Junio 2012

1 junio, viernes

De mañana revuelo en casa de nuestro cocinero. Veronique una cría de su familia que vive con ello al ir a buscar el karité una serpiente la picó. Sor Felicité le puso la piedra negra para que absorbiera el veneno, pero como ya hacía tiempo del momento de la picadura la llevaron al hospital de Guere para inyectarle el antídoto.

Durante toda la mañana Luis Ángel prepara todo el atrezo para la celebración de las confirmaciones del día siguiente en Guesubaani: libros, ropas, cálices, copones, formas, vino, crisma …., mientras Juan Pablo y Mohame arreglan una avería en el tendido eléctrico y sigue con sus traducciones de peel.

A la tarde a las 4’30 los dos salen para Guesubaani para confesar a los futuros confirmandos y a los bautizados de la comunidad que acoge este año este acontecimiento tan importante. Una hora y media de confesiones y seguido recogida de libros de catolicidad para inscribir la confirmación, distribución en la iglesia y ensayo. A las 9’30 de la noche salen de Gusubaani con el trabajo hecho. Luis Ángel no irá al campamento peel.

2 junio, sábado

Las mujeres de una de las casas de detrás del pozo de la misión se presentan en la casa del cocinero de la misión. Fueron a pedir excusas por la actitud de una mujer de su casa que fue a coger agua al pozo de la misión y no atendió la petición de Jean Paul de verter una jofaina en el bidón de los albañiles que están construyendo el muro. A todas las mujeres se les ha pedido este servicio para que los albañiles puedan hace su trabajo, pero siempre hay alguna se niega sembrando una actitud negativa que otras no dudaran en seguir. Si se les pide el servicio de llenar los bidones es una prestación que hacen por el beneficio de tener agua durante todo el año. Luis ángel como fue testigo de la actitud de la mujer no dudo de ir a la casa reunir a las mujeres y prohibirles el coger agua hasta que: no pidiesen excusas a Jean Paul como encargado del pozo y que desde ahora pusieran atención en la solicitud que se hacía a todas las mujeres que se benefician del pozo de la misión.

Día de las confirmaciones. Luis Ángel sale el primero con los monaguillos para preparar la ceremonia. Jean con el otro coche recoge a las aspirantes de las hermanas de Fô Bouré y  tres religiosas de la comunidad de Sinendé. Juan Pablo irá un poco más tarde, espera al obispo en casa con las religiosas de Fô Bouré.

Los confirmandos y la comunidad de Guesubaani espera a sus pastor a la entrada del pueblo entre cantos y danzas. Este se retrasa un poco ya que han hecho una parada para ver a Veronique y darle la Comunión.

El  Obispo llega y la manifestación de acogida son grandes, el paseo hasta la capilla del Obispo, los confirmados y la comunidad es un testimonio en el pueblo.

La celebración comienza con un poco de retraso y el día amenaza lluvia.

Coral, lectores, monaguillo, ofrendas y los 150 confirmandos siguen la ceremonia sin complicaciones. A destacas el entusiasmo en las respuestas de los confirmandos a la profesión de fe, a los cantos y el silencio vivido durante toda la celebración sin duda se dejaba sentir la importancia y el recogimiento de tan gran acontecimiento.

En el momento del Padrenuestro la lluvia hizo su aparición y continuó hasta después de la ceremonia obligando a todo el mundo a refugiarse en a capilla y continuar la fiesta en ella. El Obispo marchó pronto en un momento que la lluvia amainó un poco.

De vuelta a casa Juan Pablo y Sor Felicité se paran en Bukuro para la cura de Veronique. Luis Ángel con los monaguillos les abrió el camino y nunca mejor dicho, pues varias ramas de un mango rotas por el viento cortaban la carretera y que quitaron con la compañía de la lluvia.

Ya en casa a comer algo y descansar del día. En la televisión internacional reponían Cine de Barrio con la película “Vaya par de gemelos”, que arranco más de una sonrisa a nuestros fatigados misioneros.

3 junio domingo

Fiesta de la Santísima Trinidad. La celebraciones para el día son: Juan Pablo irá a Kosia, Sinendé y Yâro, en este último pueblo celebran la dedicación de su capilla a la Trinidad, después de la celebración le invitan a comer un poco de arroz y a un refresco del tiempo (del tiempo que no lo han metido en el frigorífico). Luis Ángel celebra en Fô Bouré, en Moosi y en Wari, en este último pueblo celebra en un rinconcito de altar, ya que los murciélagos han invadido el presbiterio y “los bichitos hacen sus cositas” sin tener en cuenta donde cae el asunto.

La comida se retrasa, propio de los días de fiesta y con ello la siesta que se ve perturbada por la noticia del fallecimiento de Michel, antiguo presidente de la comunidad de Siki. La gente se impacienta para el enterramiento y quieren hacerlo rápido, como gandos que son, y a ello se suma que el cuerpo se hincha por el calor y la medicación que estaba tomando para su cirrosis. Una vez calmados los ánimos el cuerpo fue llevado a la capilla donde  Luis Ángel celebro el funeral y seguido entre cantos y rezos toda la comunidad con el cuerpo atravesaron toda la población Siki, un pueblo musulmán por excelencia. El entierro fue un entierro netamente cristiano. Entre las oraciones y los cantos fueron dando sepultura al cuerpo, no sin reprochar a más de uno de que se callara y dejara de sugerir a los enterradores como han de hacer su labor, muy propio en los entierros tradicionales donde el alcohol, en el que ahogan o excusan la pena, les ilumina y les capacita como auténticos sabios en la materia.

Luis Ángel llegó ya de noche a casa mientras Juan Pablo preparaba una tortilla de patata para la cena, sin duda muy propio en la que la selección española se batía el cuerpo contra los chinos, partido que siguió Juan Pablo.

A Luis Ángel no le pregunten por el resultado y puede ni contra quien jugo España y no que sea “independista riojano” es que no le gusta nada el fútbol, o como el dice él “opio del pueblo”.

4 junio, lunes

Avisamos, o ponemos en antecedentes a nuestros lectores, desde el comienzo de este día primero de la semana que la actividad de nuestros infatigables misioneros será más calmada que las semanas anteriores, pero no menos intensa.

Hoy es día de trabajos en casa. Juan Pablo sigue a marchas forzadas su traducción del leccionario al peel y Luis Ángel supervisa los trabajos de los albañiles en la misión y comienza dibujar los planos de los despachos parroquiales para Sinendé.

A la tarde la Eucaristía en Fô Bouré

5 junio, martes

Luis Ángel celebró a la mañana en casa y después del desayuno los trabajos siguen en los despachos de la misión.

A la tarde será Juan Pablo que irá a Yara para la celebración de la Eucaristía  y a Kparo para la catequesis. En este ultimo pueblo le presentan a una joven diciendo que tiene los espíritus. Juan Pablo hablando con ella remarca que tiene una cadena atada a su cuerpo, seguramente alguna superstición curativa.  En la conversación sale que quiere seguir a Jesús, que ha hecho la catequesis pero que la gente dice que tiene un espíritu maligno, porque no duerme. Juan Pablo propone al catequista de llevarla a casa de las hermanas durante un tiempo para calmar a la gente y ver que le pasa a la joven Albertine.

6 junio, miércoles

La misa de la mañana en casa esta semana “le toca” a Luis Ángel que cumple con puntualidad.

Del despacho de Juan Pablo sale humo de tanto traducir peel, en el despacho de Luis Ángel un muro se levanta y otro cae o se tira (figurativamente) hasta hacer la distribución del futuro edificio del presbiterio en Sinendé.

A la tarde la pastoral es en Gorobaani, que va Luis Ángel sin mucho éxito ya que nadie se dio cita para la catequesis. Las tareas el campo resta fuerza a la oración, ya lo decián los latinos: “primum vivere….”Algo parecido le pasó a Juan Pablo en Seeru, pero en  Sonka celebró la Eucaristía con un pequeño grupito.

7 junio, jueves

El muro de la misión avanza, así como los trabajos de nuestros misioneros: la traducción comienza con los salmos.

A media mañana el catequista de Kparo trae a la misión a Albertine, la joven que dicen que tiene algún espíritu. Ha pasado consulta en el centro de las hermanas y Sor Felicité a diagnosticado una secuela después de unas fiebres tifoideas. La secuela a afectado al sueño y como consecuencia a un trastorno mental, vamos que más que espíritus son grillos. Luis Ángel en el apatán habla con ella y le dice que durante varios días va estar en casa de las hermanas, que ha de hacerles caso y tomarse el medicamento que la hermana le dará para que pueda dormir y mejorar. Sor Felicité cree que puede curarse y ahí ponen todos el empeño.

A la tarde Juan Pablo va catequesis a Tumé. El bueno de Filipu, el catequista, hoy parece que se ha “empapado” y a dado la catequesis. De Tumé a Fô Bouré para la Exposición y la Eucaristía.

Luis Ángel va a Diadia para la Eucaristía y hace de técnico de audio con la  megafonía que esta comunidad ha comprado.

8 junio, viernes

Jean, el jardinero, manitas e interprete de la misión “huye de Juan Pablo”, la traducción en su lengua del leccionario y los salmos lo está dejando exhausto, sobretodo con el ritmo de trabajo de Juan Pablo, infatigable e hiperactivo.

Luis Ángel sigue con planos e informes de niños con alguna deficiencia física o psíquica para dar parte a la fundación Liliane y conseguir fondos para su curación.

La pastoral se lleva a cabo en Gaaro que irá Luis Ángel. El catequista titular que viene de Moosi en este día no se hizo presente a la cita ya que tuvo una avería en camino que pudo reparar y llegar a la catequesis después que Luis Ángel hiciera con esta comunidad gando una pequeña oración entre risas causadas por la mala lectura en peel de Luis Ángel.

Juan Pablo fue a Sakaru para la celebración de la misa, las “jóvenes-veteranas” (ancianas recientemente bautizadas) son fieles a la oración

Día de campamento peel al que Luis Ángel no falta esta semana.

9 junio, sábado

Luis Ángel deja el campamento antes de la 6’30 de la mañana para celebrar en Fô Bouré. La mañana se sigue con la salmodia y los trabajos de casa: como organizar a los albañiles en sus tareas y regar las jardineras de flores.

Albertine se escapa de casa de las hermanas y Luis Ángel sale en su búsqueda en moto. Unos jóvenes le dicen que está en casa de Asumi, la mujer del jardinero de la misión, comiendo. Luis Ángel la remolca en la moto y ya en casa de las hermanas vuelve a repetirle un poco la manera como ha de comportarse en casa extranjera. Fue un intento que duro unos días, sigan la suite.

Juan Pablo sale para Kokabo para la Eucaristía y Luis Ángel para Kobi para la catequesis acompañado de Jean.

Los de Kobi están para arriba y para abajo con el emplazamiento de su capilla, es una comunidad que viene de comenzar,  la anterior capilla se la han comido las termitas y ahora han conseguido, momentáneamente, un edificio  construido en ladrillo, un almacén a medio construir pero que les refugia del agua y el viento.

10 junio, domingo

Día del Corpus Christi. Juan Pablo celebra en Fô Bouré y en Siki, en los dos pueblos con una larga procesión, sobretodo en el segundo que aprovechando que era el octavo día de la muerte de Mikel, antiguo presidente de la comunidad de Siki, fueron en procesión hasta su casa donde hicieron la oración por el difunto y la Bendición Solemne de tan grande festividad. Si se enteran los liturgistas, más de un ciriazo se llevan en la cabeza.

Luis Ángel celebró en Guesubaani y Sinendé. En el primer pueblo no prepararon la procesión, o al menos no manifestaron la intención de hacerla, además de comenzar la misa con retraso y con poco aforo de gente, esto le basto a Luis Ángel para no animar al Paseo Eucarístico. En Sinendé las hermanas de Anunciata rizaron el rizo con poner la fiesta de su fundador San Francisco Coll en este día del Corpus. La fiesta se limitó al memento en los santos y a la comida que sirvieron a toda la feligresía. La Procesión fue larga y muy animada con los cantos y danzas de los más jóvenes. Un momento de auténtico testimonio en un pueblo de mayoría musulmana, un dato 9000 habitantes y más de 35 mezquitas.

Ambos misioneros una vez terminadas las misas y procesiones se dieron cita en casa de las hermanas de la Anunciata para comer juntos. A Juan Pablo le acompañó sor Felicité para aprovechar a la tarde a la cura de Veronique. No lo hemos reseñado pero cada día y medio se va a Bukuro a hacerle la cura a Veronique.

Luis Ángel queda con una pareja en Sinendé y en trono de unos refrescos charlaron de lo divino y de lo humano y de su dificultades como pareja.

Ya en Fô Bouré paseos, preparación de la cena y a la cama.

11 junio, lunes

Al medio día, después de trabajar en los despachos, los dos misioneros salen para Bembereke en coches diferentes ya que Juan Pablo partiría para Parakou esa misma tarde después de comer con Paco Bautista, miembro de la Sociedad Misiones Africanas que trabajo en la diócesis de N’Dali, en Buka, y que ha venido de visita durante un tiempo.  Interesarse por su salud, motivo de su partida, y mil temas más de iglesia y de las comunidades nacientes llenaron la conversación del aperitivo y comida. Saciado el vientre y la curiosidad en miles de temas, la siesta para los más veteranos. Luis Ángel como inconsciente sale casi de seguido para Fô Bouré, donde al final de la tarde celebrará la Eucaristía.

12 junio, martes

Juan Pablo celebra en casa de las Franciscanas de la Divina Pastora donde pasó la noche. Después del desayuno compartido con las hermanas y el consejo de esta congregación de visita a sus casas en el Benin, continua con sus quehaceres en Parakou que termina pronto ya que había quedado con el Obispo para darle cuenta de los seminaristas que han pasado un año en la diócesis en espera de su admisión al seminario mayor y a las órdenes. Llegó a casa para comer.

Luis Ángel celebró a la mañana en casa y en su cabeza tenía metido que era lunes y con la lluvia que cayó a la tarde olvido ir a Kokabo para la misa, pero Juan Pablo estuvo al quite y se prestó a ir, después de llamar al catequista para saber la posición de los fieles: “todos en la capilla esperando”.

El tractor de la cooperativa de mujeres no para, toda esta semana en Kokabo haciendo los campos y los tractoristas fieles a su mantenimiento.

13 junio, miércoles

Un día normal como muchos en la misión. De punto la mañana las animadoras salen para los pueblos para hacer la animación y el trabajo en casa comienza. Tareas de despacho, de puesta a punto alguna historia, de la gente que viene con una o otras cuestión, problemas o ayuda del día a día.

Esta mañana los pintores comienzan en la escuela bombón de Sakaru.

A la tarde la pastoral: Luis Ángel en Wari con la catequesis que irá con Cresant, el hijo prodigo, que ha regresado después de un tiempo de descanso o no se sabe bien que. Juan Pablo a Moosi para la celebración de la Eucaristía.

14 junio, jueves

Salmo 100 y suma y sigue en la traducción y ladrillo para aquí, ladrillo para allá. La buena de Albertine le ha cogido a Luis Ángel un cariño, que vamos. Si viene a misa le pide que le compre un jersey, unas zapatillas… Parece que la medicación va haciendo su efecto y ya no tiene en vela toda la noche a las hermanas y a su guardián que ya les ha dicho a las hermanas: “Hermanas esto no es mi trabajo, yo no puedo correr detrás de esta zagala toda la noche”.

Juan Pablo de regreso de Buro supervisa las obras del dispensario maternidad de Ñaro, ya casi terminado, solo queda llevar el mobiliario después dar el visto bueno a la obra realizada. Seguido tiene la Eucaristía en esta localidad.

Luis Ángel queda en Fô Bouré para la Exposición y la Eucaristía.

15 junio, viernes

Suma y sigue en los trabajos de despacho: traducciones, informes, justificaciones…

Las obras van a buen ritmo.

Y a la tarde la pastoral. La catequesis en Gaamagui con sus seis files adultos y una muchedumbre ingente de niños que hacen casi imposible el poder sentarse en los troncos que hacen de bancos en la improvisada capilla con su bóveda de un cielo celeste raso. Luis Ángel con Jean logran terminar la catequesis con el continuo cuchicheo y manotazos que los niños se dan generosamente. “Gamagui el pueblo sin ley”.

Juan Pablo con Sor Felicité van a Bukuro para la celebración de la Eucaristía y la cura de Veronique. Terminada la misa y curada Veronique, van a Sinendé a reponer gasoil y aprovechan para entrevistarse con el médico de zona y plantearle el problema que Sor Felicité estará ausente durante el mes de julio y que hay que seguir curando a Veronique cada día y medio. La solución vendrá del enfermero más próximo a Bukuro y que la hermana le proporcionará lo necesario para las curas durante un mes, y que antes de la partida de la hermana, el enfermero tendrá que asistir a alguna curación para saber como hacerlas.

Entre una cosa y otra hablaron con el médico del dispensario-maternidad de Ñaro y que ya estaba casi terminado, se animaron y animaron también al alcalde para hacer una visita al centro.

Luis Ángel cenó solo y salió para el campamento peel, donde tuvo una sentada con la gente del campamento. Las envidias entres las mujeres por la nueva construcción y las posibilidades de cada una para poner sus puertas y ventanas en el nuevo edificio está creando mal ambiente. Que difícil hablar en este mundo tan desconocido y tan individualista.

16 junio, sábado

Las animadoras ultima la justificación del trimestres para que Juan Pablo lo presente en España a Manos Unidas.

Juan Pablo sigue con las traducciones y Luis Ángel resalsea con los albañiles y pone un poco en orden alguna sala de la misión.

Juan Pablo celebró a la mañana en casa y Luis Ángel lo hizo, a la tarde, en Kosia acompañado de Sor Dominica y Sor Patricie, que las recogió en la capilla de Sinendé a la salida de la catequesis. Allí un camión de cemento se estaba descargando para las futuras obras de los despachos parroquiales.

Después de la misa Sor Patricie reunió a los jóvenes para motivarles a crear un grupo de monaguillos.

17 junio, domingo

Vuelta al tiempo ordinario. Juan Pablo celebra en Yara y en Sekere y Luis Ángel en Fô Bouré, Sakaru, y Nareu-Fô Buko. Nada a destacar este domingo en las distintas comunidades.

Alejandro viene a comer a Fô Bouré. Después una sobremesa, confesarse, paseo con ideas de cambios…

Juan Pablo deja a Alejandro y Luis Ángel para ir con sor Felicité a la cura de Veronique.

Preparar cena y descanso.

18 junio, lunes

Las correcciones de las traducciones van a marchas forzadas, casi no le queda tiempo a Juan Pablo antes de tomarse su tiempo de vacaciones, eso y ultimar alguna cosa le lleva toda la mañana en el despacho. Luis Ángel va a N’Dali para encargar en la carpintería del obispado las sillas y mesas para la escuela bombón de Sakaru y de seguido se acerca a Ina para visitar el centro de recuperación de las hermanas Salesianas, también trata el tema de unirse a ellas para la gestión de las ayudas de la Fundación Liliane. Después de comer el pintor llega a la misión para comunicar que ha comenzado a escribir los rótulos en la pared de la escuela de Sakaru. Luis Ángel coge la moto y van a ver dicha escritura, tenía el presentimiento de que algo no estaba bien, y así fue en vez de escribir Sakaru puso Sankaru, justificable pues el letrero anunciador del pueblo así viene reflejado, pero nadie conoce este pueblo con este nombre: Sankaru. De regreso Juan Pablo hacia su siesta y Luis Ángel se va a reposar en su cama leyendo un poco, a los pocos minutos siente que la fiebre le viene de un golpe y un cansancio. Toda la tarde y la noche con la compañía de treintiocho, treintinueve y hasta cuarenta, de fiebre se entiende. Juan Pablo celebró la Eucaristía.

19 junio, martes

Luis Ángel pasará todo el día en la cama con fiebre, la hermana Felicité le da el tratamiento del paludismo, por los efectos puede que sea eso, y sigue tomando el paracetamol para la fiebre. Juan Pablo comienza a hacer su maleta para las vacaciones y cerrar mil cosas antes de su partida.  A la tarde irá a Kparo para la catequesis y después se acerca a Sinendé para celebrar la Eucaristía con las hermanas y despedirse de ellas.

20 junio, miércoles

A las siete de la mañana salen de camino a Cotonou, les acompañan Zefiren y Mohame hasta Parakou. Mohame va a comprar el material eléctrico de las habitaciones y Zefiren se ha dado cuenta que el gasto de un coche es mayor que el taxis, él regresa a casa después de finalizar los proyectos a él confiados. La conducción del coche le tocará a Juan Pablo, Luis Ángel sigue con fiebre.  A su llegada a Cotonou van al Dispensario del Padre Pío donde pasan consulta y hacen análisis. Allí mismo “le pone un chute” para bajar la fiebre y antibiótico y les hacen venir al día siguiente. Del dispensario a casa de las Hermanas Franciscanas de la Divina Pastora, Sor Amelia ya había preparado una habitación para Luis Ángel. Juan Pablo compra dos ruedas para el coche y lo lleva a colocarlas y hacer el paralelismo. El dormirá en el centro que el Obispado de Cotonou tiene de acogida y allí estará varios días antes de su partida, ultimando trabajos para la diócesis. A la noche tiene un encuentro con el alcalde donde este le entrega las peticiones y agradecimientos de los diferentes proyectos.

21 junio, jueves

Después del desayuno Juan Pablo recogió a Luis Ángel para ir a recoger los resultados de los análisis, no hay paludismo pero si la supuesta infección que se tratará con dos gramos de antibiótico por vena durante seis días, allí mismo en el dispensario del Padre Pío le ponen la segunda dosis, la primera fue el día anterior. Y del dispensario a la compras para casa hasta la hora de comer que Sor Amelia les había preparado en casa y después de comer la siesta y un turno por el centro de Mensajeros de la Paz para habar con Florence de varios temas y recoger más cajas de las llegadas en el último contenedor, otra vez el coche cargado a hasta los topes aunque más que un coche en Cotonou parecía un barco entre tanto charco.En casa de las Franciscanas celebraron la Eucaristía con la comunidad y después de la cena Luis Ángel y Juan Pablo se despidieron ya que Luis Ángel regresaba a Fô Bouré al día siguiente y Juan Pablo quedaría en Cotonou hasta el lunes para coger su avión con trayecto a España para sus vacaciones.

22 junio, viernes

Luis Ángel sale  a las siete de la mañana de Cotonou camino a Fô Bouré, le acompaña una buena bolsa de comida que Sor Amelia le ha preparado para el viaje. Coge una ruta alternativa evitando los baches de la carretera habitual. Su primera parada es en Sanañadó, en este pueblo hay una comunidad de Franciscanas de la Divina Pastora que llevan un hospital y que se han especializado en la úlcera de Buruli, además de tratar todas las enfermedades y males que les llegan al hospital. Allí le pondrán el medicamento y después de descansar un poco siguió camino, parando en Dassa para dar buen parte de la tortilla de chorizo y  más adelante, ya en Parakou, para repostar y comprar semillas para el huerto. A media tarde llega a casa donde descasa y deja el descargar el coche para el día siguiente.Es viernes, pero deja caer su cita habitual al campamento peel.

23 junio, sábado

La sacristía se queda pequeña para la celebración de la Eucaristía de la mañana, todas las crías del internado de las hermanas de Fô Bouré vienen a la celebración, ya están de vacaciones y la Eucaristía es aplicada como acción de gracias por los resultados sacados.Luis Ángel con Jean y Jean Paul descargan el coche y reorganizan los distintos paquete, hay varias cajas de leche para los niños del centro de las hermanas que Luis Ángel les bajo a la hora de la comida aprovechando que estaba invitado a la fiesta de fin de curso del internado: discursos, comida y fiesta que animaron las chicas. Después de la fiesta, la siesta, raro en Luis Ángel, y tarde relajada en casa preparando la celebración del día siguiente. De Juan Pablo sabemos que ha seguido el partido España – Francia con Florence.

24 junio, domingo

Día del nacimiento de San Juan Bautista y cumpleaños de Juan Pablo que celebrará en Cotonou con las Hermanas Franciscanas. Sor Felicité antes de la Eucaristía en Fô Bouré le pone el antibiótico a Luis Ángel y le seguirá a los pueblos aprovechando que hoy son las celebraciones en Diadia y Bukuro y así curar a Veronique de su herida del cáncer. Hoy Veronique estaba más sosegada y después de tomar la Comunión que Luis Ángel le ha llevado se “trajinan” el uno al otro haciendo salir la sonrisa a los espectadores. La Eucaristía de Diadia se vio un poco alterada con los trabajos de la colocación del cable en el poste de alta tensión enfrente de la capilla, ya que una multitud de niños seguían los trabajos de los técnicos entre gritos y carreras en el pórtico de la capilla, hasta la amonestación de un viejo de la comunidad donde los niños salieron como auténticos cohetes buscando otro emplazamiento más lejano y con menos riesgo de que el bastón del viejo le sonrojase las pantorrillas.

Comida, descanso, visita al campamento peel, preparación de la cena, cena y después de la cena varias visitas que retrasaron un poco el deseo de coger “la horizontal” para reponer fuerzas para la semana siguiente.

25 junio, lunes

La actividad en la casa como en la misión, es un poco frenética. En las mejoras que se están haciendo está el nuevo apatán, bastante deteriorado por las raíces de un árbol. Jean comienza a desmontar la cubierta dejando camino libre al derribo que se ha solicitado ayuda a la comunidad de Fô Bouré y que harán el martes. Los albañiles están adecentando también el suelo del pozo y su desagüe. En casa Mohame con su pinche están realizando la instalación de luz a 220 vlt.en las habitaciones de visitantes, así que Luis Ángel está de un sitio a otro haciendo las sugerencias pertinentes a los trabajos de unos y otros, hasta la llamada de atención de Sor Felicité de descansar por lo menos hasta terminar el tratamiento de antibióticos, hoy es el último “jeringazo”, que recibe estoicamente después de varios intentos fallidos. A la tarde es la celebración de la Eucaristía en Fô Bouré.

26 junio, martes

La celebración de la Eucaristía de la mañana se ve reducida casi a la mínima expresión. Es tiempo de hacer los campos, de recoger el karité y los fieles de la celebración de la mañana también tienen sus obligaciones con la azada y el buscar el sustento para todo el año. Una visita inesperada, la aparición de Abrahán un seminarista, el apellido no lo sabemos pero bien se podría apellidar Guadiana, pues como vino se fue. Después de la celebración son cinco hombres los que se dan cita para el derribo del apatán y unas cuantas mujeres que limpiaran la zona en torno al pozo. Luis Ángel no deja de manifestar su pesar por la poca respuesta de la comunidad de Fô Bouré ante el trabajo que se les ha solicitado. Los deja a media mañana para ir  con Sor Felicité a la cura de Veronique y se va con la esperanza que a su vuelta el trabajo del derribo del apatán esté hecho y que la respuesta de la gente haya aumentado, pero no fue así y el apatán quedo a medio derribar.

Después de la comida y el descanso Luis Ángel sale para Yara y Sekere para la celebración de la Eucaristía.

La comunidad de Yara está presente y a la hora, en Sekere fue otro cantar. el animador olvido el domingo anterior de avisar de que este día había la Eucaristía, así que Luis Ángel y la hermana de Sor Lucia, de vacaciones en Fô Bouré, que le acompañó esa tarde regresan a casa antes de lo previsto.

Cena y reposo.

27 junio, miércoles

Celebración de la Eucaristía en casa. Albertine, la cría que las hermanas están tratando de su desequilibrio, hace de coral, los campesinos bien pueden felicitarla por ayudar a que la lluvia haga su aparación regando sus campos.

Los trabajos continúan en la misión.Los electricistas echan humo por la cabeza, han desmontado la instalación de 12 voltios de las habitaciones y ahora son incapaces de que las luces se enciendan.Luis Ángel les ha sugerido cambiar el cable por otro mas gordo y en ello pasan la mañana sin grandes resultados.

Jean y Luis Ángel ante exito de la convocatoria comienzan a derribar el apatán y a sacar ladrillos y forjado para reutilizarlos en la nueva construcción, a ellos se les suma Jean Paul con su parsimonia, pero realmente productiva.

La pastoral se realiza en Gorobaani con la catequesis después de una espera de treinta minutos para poder entrar en la iglesia y  estar un pequeño número de catecúmenos para el comienzo. Acompañan a Luis Ángel, Donné y Nestor, a este último lo dejan de camino, en Ten Dora, donde hará la catequesis y Donné animará la catequesis en Gorobaani. Tanto a la ida como la vuelta los tres comentan las dificultades de la comunidad de Siki en concreto con uno de sus catequistas: Cresant, es un problema que a Luis Ángel le suena a nuevo pero parece ser que viene coleando de años. También esa tarde hubo la celebración de la Eucaristía en Siki, un buen grupo de fieles. Terminada la misa un poco de “chachara” en casa de Donné y a casita a la cena y el descanso después de atender varias visitas.

28 junio, jueves

A las siete de la mañana había eucaristía en Sakarú, pero Luis Ángel olvido por completo. Menos mal que la comunidad de Sakaru tiene costumbre de reunirse los jueves por la mañana para hacer ellos mismos una  oración. Estuvieron esperando al cura y al no venir comenzaron su oración. Decir que los pintores ya terminaron de poner las leyendas en la escuela bombón, y no es ninguna falta de ortografía de que escriban “bonbon” ya que en francés bombón se escribe bonbon. Mañana de trabajos en casa resalseando de un sitio a otro y a media mañana salida para la cura de Veronique en Bukuro.

A la tarde  Jean irá a Boruboru para la catequesis, sin mucho exito y Luis Ángel a la catequesis en Buro, la gente sigue fiel a su cita y seguido Eucaristía en Yâro y reunión de jóvenes. Varios alumnos han terminado su curso y aprovechan el coche del misionero para regresar a casa.

29 junio, viernes

Celebración de la Eucaristía por la mañana y seguido del desayuno a la sala de motores con Jean para ver si dan con la avería del malogrado motor amarillo. Un cable pelado y suelto es la avería. Los electricistas hacen hoy descanso, el día anterior estuvieron trabajando casi hasta las ocho de la noche hasta que dieron con la solución de porqué no se encendían las luces de 12 voltios, cuestión de polaridades.

A la tarde la pastoral es en Gaaro que irá Filipu desde Moosi y Luis Ángel acompañado de Sor Dominica se hacen presentes en Diidi para la catequesis con un “baño de gente” (tres, faltó el de la guitarra) y seguido a Guesubaani para la celebración de la Eucaristía. Dejada Sor Dominica en casa Luis Ángel sigue camino a casa con un pequeño sobresalto con el coche. Han echado montículos de tierra para rellenar los agujeros de la pista y detrás de uno de ellos le salió una moto sin faro. Reflejo, pericia o suerte, un volantazo certero evito el choque, pero se salió de la pista sin ninguna consecuencia para coche ni conductor.

Ya en casa cena y prepararse para ir al campamento peel. Hoy dormirá en suelo raso, la familia tiene visita y después de la oración le han acomodado un lugar en la choza que hace de tienda.

30 junio, sábado

Luis Ángel deja el campamento a las 6 de la mañana para ducharse y celebrar la Eucaristía de la mañana en Fô Bouré. Después del desayuno con Jean reponen en las habitaciones las mangueras y alcachofas de las duchas y las tapas de los baños de las habitaciones de visitantes y siguen con el derribo y aprovechamiento de ladrillos del apatán. Los albañiles van a buen ritmo con el apatán y con el pozo. A la tarde misa en Gurukpero, aprovecha en viaje para dejar a Sor Felicité para hacer la cura a Veronique mientras él celebra la Eucaristía. Varias crías del internado de las hermanas de las Dominicas aprovechan el viaje para ir a sus casas finalizado ya su curso. Paran en Bukuro para dar la comunión a Veronique y recoger a sor Felicité y Mariclear que han hecho la cura no sin pocos esfuerzos ante la negativa de la enferma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: