Enero 2012

Domingo 1 de enero 2012

Hoy uno, mañana dos y paso tres, a que paso va el mes y el año también.

Juan Pablo celebra en Moosi y Wari.

Rafael en Fô Bouré y Diadia donde bautiza a un niño, los padre le agradecen con dos gallinas.

Luis Ángel celebra en Bukuro con cuatro bautizos, plátanos, ñames y una gallina es la ofrenda, en Kosia son otros cuatro los bautizados y después de la celebración se acerca hasta la casa de Félix, el catequista, para darle el pésame por la muerte de Salomé su esposa.

Juan Pablo y Rafael salen juntos desde Fô Bouré camino de Bembereké para festejar el primero del año con las religiosas Dominicas de las dos comunidades de Bembereké y Sinendé, a las que se suman las Hijas del corazón de María y por supuesto el párroco de Bembereké: Alejandro.

Luis Ángel coge a una mujer con su crío para acercarlos hasta Bembereké, esta buena mujer lleva un cabrito que dejan, atado, en la caja del todoterreno junto con las ofrendas de Bukuro. A los pocos kilómetros mientras adelantan a un camión de algodón Luis Ángel ve, por el retrovisor interior, como una gallina sale volando de la caja, al aminorar la velocidad la cabra salta, parece ser que el comienzo de año empieza con la caza. Luis Ángel, mujer, camionero y ayudante del camionero salen tras el bípedo y el cuádruple, rescatando solo a este segundo después de varios minutos de carreras.

Ya en casa de las Dominicas las bendiciones del nuevo año se materializan, por le momento, en una suculenta comida preparada con esmero por las religiosas, que tanto unos como otras se acogen a dichas bendiciones con manos y dientes.

Después de la comida, la animación de cantos y bailes, para finalizar el encuentro con una foto de familia.

Ya en la misión Bembereké descanso, tumbarse un poco, llamar por teléfono a la familia, consultar los correos, ver la tele… hasta al final de la tarde donde salieron a tomar una refresco con unos cacahuetes haciendo tiempo para la cena.

Cena y cama, el primer día del año pesa y el descanso del día les espera para afrontar una nueve semana en este año nuevo del 2012.

Lunes 2 enero  2012

No hay prisa por levantarse, día de descanso en Bembereké, de pasar la aguja sin hilo. Después de comer salen los tres misioneros para casa. Las hermanas de la Pequeña Familia de María de Natitingou llegarían esa misma tarde de regreso de Parakou. Pasaran la noche en la misión. Después de la cena un rato de tertulia, aunque el cansancio del viaje y de la fiesta de fin de año se dejó sentir en las visitantes y pronto se recogieron.

Martes 3 enero 2012

Luis Ángel celebra por la mañana la Eucaristía, la capilla se queda pequeña.

Después del desayuno Luis Ángel hace de anfitrión enseñando la misión a las hermanas y a las aspirantes que les acompañan. Rafael y Sor Rosario ponen al día su archivos informáticos: que si esta foto, que si tal película…  Juan Pablo sigue con los libros de bautismos a cuesta.

A media mañana las hermanas van a visitar a las religiosas de Fô Bouré y conoce su centro de nutrición de niños.

Luis Ángel se acerca hasta Sakaru con el constructor y un albañil. la Escuela Bombón, comienza. El delegado, su ayudante, el director del colegio de primaria, Yosefu, el catequista y varios hombres del pueblo se dan cita en el terreno donde se construirá la Escuela Bombón, allí determinaron su ubicación y la orientación del edificio.

Rafael invita a Alejandro a comer en Fô Bouré para sumarse a la compañía de la Pequeña Familia. Después de la comida cantos navideños hasta que la llamada de las obligaciones llama a despedirse y la carretera de regreso espera. Las hermanas salen hacia Natitingou, Alejandro hacia Bembereké y Juan Pablo a Yara para la Eucaristía y seguido a Kparo para la catequesis.

A la tarde noche llegan el matrimonio de Eudar y Catherine con sus dos hijas pequeñas. Viene de un pueblo cercano a Pereré, allí a Catherine le han hecho una “curación tradicional”, desde hace días Juan Pablo les había dicho de dejar la medicina tradicional, que mezclada con los fetiches y demás rollos africanos lo único que harían sería empeorar la situación. Estarán en la misión durante un tiempo para ver su evolución y ver como poder ayudarla.

A la tarde noche van llegando también los primeros catecúmenos para comenzar la sesión de la primera etapa.

Miércoles 4 enero 2012

Rafael sigue con sus males, aunque va mucho mejor con las orientaciones de su “tele-médico” (su hermana y cuñado, médicos, que le hacen el seguimiento de su evolución).

Nestor y Crésent son los catequistas encargados de animar la sesión de los catecúmenos del primer año. Durante dos días y medio los catecúmenos de los distintos pueblos de la parroquia reciben un empujón de ánimo en su proceso de descubrimiento de la fe. Convivencia, catequesis, formación y oración es el contenido de la sesión.

La pastoral de este día se concreta con la visita de Juan Pablo a Wari para la catequesis y a Diadia para la Eucaristía, Luis Ángel, por su parte, irá a Seeru y Sonka para las catequesis.

Jueves 5 enero 2012

Los catecúmenos en la misión son como una plaga, año tras año, el número aumenta y eso sin contar a los alumnos que su sesión se celebra más tarde, en fin de semana, para no faltar al colegio.

Durante el día Juan Pablo recogerá los nombres de todos los asistentes a la sesión.

La mañana se pasa en misión, poner al día las cuentas y otras taerillas…

A la tarde Juan Pablo va a Didi para la catequesis y seguido a Guesubaani para la Eucaristía. Luis Ángel en Tumé hace la catequesis después de esperar veinte minutos sólo en la capilla, llega a Fô Bouré para empezar la Exposición a la que sigue con la Eucaristía.

Antes de cenar Rafael prepara para una proyección de la vida de Jesús en bariba.

Cenar, recoger los aparatos de proyección y descanso hasta el día siguiente.

Viernes 6 enero 2012

A los misioneros los Reyes Magos no les han dejado nada. ¿No han sido buenos?, ¿escribieron sus cartas? o ¿se olvidaron de dejar sus sandalias a la entrada de sus cuartos?. Nada de eso, lo que pasa es que la fiesta de la Epifanía, por estas tierras, se celebra en domingo.

Catherine sigue en la misión con sus hijas, va mejor de sus males. ayuda a con la preparación de las cruces para la primera etapa del catecúmenado.

Juan Pablo celebra a la mañana la Eucaristía y seguido sale hacia Parakou. Sacar dinero, hacer compras para los proyectos le llevará casi todo el día, regresó justo para la cena.

Rafael y Luis Ángel pasan la mañana en casa en sus despachos trabajando, antes de terminar la última sesión de los catecúmenos se acercan para dirigirles unas palabras.

Pasado el mediodía el trasiego de motos, los saludos de “hasta la vista” anuncian el final de la sesión. Los catecúmenos parten contentos y en pocos días en sus pueblos celebrarán la imposición de nombre cristiano y de la cruz.

Después de comer vemos partir a Rafael a Sakaru para la celebración de la Eucaristía. Muy poquita gente, ¿el catequista se ha despistado o les entró la pereza a los fieles?, quién lo sabe.

Luis Ángel, sólo, salió para Gaaro en moto. La sendas se le hacían todas las mismas y esto le sembraba la duda de ir por buen camino, pero gracias a su menoría fotográfica se topo con su destino. Para el regreso acompañó a Philipe a su pueblo, Moosi, que él quita para hacer y animar a esta comunidad gando de Gaaro. De regreso a casa se ducho y con Rafael estuvieron luchando con la informática para pasar un archivo de video a un formato legible para un “cacharro” que Luis Ángel usa para escuchara canciones y mostrar fotos y videos en las catequesis y en el campamento peel.

Juan Pablo ya regresó y las voces de los niños del Madeb rompen la intimidad de la noche, ya cerrada.

Sábado 7 enero 2012

La tarde del día anterior avisaron desde Sekeré del fallecimiento de un abuelo, François, de 83 años y el último gando bautizado de esta comunidad. El funeral sería este día a las ocho de la mañana, así que vemos a Luis Ángel salir en la moto del campamento a las 6’15 de la mañana para llegar a casa, ducharse, desayunar y salir para Sekere para celebrar el funeral-entierro. Termino a las 10’30 de la mañana y de allí fue a Sinendé a visitar a Dominica y regreso a casa para la comida.

Juan Pablo y Rafael acogen en la misión a los alumnos que comienzan durante este fin de semana su sesión de etapas de catecumenado, de la parte sur de la parroquia, la parte norte se reúnen en Yâro.

A la tarde Juan Pablo irá a Kosia para la celebración de la Eucaristía y se acerca hasta Yâro para tomar los nombres de los asistentes en la sesión.

Rafael va a Kobi para la catequesis con Jean, pero la gente no esta, se han equivocado a leer el programa.

A la noche, con motivo de la presencia de los alumnos por la sesión, proyectan una película: un hombre llamado Jesús.

Domingo 8 enero 2012

Hoy se celebra el día de la Epifanía.

Juan Pablo celebra la Eucaristía en Fô Bouré y en Kokabo, con bautizo de niños y fiesta de la parroquia dedicada a la Epifanía.

Rafael celebra en Diadia y Sinendé y Luis Ángel en Yara y Sekere, donde al final de la misa visita los trabajos del proyecto de adopción de agua. Los jóvenes estaban cavando la fosa de cimentación del depósito de agua.

Alejandro de Bembereké fue a comer a Fô Bouré como día de fiesta.

Rafael tampoco se queda a la sobremesa, va a descansar y seguido a Siki a la reunión con los jóvenes.

Juan Pablo sale para Parakou, poner en regla el permiso de circulación del coche, ese es su objetivo, ¡suerte!

Un taxis llega a la explanada de la misión, una docena de matrimonios con los hijos más pequeños son sus pasajeros, vienen de la reunión diocesana de familias, vienen contentos y terminan su convivencia con una oración en la capilla. Luis Ángel y Alejandro que quedaron en casa les acompañan.

A la sombra del sombrajo siguieron su charla Luis Ángel y Alejandro hasta que vencieron el pulso al sol y Alejandro saliera de regreso a casa.

En “amor y compañía” Rafael y Luis Ángel se preparan la cena, un poco de tertulia y retrasmisión de los mejores ronquidos de la jornada.

9 de enero, lunes

Decir que este día fue un día anodino, es mucho decir. Ya que no fue un día ineficaz, insustancial e insignificante, fue un día simplemente normal, donde no hubo sobresaltos ni cosas a destacar. Como lunes, Rafael parte a Bembereké por sus estudios, Juan Pablo y Luis Ángel quedan en casa y trabajan en sus cosas. A la tarde no hay salida a los pueblos por la pastoral, sí hubo la celebración de la Eucaristía en Fô Bouré recordando el Bautismo del Señor.

Los catecúmenos de la segunda etapa comienzan a llegar ya de víspera para la sesión.

10 de enero, martes

Luis Ángel celebra la Eucaristía en casa.

Los catecúmenos van goteando durante toda la mañana, la sesión se llena con su presencia y los catequistas: Nestro, Celesten y Donné irán vaciando las inquietudes de los asistentes, así como llenándoles de animo y fuerza para seguir en su proceso de descubrimiento de Dios y de ser iglesia.

A la tarde Juan Pablo celebra la Eucaristía en Moosi y Rafael de regreso de Bembereké celebra en Kokabo.

11 de enero, miércoles

Hoy hace un año que “en la misión de Fô Bouré les cayo el gordo”. Nuestro bien querido y amado Rafael María Quiros Gracián hace un año que llegó a estas tierras del Benin. Bien podemos decir que su peso vale en oro para esta misión, y no es parco, haciendo “mucho bien y más mejor” (en torrecilla no vulgar) a todas las gentes de la parroquia.

Flores aparte la jornada trascurrió como sigue: a las 7 de la mañana Juan Pablo celebra la Eucaristía en Siki y Rafael en Fô Bouré. A las 10 de la mañana se juntan los tres misioneros para programar los meses que siguen y presentar las cuentas del año, ya pasado, y reflexionar  sobre los proyectos a hacer.

A la tarde es Luis Ángel acompañado de Donné quienes irán a la catequesis a Gorobaani. Hicieron el viaje en balde ya que nadie les esperaba en la capilla y nadie se hizo presente para informar de su falta de asistencia.

Juan Pablo sale para Tangueta para recoger allí a Juan Manuel Pérez Charlín, Padre Blanco que trabaja en la capital de Burkina Faso y que será el encargado de dirigir los ejercicios de los sacerdotes de la diócesis de N’Dali de la semana siguiente.  A Juan Pablo le acompañan dos enfermos que aprovechan el viaje para ser consultados en el hospital de San Juan de Dios.

Los jóvenes se excusan a Rafael ese día de la reunión ya que quieren sumarse a la proyección de la película: La pasión de Cristo, que se proyecta por motivo de la sesión.

12 de enero, jueves

Mañana de trabajo en casa y al mediodía despedida de los catecúmenos de la segunda etapa y bienvenida a los de la tercera.

Luis Ángel se acerca hasta Sakaru para ver como las obras de la escuela bombón evolucionan, parece que ya se han puesto de acuerdo para suministrar el agua necesaria para la obra a los albañiles.

A la tarde Luis Ángel sale para la catequesis en Buro y seguido la Eucaristía en Niaro y reunión con los jóvenes. Rafael hace la Exposición del Santísimo y celebra la Eucaristía en Fô Bouré.

Juan Pablo con Charlín llegan a la hora de la cena.

Cena, tertulia y descanso.

13 de enero, viernes

Luis Ángel celebra la Eucaristía en casa. Después del desayuno Rafael hace de anfitrión de Charlín enseñándole la misión y sus alrededores. Juan Pablo se le ve liado con las canastas de baloncesto y los soldadores, Luis Ángel trabaja en el despecho.

A la tarde Juan Pablo celebra en Bukuro, Rafael y Chalín van a Sinandé a casa de las Dominicas para la celebración de la Eucaristía en su casa y Luis Ángel a Gamaagui para la catequesis y de seguido al campamento peel.

14 de enero, sábado

Celebración de la Eucaristía a la mañana con todos los catecúmenos.  Han terminado su sesión y se preparan para su regreso a casa, entre ellos una joven que dio a luz, al niño le puso como nombre: Jaen Paul.

Al mediodía todos salen hacia Bembereké para comer con Alejandro en el día de su 61 cumpleaños. Un vermut, la comida y la sobremesa fueron los fausto con Alejandro.

De regreso Juan Pablo va a Sekere para la celebración de la Eucaristía y el resto regresa a casa para la preparación de las celebraciones y un tiempo de paseo. Luis Ángel visita la escuela bombón de Sakaru y constata que la obras avanza.

 15 de enero, domingo

Volvemos al tiempo ordinario en la liturgia, pero en nuestra parroquia se tiñe el domingo con un sabor a fiesta. Los catecúmenos de las comunidades visitadas por los misioneros en este domingo harán las etapas. Hoy reciben los de la primera etapa la imposición del nombre cristiano y la cruz, los de la segunda serán marcados con el signo del efetá, para que todo aquello que oigan y digan sea de la parte de Dios y los de la tercera recibirán el Credo, el compendio de la fe de los seguidores de Cristo en la Iglesia Católica.

Luis Ángel celebra en Fô Bouré y Siki, las dos comunidades donde más catecúmenos hay, la celebración de Fô Bouré roza las tres horas de duraciónn y en Siki rebasa las dos horas.

Juan Pablo tampoco se queda atrás en las celebraciones de Guesubaani y Sinandé.

Rafael celebrará acompañado de Charlín y Sor Felcité de Fô Bouré en las comunidades de Kosia y Niaro. Catherine y sus dos hijas regresan a casa, esperemos que sus males se hayan pasado y la gente, sobretodo las viejas y los envidiosos, no le calienten la cabeza a esta mujer diciendo que sus males son obra del fetiche o cosas parecidas.

Después de la comida un merecido descanso, aunque para Rafael y Charlín será más corto ya que irán a Siki para la reunión con jóvenes. El padre blanco instruyó a los muchachos y tanto un como los otros no repararon en el reloj terminando casi entrada la noche, aunque no dudaron en visitar alas hermanas.

Juan Pablo y Luis Ángel pasaron la tarde por Fô Bouré, ultimar alguna cosa antes de partir al día siguiente de ejercicios y pasear por el pueblo, preparar la cena, dar cuenta de ella y reponer fuerzas con el descanso de la noche antesala de un nuevo día y una nueva semana.

Lunes 16 al 20 de enero

Durante esta semana nuestros misioneros, junto con todos los sacerotes de la Diócesis, la mayoría misioneros, tuvieron unos días de retiro espirituales.

Les acompaño el Padre Blanco Juan Manuel Pérez Charlín, formador en el seminario de lo Padres Blancos en Ouagadougou, capital de Burkina Faso.

Viernes 20 de enero

Al mediodía finalizaron los días de retiro y después de la comida y un poco de siesta Juan Pablo, Rafael y Luis Ángel acompañados del Padre Charlín salieron  camino de Ouagadougou. Hicieron escala en el Hospital de Tangueta para reponer fuerza y pasar la noche.

Sábado 21 de enero

Después de la celebración de le Eucaristía en la Capilla el hospital, presidida por el capellán del hospital el padre Bio, y de desayunar visitaron el centro de transformación de plantas medicinales de este complejo hospitalario.

Tras la despedida de las hermanas Teatinas, entre ellas dos españolas Cristina y Carmen, retomaron el camino.

A pocos kilómetros de Tangueta la frontera, en Faada. Sello de pasaportes y revisión de los papeles del coche, todo en regla.

El camino continua y el paisaje, poco a poco, va cambiando así como las contriciones de los pueblos. Recorridos 300 kilómetros hacen escala en Koupela para comer unas patatas fritas y pintada asada.

Vuelta al coche para hacer los últimos 137 kilómetros y cumplir la misión de dejar en buen recaudo al Padre Charlín en casa, sano y salvo. Una vez instalados en el seminario de los Padre Blancos, campamento por dos días de estos itinerantes misioneros, hubo tiempo para el descanso, para el rezo de vísperas con todos

los seminaristas, para la cena y el descanso.

Domingo 22 de enero

Celebración de la Eucaristía dominical en casa de los Padres Blancos, desayuno y salida para visitar un museo de la etnia moosi a 60 kilómetros, el mayor musseo privado de toda África.

Después de la visita, ya en casa, vermut con los formadores del seminario, comida y descanso.

La tarde la aprovecharon para la siesta, el responder correos, el hablar con la familia por el skype, la lectura…

La copa de África acaba de comenzar y los más aficionados a este deporte siguen el primer encuentro, después de la cena, mientras otros se dejan vencer por el sueño.

Lunes 23 de enero

Después de la misa, el desayuno y un poco de charla con los Padres Blancos nuestros misioneros salieron de viaje camino al Niger, a la población de Tera para visitar a dos sacerdotes españoles de la Sociedad Africana de Misiones.

En el centro de Ouagadougou una patrulla de policías hizo detener el coche, supuestamente por haberse saltado un semáforo. Después de los saludos, muy formales ellos, informaron de la supuesta infracción y el procedimiento para el pago de la sanción. El saltarse un semáforo en rojo es una multa de 12.000 francos cefas (18,29 €), los agentes se quedan con los papeles del coche y entregan un resguardo con el cual se ha de ir a la comisaría central para pagar la multa y recuperar los papeles del coche.

Los tres misioneros estaban de acuerdo en que no se habían saltado el semáforo y la conversación fue más o menos como sigue con nuestros agentes del orden:

  • Agentes: Buenos días los papeles del coche.
  • Luis Ángel: Tenga agente.
  • Rafael: (En español: Los papes están en regla, haber por donde saltan)
  • Agente: Se ha saltado un semáforo.
  • JP: Agentes deben excusarnos, estamos de paso y buscamos la carretera dirección al Níger, pude que no nos hemos percatado… no conocemos la ciudad.
  • Agente: La multa es 12000 francos, han de pagarla en la comisaría central mostrando este ticket y allí recuperan los papeles del coche.
  • JP: Realmente nos excusamos, ya le decimos que no conocemos la ciudad e iremos con más cuidado.
  • Agente: Sí, pero se han saltado un semáforo y tienen que pagar la multa.
  • JP: ¿Y no la podremos pagar aquí mismo?, el buscar la comisaría central en una ciudad que no conocemos nos llevaría toda la mañana y sólo estamos de paso de camino al Níger y esta gestión nos retrasaría bastante.
  • Agente: Sí pero no podría darle el ticket.
  • JP: A nosotros nos da igual. (Juan Pablo comienza a buscar el dinero mientras el policía mete la mano en el interior del coche, Juan Pablo le da el dinero).
  • Agente: Vayan con cuidado.

A esto se llama abuso de poder y corrupción, que lamentablemente está al orden del día. Con mal sabor de boca comenzaron la jornada.

Ya fuera de la cuidad camino de Kaya se toparon con un rebaño de dromedarios, esto le hizo olvidar el incidente de la mañana.

A los 226 kilómetros de viaje estiraron la piernas en la población de Bani. Pasearon por el pueblo, Juan Pablo hablo en peel con sus gentes y visitaron la mezquita mayor de las siete que hay en el pueblo. La mezquita mayor está en medio del pueblo y las otras en las pequeñas colinas que resguardan al pueblo. Todas ellas  están construidas  en barro.

Dejaron atrás Bani y continuaron 35 kilómetros hasta Dori, a  la puerta de la frontera, donde dieron buena cuenta de unas patatas fritas y una pintada cocida en salsa de tomate y cebolla.


Entre Burkina Faso y el Níger se supone que habría una frontera, y la había con unos puestos recién construidos pero cerrados a cal y canto. Unos kilómetros antes mostraron los papeles del coche a los agentes de aduanas, preguntaron donde habrían de sellar los pasaportes como salida Burkina y entrada al Níger y la respuesta fue que no era necesario. Bueno así pasaron estos tres itinerantes de país a país, Vamos que “como Charito por su casa”.

A la entrada de Tera, su destino, una moto les hizo señas de que le siguieran, sin duda Rafael y Joaquín enviaron al guía, ansiosos de no demorar un minuto más tan preciada compañía.

Saludos, agua de bienvenida, instalación en la casa y charla y charla, que si tal o cual, que si esto y lo otro… charla y más chala que continuó en el pueblo en un bar tranquilo con la compañía de la caída de la tarde y unos refrescos.

Cena en casa y fútbol para los más deportistas y cama para los menos.

Martes 24 de enero

Nuestros misioneros han pasado la noche en una de las puertas del desierto del Sáhel. El miedo al calor se disipó gracias a la “frescura” de cambio de época, de calor a más calor.

De buena mañana a la devoción: Eucaristía celebrada en el salón de casa, desayuno, y un poco de charla, la que quedo del día anterior.

Rafael se excusa, su profesor de lengua viene puntual a la cita matutina y Rafael no desaprovecha el tiempo, mientras Joaquín se engalana con el delantal y cocina para el mediodía. Nuestros misioneros: uno lee, el otro pone al día su curiosidad con los mapas y un tercero aprovecha a hacerle a Rafael una fuente (tipo de letra para el ordenador, no piensen que se ha traído aquí a su equipo de fontaneros ) para que pueda escribir en la lengua en su computadora.

Preparada la comida Joaquín los pasea por el mercado, el cogollito del pueblo, donde constatan que Joaquín tiene a todos los tenderos metidos en su bolsillo.

De vuelta a casa recogen a Rafael para ir a la aduana para sellar los pasaportes con el sello de entrada, ya que tenían miedo de que si les falta el sello de entrada a la hora de salir del país le pusieran pegas: ¿por donde entraron?… etc.

El simpático jefe de aduanas les hizo los papeles de paso para el coche, que cuando fue a sellar con el tampón, se excuso:

–       Perdonen -escupió al tampón, sello el documento y alzando su mirada a los atónitos misioneros diciendo- esto es África.

Este jefe de aduanas les indico que sellar los pasaportes era en la policía. Allí encontraron al comisario que gustosamente sello los pasaportes dejando a nuestro itinerantes misioneros en la legalidad internacional.

De ahí a la comida, a la siesta y Rafael Marco a su estudio de lengua y Joaquín con la visita a ver el impresionante pantano de Tera construido en 1975 en tiempos de la revolución por los chinos.

También visitaron la pequeña capilla de Tera dedicada a San Lorenzo. Si Tera no se convierte será por falta de ganas del Altísimo (esperamos no ofender), porqué tres clérigos, los tres aragoneses y uno de ellos santo, es mucha metralla para tan poco frente.

Va cayendo la tarde y Rafael se suma al grupo para disfrutar de una cerveza antes de la cena, a la que seguirá la tertulia con el fondo futbolístico de la copa de África.

Miércoles 25 de enero

Hoy es el día de regreso a casa, les esperan 740 kilómetros de viaje. Así que después  de desayunar y despedirse de Rafael y Joaquín cogen el coche a las siete de la mañana y carretera y manta.

La primera parada es en Gotheye, allí han de coger un transbordador para atravesar el imponente río Níger. Una hora y media de espera, donde no faltó el tiempo para hacer fotos del paisaje, curiosear las y los vendedores y ser testigos de una pelea.

Niamey fue pasado de largo. La parada y comida la hicieron en Dosso, después de dar mil y una vueltas para encontrar un restaurante que les aconsejaron.

Vuelta al coche hasta Gaaya, la última población del Níger para nuestros protagonistas y un poco más adelante, separados por el río Níger, Malanville tierra beninesa y conocida.

Hechas las formalidades de los pasaportes en ambas fronteras siguieron camino a casa dejando atrás Kandi y parando en Bembereké unos minutos. A las ocho de la noche entraban en casa, cena y descanso en sus añoradas camas.

Jueves 26 de enero

Este día no tuvo nada en especial, se aprovecho para el descanso del viaje y ponerse al día en las tareas para tomar nuevamente el ritmo de trabajo tras varios días fuera de casa. Rafael va a Ina para recibir en masaje en su malogrado hombro.

La escuela bombón de Sakaru va a buen ritmo en espera de los carpinteros para colocar las tijeras y el tejado de chapa.

Misa y Exposición a la tarde, cena y descanso.

Viernes 27 de enero

Después de la celebración de la Eucaristía Rafael sale para Cotonou, el domingo llega un amigo. Juan Manuel, el amigo de Rafael, viene desde Benasque y enseñará el funcionamiento del tractor de  la cooperativa de mujeres.

Luis Ángel y Juan Pablo en casa siguen sus trabajos cotidianos y preparando la reunión de catequistas para el lunes siguiente.

La pastoral del día recae sobre Gamagui para la catequesis que irá Juan Pablo y en Bukuro la Eucaristía y celebración de las etapas que irá Luis Ángel, este de regreso se va al campamento como de costumbre.

Sábado 28 de enero.

Sin novedades este sábado, trabajo en casa y a la tarde la pastoral. Juan Pablo celebrará la Eucaristía con las etapas en Sekeré y Luis Ángel la Eucaristía en Gurukperu.

Rafael sigue por Cotonou haciendo compras y visitando a amistades haciendo tiempo para la espera.

Domingo 29 de enero

JuanPablo celebra en Guesubaani y Niaro la Eucaristía dominical, Luis Ángel celebra en Sakaru y Nareru con las etapas. Rafael visitará en este día a la comunidad de salesianos de Porto Novo donde hay tres españoles: Juanjo, Joaquín y Santos, que entre otras labores tienen la acogida de los niños de la calle.

La tarde en la misión pasó como de costumbre: descanso dominical, la catequesis, los paseos por el pueblo, la cena, el descanso.

En el aeropuerto, a medianoche un payes llega: Juan Manuel. ¡ Bienvenido¡

Lunes 30 de enero

La jornada del día viene marcada por la reunión de catequistas y presidentes. Como primera reunión del año se presentan las cuentas del ejercicio anterior y se da un repaso a los proyectos y a la situación de cada comunidad en el campo de su participación económica a los gastos parroquiales.Rafael con su amigo Juan Manuel: “Manolet”, comienzan su ascenso a la misión con las típicas paradas para el descanso y reponer fuerzas, así como la compra de fruta. Un poco antes de la celebración de la Eucaristía llegan los viajeros. Instalación del invitado y expectación de los souvenirs  de la tierra patria que Manolet no ha dudado en traer con muco gusto. Cena, chachara y descanso

Martes 31 de enero

Nuestro amigo Manolet viene con la intención de enseñar el manejo del tractor a unos cuantos aprendices de tractoristas. Aún el arado y el carro no han legado. Se pagó en el mes de julio pero el problema de las aduanas y del puerto beninés están más que desesperando a los misioneros que no ven el día en que todo el material comprado llegue a la misión.Como no hay arado, se pide uno en el pueblo de Yâro, Jean Huddes va con el coche a recogerlo, pero no cave en la caja y han de ir con el tractor. Manolét acompañado de Rafael se dan un paseo en el descapotable de la misión hasta Yâro para recoger el arado, no hay tiempo que perder. Juan Pablo y Luis Ángel en casa continúan con sus tareas. A la tarde Rafael y Manolé salen para los pueblos de pastoral, Yara para la misa y Kparo para la catequesis, aunque hoy será sustituida por la celebración de las etapas de catecumenado. Juan Pablo y Luis Ángel quedan en casa. Cena y hoy un poco más de charla, aunque no mucha ya que el visitante con tanto ajetreo está cansado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: