara y Sekere para la celebración de la Eucaristía en ambos pueblos.

Al final de la tarde todos se dieron cita en casa. La cena y el descanso no se izo esperar.

23 septiembre, domingo

Rafael celebró en Fô Bouré y Fernando en Siki. Después salieron camino de Cotonou, iban a recoger la comitiva de La Rioja y Monzón que llegaba al día siguiente.

El camino lo hicieron sin sobresaltos.

Luis Ángel celebró en Kosia, Sinendé y en Ñaro. A este pueblo sólo iba por recoger la megafonía, pero la gente le esperaba para la celebración, así que celebró ante una multitud de fieles.

La tarde la aprovechó para ensayar con lo monaguillos y preparar todo lo necesario para la celebración de la fiesta. Había que dejar todo preparado ante de la llegada de los extranjeros.

Un descanso y poner un poco al día los papeles del despacho, preparar la cena y hasta mañana.

24 septiembre, lunes

Luis Ángel aprovecha el día para ultimar todos los últimos destalles de los preparativos: megafonía de la capilla y exterior, ensayo con los monaguillos, disponer los bancos para las carpas instaladas en el exterior, que hubo que buscarlos en las comunidades de Siki y Sakaru. Celebró por la mañana para tener todo el día en estos menesteres.

Las mujeres de Fô Bouré empezaron con la preparación de la comida para las gentes de las comunidades para el día de la fiesta.

Rafael y Fernando se patearon Cotonou haciendo compras de vasos, platos y cubiertos para la fiesta y de cuando en cuando unas cuantas llamadas de Luis Ángel pidiéndoles alguna cosa olvidada o que surgía sobre la marcha.

En el vuelo de la siete y media de la tarde de la compañía Airfrance llegaba la comitiva riojano – aragonesa.

Don Juan José Omella Omella, obispo de Calahorra y la Calzada –Logroño encabeza la expedición riojana con cuatro sacerdotes de su diócesis, todos ellos misioneros: Jesús María Peña, José Andrés Garrido, Miguel Ángel Miranda y Juan Pablo López que se incorpora a la misión después de sus vacaciones. La expedición aragonesa se abre y cierra con la presencia de Don Alfonso Milián, obispo de la diócesis de Barbastro- Monzón.

Rafael y Fernando con algunos miembros de Mensajeros de la Paz en Benín, les dan la bienvenida y los recogen para cenar un poco antes de irse a descansar para el viaje de subida a la misión.

25 septiembre, martes

A las siete de las mañana la comitiva sale de Cotonou para su largo y pesado viaje a la misión. Cotonou – Porto Novo – Bohicón – Dassa (con las paradas obligadas para para comprar fruta y reponerse con una  tortilla) – Parakou (parada y fonda en casa de las Franciscanas de la Divina Pastora) N’Dali – Fô Bouré.

Luis Ángel aprovecha la mañana con algún trabajo en casa y sale para N’Dali para visitar al Obispo para recordarle que esa misma tarde los extranjeros llegarán a su casa para saludarle. Se llega hasta Parakou para hacer alguna compra y sumarse a la comitiva. Llega al final de la celebración de la Eucaristía que celebraron en casa de las hermanas.

Después de la comida un poco más de coche al día hasta N’Dali.

Don Martin da la bienvenida en su diócesis a los Obispos y antiguos misioneros de la misión de Fô Bouré. El encuentro duró más de lo previsto, sólo la aparición de la lluvia dio el motivo para continuar el trayecto final hasta casa. Atrás dejaron al Obispo feliz y entusiasmado con la narración de los martirios de Barbastro y el milagro de Calanda.

La noche les sorprende sin llegar a casa y a la entrada del pueblo un buen grupo de jóvenes, niños y algún adulto dan la bienvenida a la comitiva. Comienzan los reencuentros y las sorpresas, tónica de este viaje conmemorativo de los veinticinco años de presencia de misioneros riojanos.

Tras el paseo atravesando el pueblo entre los cantos y bailes de bienvenida, estos siguieron en el patio de la misión.

La instalación en las habitaciones, la ducha y la cena cerraron el día.

Mañana la agenda continua su curso y el cansancio y la prudencia llaman al descanso.

26 septiembre, miércoles

Parece que el cansancio no ha hecho extrañar la cama a ninguno de la expedición, aunque hay alguno más madrugador que otros y sin levantarse el sol ya se le oyen los pasos por los pasillos camino de la capilla en espera que el resto se de cita con los laúdes, después de que Luis Ángel celebre en la capilla para el pueblo fiel.

Antes de los laúdes y coincidiendo con la salida de los feligreses los primeros saludos. Tras los laúdes el desayuno y descargar la segunda remesa de las maletas de los presentes para la misión que ayudan a recordar el color, olor y sabor del terruño.

Pequeña visita por las instalaciones de la misión para unos y charlas y saludos para otros.

La agenda impone su ritmo y la salida hacia Bembereke no se hace esperar, con la urgencia permanente de Rafael para que todo salga al milímetro y además hay que contar con los imprevistos como los de la carretera o pista.

El objetivo de la mañana es el saludar a las dos comunidades de religiosas: las Hijas de María (antigua comunidad que comenzó en Fô Bouré, hasta su partida a Bembereke en busca de vocaciones) y a la comunidad de las Dominicas de la Anunciata, para terminar con la comida en la misión asturiana, aunque su morador les daría plantón con motivo de sus vacaciones. De regreso hubo tiempo para una pequeña parada en el santuario mariano de Nuestra Señora de la Paz.

La expedición comienza a tonar contacto con realidad de la misión: el calor, los caminos por las pistas, el bullicio de los niños al paso de los coches, el verdor del momento invadiendo las pistas, los inmensos charcos que hay que atravesar, las zonas fanganosas… envuelven el día en una atmósfera casi épica.

De regreso de Bembereké la expedición se divide en dos. Un grupo celebrará en Kokabo y otro en Siki, pero antes de separarse un saludo por parte de todos en la primera comunidad: Kokabo.

En esta comunidad celebró Don Alfonso acompañado de Rafael, Juan Pablo y José Andrés, el calor físico como anímico fue impresionante.

El otro grupo celebró en Siki, presidido por Don Juan José y acompañado por Jesusmaría, Miguel Ángel, Fernando y Luis Ángel. Después de la celebración esperaron al resto del grupo para saludar todos juntos a la comunidad.

En ambas comunidades los presentes se materializaron en sacos de ñames, gallinas y cabritos para los extranjeros.

La jornada fue intensa y después de la cena un poco de charla, donde se va poniendo en claro que grupo o que obispo ha predicado mejor viendo el resultado de las ofrendas.

Los jóvenes esa misma noche ofrecieron a los visitantes una pequeña velada con unos teatrillos y una bienvenida en el apatán de la misión, tras la cual se fueron a descansar.

27 septiembre, jueves

Después de misa de siete la capilla queda libre para el rezo de los laúdes por parte de los sacerdotes y obispos. Del rezo al desayuno y seguido a un paseo para la visita de las cooperativas y el depósito de agua, también una visita fugaz a casa de las hermanas.

A media mañana salieron todos hacia N’Dali para comer con el ordinario de la Diócesis: Don Martín.

La acogida fue muy amable y se deshizo en atenciones.

El repaso histórico de la misión, el aumento de las comunidades, la continuidad del trabajo fueron los aspectos que don Martín resalto y agradeció en su intervención antes de la comida.

Hubo entrega de presentes por parte de los obispos visitantes: un misal en francés, una casulla, un estolón y una mitra, así como el libro conmemorativo de la misiones riojanas.

Después de la comida los obispos tuvieron un tiempo de charla solos.

Camino de regreso a casa hubo la celebración de la Eucaristía en dos comunidades Sonka y Seeru. Como el día anterior todos saludaron en el primer pueblo y después del saludo un grupo continuaba camino para celebrar en el siguiente y esperar al final de la celebración al resto para ser presentados y saludados.

En Sonka fue don Juan José el que celebró acompañado de José Andrés, Miguel Ángel, Luis Ángel y Fernando. La pequeña comunidad acogió con agrado las palabras y el ánimo que el obispo les brindo en su homilía y se deshizo en alabanzas a los catequistas y presidentes que ayudan a las comunidades a crecer.

En Seeru Don Alfonso acompañado de Rafael, Juan Pablo y Jesusmaría les exhorto a vivir el don de la fe, a seguir con decisión el camino de Jesús. La comunidad de Seeru, más numerosa en este día, agradeció la presencia del obispo entre ellos y el detalle de hacerse una foto con los más pequeños de la comunidad.

El primer grupo se unió al segundo en esta ultima comunidad para brindarles también el saludo así como para acoger su calorosa acogida.

No faltaron presentes en uno y otro sitio como signo de reconocimiento y gratitud.

Ya en casa un poco de descanso y refrescarse antes de la cena y tras ella una tertulia en torno al futuro y perspectivas de la misión.

28 septiembre, viernes


La Eucaristía se celebró en casa a las siete de la mañana.

Tras la celebración en comitiva se fue a casa de un anciana para darle la comunión.

No falto la visita al rey

y al imán.

Después del desayuno salieron hacia Ñaro para la inauguración de un dispensario maternidad. Esperemos que con las bendiciones episcopales a estas instalaciones tengan pronto el personal que se haga cargo de ellas y den servicio a la población.

Hubo no poca gente en la inauguración y no faltaron los discursos y las alabanzas por parte de las autoridades.

Se regresó a casa para la comida y después de un descanso salieron para Gaaro para asistir a una catequesis en una de las comunidades que comienza y a las que se le sumaron varias cercanas.

Fue Filipu de Moosi quien dirigió la catequesis en gando. Como día de fiesta prepararon un poco de comer para los extranjeros y visitantes.

En la misión la gente se va dando cita para la fiesta, un buen grupo de jóvenes de Siki llegan casi antes de caer la noche y animan con sus cantos por todo el pueblo.

Estos y los jóvenes de Fô Bouré se juntaron en casa de las religiosas donde comenzaron una la oración del rosario con una Virgen procesional hasta la Iglesia. A medio camino la comitiva se suma a la oración a su regreso de Gaaro.

La cena, tertulia y descanso para el gran día de mañana, día de la fiesta.

29 septiembre, sábado

Hoy es el día de la fiesta y como tal los preparativos de ultima hora son los cruciales para que todo salga bien. Así vemos a Rafael desde el punto de la mañana de aquí para allí para dejar a punto todo el tema de la comida. Luis Ángel haciéndose con toda la gente que tiene que participar en la celebración, monaguillos, lectores, catequistas y presidentes, coral…

La gente de las distintas comunidades van llegando en furgonetas alquiladas y camioncillos repletos hasta los topes, como siempre alguno de estos vehículos (último grito donde los haya) tuvieron su consabida avería dejando casi a alguna comunidad a las puertas de la celebración.

Sacerdotes y religiosas de la diócesis también van dándose cita y entre ellos Monseñor Nestor Asorbag, obispo dimisionario de la diócesis de Parakou, y Monseñor Martin Adjou, obispo de N’Dali.

Según el horario la Eucaristía comienza a las 10 de la mañana. Abre la procesión los monaguillos con la cruz, las velas e incensario, le sigue un diácono con la Palabra de Dios y tras ellos un catequista y el presidente de cada una de las comunidades de la parroquia portando una foto de sus comunidades significando la presencia de todos los miembros de la parroquia en la fiesta, le siguen los sacerdotes celebrantes y los obispos.

La Eucaristía fue presidida por don Juan José Omella Omella que tuvo el honor de recibir el báculo de la diócesis de N’Dali para dicha celebración de manos de su obispo Don Martín Adjou. Como ya hemos citado Don Martín y don Nestor Asorbag estuvieron presentes en la celebración, a los que se sumó nuestro querido Don Alfonso Milián, obispo de Barbastro – Monzón.

La coral entona el canto de entrada y la celebración comienza desarrollándose según los cánones litúrgicos.

La celebración fue celebrada en francés menos las oraciones comunes que se hicieron en lengua bariba. La Palabra de Dios fue proclamada en bariba, francés y el Evangelio también en peel.

Después del saludo inicial, Monseñor Martin Adjou, presentó a los obispos celebrantes, a los misioneros que pasaron por la misión durantes estos 25 años y agradeció el gesto festivo del día y la presencia de todos para testimoniar su agradecimiento por la labor realizada a la que sumo la de Monseñor Asorbag.

Tras el acto de perdón, el canto del gloria, las lecturas y la oración, la homilía de don Juan José.

En la homilía el Obispo insistió en el testimonio de vida cristiana, en la oración y en la importancia de la vivencia de la fe para ser testigos y relevo de los que nos anunciaron el Evangelio.

La profesión de fe sonó unánime y la oración de los fieles unión los sentimientos de suplica de una comunidad de crece y quiere crecer en el seguimiento de Jesucristo: Por la iglesia y sus miembros, por los hombres de buena voluntad que no conocen a Dios, por el país, por los que pasan necesidad y por los difuntos de la parroquia.

Las ofrendas dieron ese colorido a la celebración típico del lugar y abrió la puerta  a la liturgia eucarística vivida con sumo respeto, tanto en el interior de la iglesia como en las carpas habilitadas para seguir la celebración.

Tras la comunión, un momento de silencio, la oración final y el momento de los discursos y entrega de presentes. Don Martin agradeció con unos regalos a los obispos y a los antiguos misioneros y el Vicario General de la Diócesis dirigió unas palabras en español de agradecimiento a las diócesis con sus obispos que apoyaron la misión de Fô Bouré durante estos veinticinco años con el envío de sus sacerdotes.

Monseñor Nestor Asorbag no pudo menos que sumarse al agradecimiento y dirigió unas simpáticas palabras a los fieles congregados.

Con la bendición y canto a María, la ceremonia termino.

Siguió la fiesta con los saludos de unos y otros y la comida. Por una parte los agentes de pastoral: sacerdotes y religiosas con los invitados y los homenajeados, en total un centena y afuera por grupos se fue distribuyendo la comida a las gentes de las comunidades que se hicieron presente en torno a unas mil doscientas personas.

Después de la comida los invitados empiezan a partir y alguno tuvo que dejar el coche a buen recaudo en la misión a causa de la consabida avería.

Día de fiesta de aquí para allí, con el saludo de unos y de otros, partido de fútbol, danzas y cantos.

El día fue agotador, como buen día de fiesta, así que el descanso no se tardo en materializarlo.

Agradecemos sinceramente a los antiguos misioneros su presencia, su esfuerzo por venir y sumarse a esta su fiesta, pero sobretodo a la fiesta de esta parroquia y misión de Fô Bouré. Y agradecemos a don Juan José y a don Alfonso y a sus diócesis la generosidad  en el envío de sacerdotes y el apoyo moral, espiritual y económico en esta pequeña y viva iglesia del Benin.

30 septiembre, domingo

Nunca en la historia de la parroquia se había celebrado el domingo en tantas comunidades, en este día se celebró en diez comunidades, aquí reflejamos las celebraciones y los celebrantes: en Sakaru y Nareru-Fô Buko Luis Ángel, en Kosia y Yâro Fernando y José Andrés, en Guesubaani y Sinendé Don Juan José y Jesumaría, en Yara y Sekeré Rafael y Don Alfonso, en Diadia y Bukuro, Juan Pablo y Miguel Ángel.

La mañana fue de celebraciones, saludos y agradecimientos. Cabritos, ñames, gallinas… llenaron los coches de los padres. Las comunidades contentas de seguir en este domingo con la gran celebración del día anterior.

El regreso a casa fue con goteo, primero los que celebraron lo más cercanos a casa y poco a poco todos se dieron cita en casa de las hermanas de Fô Bouré para la comida a la que se sumaron Alejandro que no pudo asistir a la fiesta del día anterior por unos problemas de visados de los dos diáconos asturianos que le acompañaran durante unos meses. Desde aquí les damos la bienvenida a estos dos servidores: Tino y Miguel.

Fue como casi siempre una comida “en casa de las monjas” que no una comida “con las monjas”, pues suelen tener la costumbre de no sentarse a la mesa con el pretexto de que están preparando  la comida o sacando la bebida, menos mal que a la superiora pudieron “atarla” a la mesa para compartir no solo la comida sino también su vida, sus alegrías y sus penas.

Después de la comida una visita a las instalaciones de las hermanas: centro nutricional de niños, dispensario e internado de niñas.

El resto de la tarde fue para el descanso y las visitas de los que pasaron por estas tierras.

La cena con la típica tortilla de patata y el descanso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: