Abril 2012

Domingo 1 de abrilDomingo de Ramos. Rafael celebra en Fô Bouré. Como la tradición manda se comienza la celebración en la pequeña montaña, al comienzo del pueblo camino de Buetere. Los fieles de Fô Bouré, los catecúmenos y los niños de todo el pueblo hacen rebosar la capilla. Los sacerdotes Lenard y Simplice van a Siki e inauguran una nueva manera de hacer la procesión de Ramos. Después de bendecir los Ramos y leer el Evangelio despiden a los fieles animándoles a bien se manifestar mientras ellos entran en el coche para ir a la capilla y esperarles para la celebración. Bueno, todo tiene su explicación. El sacerdote Simplice sufrió un accidente de coche años atrás, sus cualidades físicas quedaron bastante mermadas y le cuesta expresarse, necesita de ayuda aunque casi es independiente y el bueno de Leonard hace de cirineo en la cruz de sus hermano sacerdote y en lo que puede le facilita su ayuda y hoy no será menos de excusarle y “excusase” de una larga procesión con un montón de polvo levantado por los pasos y danzas de los fieles. Juan Pablo celebra en Guesubaani y Sinendé, en las dos comunidades el mensaje de hacer la procesión de Ramos de un modo visible no ha pasado como se esperaba, o bien la procesión comienza donde no hay población, caso de Guesubaani, o bien la procesión discurre por sitios nos habitados, caso de Sinendé. Luis Ángel celebra en Yara, la procesión no la han preparado, ni siquiera con ramos. Improvisa con las ramas del árbol enfrente a la capilla, la falta de un catequista formado se deja sentir. En Sekere ni tiemblan con la manifestación ni tiemblan con el recorrido. Luis Ángel hecha en falta cinco minutos más de calma en su desayuno de la mañana o el almorzar entre celebración y celebración. Comida y despedida de Leonard y Simplice, siesta y después esta los jóvenes llegan de su jornada. Roncos, cansados y alguno que otro/a lesionado de la danza y del viaje.La tarde termina con una visita a las hermanas cerando este Domingo de Ramos donde la lluvia se anunció y se hizo presente durante la cena refrescando el ambiente tras una semana realmente calurosa.

Lunes 2 de abril

La mañana se levanta fresca gracias a la lluvia del día anterior, sin duda un respiro en los días caluros propios en esta fecha. La humedad ambiental empieza a subir incomodando a los cuerpos con su continua transpiración.

Hoy es un día relajado y de tomar fuerzas para la semana que se avecina, la Semana Santa.

Martes 3 de abril

A las siete y media de la mañana los tres misioneros con las tres religiosas de Fô Bouré y dos religiosas de Sinendé salen de camino a Perere donde se celebrará la Misa Crismal.

Los sacerdotes antes  de la celebración tienen reunión con el obispo. Una serie de informaciones respecto a los sacerdotes, que desobedeciendo a su obispo, están suspendidos temporalmente de su ministerio. Tras estas informaciones, de poco agrado, un turno para cada parroquia de la diócesis contando un poco las actividades de pastoral, los gozos y las penas. Hubo un sentido agradecimiento al sacerdote Etienne, párroco de la parroquia de Perere y miembro de la Sociedad de Misiones Africanas que al final de este año partirá a su país, el Congo, para continuar su ministerio y labor en su iglesia de origen.

A la misa crismal asistieron un buen numero de religiosas que trabajan en la diócesis y una representación de las distintas comunidades de la parroquia anfitriona, así como el pueblo fiel.

Terminada la celebración, donde se bendijeron los Santos Oleos, hubo una comida fraternal para todos los asistentes. Constatamos otra faceta de Etienne: el acoger a la gente y saciarlos en “panza y danza”.

Las dos horas y media de ida con sus dos y media de regreso a casa y el día pasado se dejó sentir y el cansancio hizo aparición en todos. El descanso del día no se hizo esperar.

Miércoles 4 de abril

Misa a la siete de la mañana en Fô Bouré y en Siki, Rafael y Luis Ángel son los presidentes respectivamente. Después del desayuno Rafael pone a prueba su cuerpo con un paseo de bicicleta. Vuelve un poco desanimado, su media ha bajado y su hombro se resiente. ¿Son excusas para el próximo encuentro de jóvenes en bicicleta del lunes de Pascua?.

En la mañana reunión de los tres misioneros para comentar los proyecto en marcha y los posibles o caminos a tomar para el año próximo y poder presentar solicitudes a distintas organizaciones.

Juan Pablo a la tarde va a Gorobaani para la catequesis, la comunidad bariba sorprende al misionero con la gran afluencia de estos.

Jueves 5 de abril

Jueves Santo, mañana de preparación de las celebraciones de la tarde. Rafael hace su recorrido de bici y terminado este va a Bukuro con Sor Felicité y Sindy a  curar a Veronique, el cáncer de mama sigue avanzando y a pesar del dolor Veronique sigue sonriendo y preguntando por cada uno de los misioneros.

Hoy es día lectivo y de exámenes y la ausencia de los alumnos en las celebraciones es notable. A los fieles esta celebraciones de Semana Santa se les hacen extrañas y con los catequistas los misioneros han de  estar siempre encima para su buena preparación y celebración.

La lluvia ha hecho aparición sumando un inconveniente más o la asistencia de los fieles, pero en general ha sido una buena participación.

Rafael celebro en Nareru-Fô Buko y en Fô Bouré, el lavado de pies con su levantarse y agacharse resintieron sus malogradas rodillas, ya empezó su penitencia de Viernes Santo.

Juan Pablo celebra en Sekere y Yâro, la lluvia torrencial retraso el horario de comienzo, alargando su regreso a casa después de la segunda celebración y reponer gasoil para los motores de la misión.

Luis Ángel celebró en Guesubaani con un retraso de media hora larga por la lluvia, la asistencia no fue nada numerosa. En Sinendé tuvo que esperar un buen rato ya que la fuerte lluvia impedía oírse a uno mismo. Comenzó la celebración con un pequeño grupo que poco a poco fue aumentando cuando la lluvia terminó.

En Fô Bouré el Monumento fue visitado, para el rezo de la Hora Santa, por los distintos grupos de la comunidad: , los niños con sus catequistas, los jóvenes y por último los adultos.

Viernes 6 de abril

Viernes Santo, por la mañana las distintas comunidades celebran sus Via Crucis. En Fô Bouré empezó con un poco de retraso, la gente esperaba a los jóvenes pero muchos de ellos asistían a clase y ponían a prueba sus conocimientos en los exámenes de fin de trimestre, este día fue laboral.

Juan Pablo hace la celebración de la Pasión en Kosia y Bukuro, Rafel en Sakaru y Siki y Luis Ángel en Seeru y Sonka.

Luis Ángel y Jaqueline, de paso de visita, van al campamento peel. La oración, como no podría ser de otra manera, es el rezo de un mini Via Crucis con velas y procesión en medio de la sabana cerca del campamento. El calor es insoportable y todo el mundo duerme al raso con la luna llena iluminado la noche, casi como el sol el día.

Sábado 7 de abril

Sábado Santo, mañana preparación de la celebración de la tarde. Pilas bautismales, cirios, oleos y maletas de misas ocupan un rato en la mañana. En Fô Bouré los monaguillos limpian y ornamentan la capilla para la Vigilia Pascual, los más pequeñajos les ayudan en la limpieza de las esterillas con juegos y danzas.

Después de comer un buen rato de descanso y ultimar los preparativos de las celebraciones antes de salir a los pueblos a celebrar la Resurrección de Jesucristo.

Luis Ángel va a Nareru-Fô Buko para la celebración que comienza puntual a las ocho de la noche. La capilla está a rebosar de fieles, invitados y curiosos. Un matrimonio y trece bautismos de adultos son celebrados en la Vigilia de Resurrección. Sin tegua salida para Fô Bouré para la siguiente celebración acordada a las diez de la noche. El pequeño retraso no desespero a las 46 bautizandos que esperaban la Gracia bautismal en esta Pascua, así como a una comulgante y a un matrimonio para dar su consentimiento  matrimonial. Cerca de la una de la mañana termino la celebración litúrgica a la que siguió el paseo por el pueblo con el tam-tam y el tambor anunciando la Resurrección de Jesús y la dicha de los nuevos bautizandos.

Juan Pablo celebró en Moosi en lengua peel de este pueblo gando. Era la primera vez que se celebraba la Vigilia Pascual en esta comunidad y niños y adultos no quitaron ojo de los signos pascuales de la celebración. Tres jóvenes recibieron el bautismo. Seguido de Moosi Juan Pablo celebró en Dia-día, donde también hubo tres bautizos y era la primera vez que se celebraba la Vigilia Pascual en esta comunidad. Se sumaron a esta celebración la comunidad de Wari.

Rafael celebró en Yâro la Vigila Pascual con siete bautizos y seguido en Sinendé con ocho bautizados. Las celebraciones, con una liturgia larga y cargada de signos, unido al nerviosismo de los bautizandos y de los catequistas y animadores para que todo salga bien y digno, dio como resultado el palpar de cerca la dicha de la Resurrección de Jesús.

El cansancio de las celebraciones con sus idas y venidas, los cambios de horarios en comidas y tiempos de descanso son sacrificios gozosos que la Pascua pide a los misioneros, recompensados estos al ver la alegría de las comunidades que crecen y la fe confirmada de los nuevos bautizados por los que ya recibieron sus bautismo en Pascuas anteriores.

Domingo 8 de abril

Domingo de Pascua, domingo de fiesta, Domingo por excelencia de la Iglesia, los seguidores de Jesucristo.

Luis Ángel sale para Yara donde la comunidad y siete bautizados espera para la celebración. La afonía que arrastra no impide la celebración, los fieles guardan silencio respetuoso por los ritos y por deferencia al mal del celebrante. Después de la celebración hubo comida y las ofrendas, dentro de su sencillez, fueron generosas. Y de Yara a Sekere a la segunda celebración de la mañana, donde la afonía fue agravándose a los largo de la ceremonia, aunque no fue impedimento para que los veintisiete nuevos bautismos, seis primeras comuniones y los cuatro matrimonio se celebraran. Después de la celebración hubo comida para la comunidad en las distintas casa de los matrimonios y los bautizados. Las ofrendas fueron muy generosas.

Rafael celebró en tres sitios a la mañana, empezó en Guesubaani con diez bautizos y tres primeras comuniones, de allí a Kosia con cinco bautizos y para finalizar en Bukuro con el bautizo de las dos simpáticas abuelas: Lea y Benardette. En los tres pueblos se dejo sentir la Alegría Pascual y en unos más que en otros las ofrendas y la invitación a un pequeño refrigerio a la comunidad y al sacerdote daban ese “toque” de agradecimiento. En Bukuro la visita y llevar el alimento espiritual de la Comunión a nuestra enferma Veronique en este día de la Resurrección fue otro motivo de alegría y sentirse miembro de la comunidad de Jesús.

Juan Pablo también “carga a su contador” tres celebraciones de Pascua. En Sakaru con doce bautizados, en Kokabo, este año sin bautizos y  en Siki con once bautismos y dos matrimonios. Las capillas a rebosar y la fiesta de la noche anterior fue narrada en todos los sitios como una manifestación de alegría y orgullo de ser, para los bautizados y de sentirse, para los catecúmenos, cristiano.

El día no da tregua  a los misioneros. Según van terminando las celebraciones van llegando a casa. Rafael el primero en llegar se queda en casa de las religiosas para felicitarles las Pascuas y buscar su ración de palomitas y refresco frío. Juan Pablo y Luis ángel llegan al mismo tiempo y como “viejos en estos menesteres”, recomen un poco con fruta y liquido para ir  a descansar antes de volver a coger el coche e ir a Seeru para la celebración.

En la comunidad de Seeru, en este día de Pascua del 2012, siete miembros de la comunidad recibieron su bautismo abriendo la puerta a los siguientes catecúmenos que se bautizaran en esta comunidad. En la homilía Juan Pablo fue narrando la historia de la comunidad de Seeru, sus comienzos sus dificultades en los barrios del pueblo, los presidentes y catequistas, las dificultades de los terreno y capillas… y también la dicha que en este día, después de muchos años, más de veinte, la comunidad de Seeru ya es madura como para recibir los bautismos en su capilla, como ya son capaces de asegurar la catequesis para los catecúmenos, la responsabilidad en la participación con la parroquia, el sentir y el trabajar por la caridad e insistió en la alegría de la fe en Jesucristo que nos ha mostrado el Dios del amor y no a un Dios del miedo que hay que contentar con sacrificios.

Juan Pablo cedió la palabra a varios asistentes, bautizados de otras comunidades presentes para apoyar y celebrar con Seeru. Catequistas, responsables de algún movimiento en parroquias cercanas, la religiosa Felicité dieron ese tono de bendición y recomendación a la comunidad y a los asistentes.

Después de la celebración y la manifestación de la alegría con cantos y danzas de los niños del maded de  Seeru y del pueblo cercano Sonka, todo el mundo pudo disfrutar de la acogida y agradecimiento de la comunidad de Seeru y de los bautizados.

De regreso a Fô Bouré una escala en casa de las religiosas para seguir festejando la Pascuas. Palomitas, refrescos, bizcocho pascual, bisap, yogur…  adornaban una mesa y reponían fuerzas de la jornada pascual.

Y tras misa, la danza y la panza, el descanso con la mirada en un nuevo día que pedirá de “estos……” un nuevo esfuerzo.

Feliz Pascua de Resurrección 2012

9 abril, lunes

Por segundo año consecutivo en este Lunes de Pascua, los “intrépidos misioneros” se suben a la bici acompañados de unos 110 jóvenes para festejar y manifestar la Resurrección de Jesucristo.

Luis Ángel sale de Sekere con unos 16 jóvenes camino de Sinendé, lugar del encuentro. El presidente de la comunidad hace un intento de sumarse al evento, pero la edad y su talla no le capacitan para semejante reto.

Su primera parada será en Yâro para unirse a un buen nutrido grupo de unos treintena que esperaban para seguir juntos la marcha ciclista.

Después de los consabidos cantos y la pequeña oración salieron hacia Sinendé. Allí les esperaban cuatro jóvenes de Guesubaani y otros cuatro de Kosia y la incondicional Sor Dominica. Beber agua y montar de nuevo en la bici fue una, a la sugerencia de Luis Ángel de ir al encuentro del grupo que venía desde Fô Bouré con Rafael a la cabeza.Los jóvenes de Fô Bouré y los de Siki, con tambores incluidos, son el grueso del grupo de ciclistas, pero también se les han sumado jóvenes de Sakaru y Kokabo.

El recuentro de ambos grupos se hace entre las localidades de Bukuro y Kobi, todos juntos forman ya “el gran pelotón de la Resurrección”.

En la estación de gasolina, mientras los coches escobas repostan, los muchachos siguen manifestando su alegría y derrochando vitalidad, mientras los más viejos han de tomarse la cosa con más clama (nos remetimos a la foto).

El pelotón avanza imparable ganando Sinendé en un abrir y cerrar de ojos. Todo Sinendé contempla la serpiente multicolor a su paso, preguntándose por el acontecimiento, a lo que los jóvenes con sus cantos sobre la bicicleta van dando respuesta a los sorprendidos curiosos.

Ya en el recinto de la capilla de Sinendé, los jóvenes dejan sus bicis y reponen fuerzas con agua y bisap congelado, aunque Rafael no les deja tregua y los reúne en la capilla para el trabajo en grupos.

Tras un rato de trabajo salen, esta vez a pie, hacia la casa del Rey y del alcalde. En la marcha, cantos y danzas contemplados y seguidos por los curiosos y los vecinos de los barrios donde esta pequeña marabunta juvenil invade sus calles y pasos.El rey saludó con afecto a los jóvenes y les ofreció mil francos para su fiesta.

Y de la autoridad tradicional a la autoridad civil: el alcalde, que los recibió en casa y les dirigió unas palabras que adorno con unos cuantos francos.

Saludado el alcalde de los jóvenes dirigen sus pasos hacia la casa de las Hermanas Dominicas. Unas buenas palabras por parte de las hermanas y regresó al lugar de encuentro para la comida: arroz con salsa picante y carne.

Un pequeño descanso y la celebración de la  Eucaristía, en la que se expusieron los resultados del trabajo de la mañana.

Y tras la misa y la consabida foto de familia, una rápida puesta apunto de “los caballos de hierro” (traducción y nombre de bicicleta en lengua bariba) y la salida de regreso a casa.Luis Ángel, en baja forma, deja a los chicos de Sekere y Yâro huérfanos para el regreso, sumándose al grupo de Fô Bouré.

En Bukuro se hace escala para visitar a Veronique, la mujer con cáncer de mama, que agradeció el detalle de los jóvenes. En Wari otra parada para dar ruido y danzar, y la última en Siki donde “la orquestina portátil” de tambores y tantanes tiene su sede. El ritmo, el ruido y la animación de la orquestina fueron los cómplices de Luis Ángel que se bajo de la bici para hacer los últimos kilómetros en coche, con la escusa de acompañar al extranjero: Agustín Saiz de la Ong Desarrollo compatible que vino a visitar y conocer la labor de los misión.Ya todos en casa, los unos de Fô Bouré y los otros de Sekere, Guesubaani, Kosia, Sakaru y Kokabo, descansaron de la intensa jornada. El pelotón de la resurrección ha manifestado por segundo año, la fuerza, el vigor y la alegría de unos jóvenes cristianos en este medio musulmán.

10 abril, martes

Día de descanso. Agustín de la Ong Desarrollo Compatible es acompañado por Juan Pablo en un pequeño recorrido por las cooperativas de Fô Bouré y se llegaron hasta el pantano para ver las huertas de las mujeres con el sistema de regado. Agustín siguió camino para Tangueta y los tres continuaron su día de descanso sin  ninguna obligación pastoral marcada en el programa como será la tónica para toda esta semana de pascua.

11 abril, miércoles

Hoy el aspirante a catequista, Salomón, entra en el entro de formación de Gogonou. Con este motivo y siendo la semana de pascua, los tres misioneros han organizado una excursión con los catequistas. Un coche salió de Fô Bouré camino de Guessu Sud, para recoger los catequistas de Kokabo, Tume, Seeru y Sonka, otro coche hizó la ruta por Koisa recogiendo los catequistas de Siki, Diadia, Bukuro, Gurukperou, Guesubaani y Kosia  y un tercero la ruta por Yara recogiendo los catequistas de Yâro, Buro, Kparo, Sekere y Yara, en total casi una cuarentena.

La cita fue en Gogonou, donde hicieron una oración en la capilla antigua del centro dirigida por su responsable, el sacerdote Clemant. De ahí salieron para Kandi Foo para saludar al padre fundador de la parroquia de Fô Bouré, el Sma Jeacke Jullia. Acogió a los catequistas con una buena comida e hizo lo propio con sus compañeros y sucesores.

Después de la comida una charlita de veterano en sus temas tan queridos de los fetiches y maleficios. Terminada la charla caminito a la Reserva natural de la W, objetivo: ver elefantes. Pagadas las entradas, a los supuestos guardas, se adentraron en la sabana en búsqueda de los cuadrúpedos.

Dos caminatas a pleno sol, después de un buen recorrido en coche no dieron el resultado esperado. Los proboscidios no se dejaron ver, y el único consuelo fue la constatación de su paso en las zonas visitadas, las huellas y sus excrementos eran la evidencia de su presencia por la zona.

Mientras unos comparaban sus huellas con la de los elefantes, otros recogían los excrementos como auténticos trofeos para mostrar.

Un antílope y unas cuantas manadas de monos fueron los animales encontrados en esta excursión. La noche los cogió de regreso y entraron a casa en noche cerrada con muchos kilómetros de coche y no pocos pasos dados a los largo del día.

12 abril, jueves

Después del paseo del día anterior toca descanso en casa. Descanso que aprovechan Juan Pablo y Rafael, aunque hagan de ambulancia y de enfermeros para curar a Veronique. Luis Ángel sale de viaje hacia Cotonou, llevará a Isidro Muñoz, misionero de la Sma con destino ahora en Madrid, para coger el avión de regreso a España después de unos días de visita. Dos paradas en el trayecto, una en Parakou para recoger a Isidro y otra en Dassa para comer, donde se encontraron con la expedición del Espinar (Segovia), lo justo para intercambiar dos saludos con Valentín, párroco del Espinar, y el resto de la expedición guiada por los miembros de Mensajeros de la Paz en Benin. Rafael sale este día hacia Natitingou, ha comenzado su ronda de despedidas ante sus inminentes vacaciones. Va contando los días como un colegial que sueña en la playa y olvidarse de los libros.

13 abril, viernes

Juan Pablo sigue por casa, aun siendo tiempo de descanso no le faltan tareas, como inscribir en los libros parroquiales los bautizos y matrimonios celebrados en la Pascua.

Rafael visita a las religiosas de Tangueta y siguen encima de los apadrinamientos de camas.

Luis Ángel en Cotonou haciendo compras y acompañando a su amigo Isidro en sus últimas horas de estancia en Benin.

A media tarde la expedición del Espinar llega a la misión, Rafael regresó ya de su viaje y se suma a la vista del pantano con sus huertos y el campamento peel.

14 abril, sábado

Valentín, párroco del Espinar, acompañado de su expedición y Juan Pablo como lazarillo visitan a la mañana el centro nutricional de las hermanas y las cooperativas de mujeres de Fô Bouré. Después de comer los segovianos dejaran la misión de camino a Tangueta. No hay salida a la pastoral y los que quedan en casa descansan.

15 abril, domingo

Luis Ángel comienza su camino de regreso a casa. Come en Dassa y en Parakou hace escala para dormir, su pierna resentida de días atrás le llama al descanso que hará en casa de las Hermanas Franciscanas de la Divina Pastora. Mientras Rafael y Juan Pablo siguen celebrando la Pascua en este segundo domingo florido. Fô Bouré, Sakaru y Siki son las celebraciones que Rafael presidirá. En Fô Bouré celebró un matrimonio de una joven pareja. Kosia, Yàro y Sinendé son los pueblos donde Juan Pablo celebró. La tarde se dedicó al descanso y las visitas.

16 abril, lunes

Después de una semana de descanso vuelve la normalidad, a lo que la pastoral se refiere, reanudando las visitas a los pueblos para las celebraciones y las catequesis siguiendo el programa quincenal.

Luis Ángel regresa de Parakou después de hacer algunas compras por la capital. A mitad de camino se cruzo con Rafael que viajaba a Cotonou para la renovación de su carta de residencia.

La tarde en la misión fue un poner al día en marcha la nueva semana, cerrada con la celebración de la Eucaristía, la cena y la sobremesa.

17 abril, martes

Rafael manda noticias desde Cotonuo. El vicecónsul está tramitando una tarjeta de servicio para los sacerdotes y religiosas extranjeros, con dicha tarjeta quedarían excluidos de hacer visados y carta de residencia. A  Rafael le parece muy bonito pero sigue con sus tramites de la carta de residencia: “más vale pájaro en mano que cien volando”.

A la tarde los pueblos para la pastoral son Moosi que irá Luis Ángel y a Kokabo Juan Pablo, en ambos pueblos es la celebración de la Eucaristía.

18 abril, miércoles

A las siete de la mañan la celebración de la Eucaristía en Siki, presidida por Luis Ángel y en casa presidida por Juan Pablo.

Mañana de trabajo en casa, Juan Pablo va a la cura diaria de Veronique.

A la tarde Juan Pablo irá a la catequesis a Gorobaani.

Luis Ángel comienza el montaje del video del día de las bicicletas, que esperemos que nos lo pase para colgarlo en la página.

A la noche aparecen en la misión el peel Issa con su hijo Amadou que se ha caído de un manguero y se ha roto el cubito y el radio. Juan Pablo le explica la gravedad de asunto, sobretodo de que el hueso suelde bien, y que el curandero tradicional no tiene todas las garantía para una buena curación y que si se hace mal las repercusiones en la movilidad del brazo se reducirán. Después de la conversación quedan que Luis Ángel de madrugada saldrán hacia el hospital de Tangueta co el crío y sus acompañante.

19 abril, jueves

Luis Ángel preparado ya desde las seis de la mañana espera a Amadou con su acompañante para la curación de la fractura. Una llamada de teléfono aclaran todas las dudas: Issa a decidido llevar a su hijo al curandero. A pesar de las palabras de Juan Pablo, Issa sigue en su decisión excusándose que no hay nadie que acompañe al crío, que le están poniendo el tejado en la casa nueva, que el campo, que…

Juan Pablo sigue con la inscripción de los bautismos en los libros parroquiales y haciendo el pequeño libro-carne por cada bautizado, como dirían los baribas “sombura” (es trabajo). Como todos los días no deja de asistir a la cura de Veronique en Bukuro.

Luis Ángel a media mañana va a Gaaro donde Jean Poul y Thérese, un matrimonio peel, celebran la imposición de nombre de su hija. En el campamento paterno están los viejos del lugar y el imán que le impuso el nombre a la cría, también están dos catequistas de la comunidad de Siki y varios miembros de esta comunidad y de la comunidad de Gaamagui y de los de Gaaro. Una vez saludado a todo el personal se dirigen a la casa del matrimonio, donde cerca, a la sombra de un árbol, los invitados toman una papilla de leche de vaca con mijo a la espera de la celebración del nombre cristiano.

La celebración consiste en: un canto de acogida, un dialogo con los padres de que si quieren que su hijo sigua el camino de Jesús, la lectura de la palabra de Dios, una pequeña homilía, la imposición del nombre cristiano con la sencilla formula: “antes te llamabas (nombre musulmán) y ahora te llamas (nombre cristiano)”, la oración del Padre nuestro y una Ave María, para finalizar con un canto de acción de gracias. Los peeles arrastran una tradición musulmana, aunque no son muy fervorosos siguen con sus costumbres y los que se asoman a la fe cristiana tienen el rechazo de los suyos. Pero a pesar de ello,  hay valientes como Thérese y Juan Poul que a pesar del rechazo de los suyos y de considerarlos como nada por seguir a Jesús siguen en su empeño como auténticos valientes. Por cierto a la cría le impusieron el nombre de Pascaline.

A La tarde Juan Pablo recomienza en la comunidad de Boru Boru con la catequesis. Esta es una comunidad de bautizados de la etnia gando, pero la pobreza de las celebraciones por ausencia de lectores, de animadores y un poco por la desidia de cada uno de sus miembros fue apagando la pequeña comunidad. Se comienza un reintento. De ahí Juan Pablo iría a Fô Bouré para la celebración de la Eucaristía.

Luis Ángel va a Guesubaani para la celebración de la Eucaristía, deja la catequesis en Diidi por ausencia de su presidente y catequista en la última reunión de programación.

De camino a la pastoral Luis Ángel se encuentra con Deere Joseline, sobrina de Issa padre del crío con el brazo roto, y le pregunta cómo se ha negado a acompañar a su sobrino al hospital. La respuesta de ella es que no sabía nada, que nadie le ha avisado y que está dispuesta a saber que pasaba. Al regreso de Guesubaani Luis Ángel la recoge y juntos van al campamento en busca de explicaciones. La conclusión es la tozudez e ignorancia adobado con la mentira.

Rafael ha terminado sus papeleos y todas sus relaciones sociales en la gran capital.

20 abril, viernes

Mañana de trabajo en casa. A la tarde Luis Ángel irá a Gaamagui para la catequesis donde más de ochenta niños se dan cita junto a seis adultos.

Juan Pablo recoge a Sor Felicité para la cura de Veronique mientras él celebra la eucaristía en Bukuro.

Rafael regresa de su paseo por el sur con los deberes hechos, solo queda que la administración los haga.

21 abril, sábado

Juan Pablo y Mohame salen Guesubaani para la reparación del sistema solar del proyecto del agua.

Rafael después de su paseo en bici va a Bukuro para la cura de Veronique, mientras Luis Ángel sigue con la producción del video del encuentro de bicis.

A la tarde Luis Ángel va Kosia para la celebración de Eucaristía acompañado de dos aspirantes a religiosas de la parroquia.

Rafael va a Kobi para la catequesis, volviendo de vacío, no miraron el programa.

En este día y con estas letras hacemos un pequeño homenaje al Obispo emérito de la diócesis de Calahorra y La Calzada –Logroño Mons. Ramón Búa Otero, en el día de su fallecimiento. En su labor pastoral no olvido la misión como reflejo del ser de la Iglesia, llamada al anuncio del Evangelio, y animó a su entonces diócesis al compromiso misionero que impulso con nuevo vigor después de su visita a la misión de Fô Bouré en el año 1995. Descanse en paz.

22 abril domingo

Ya el tercer domingo de Pascua, las celebraciones para este día son la siguientes: Juan Pablo celebra en  Fô Bouré y Nareru; Rafael en Guesubaani y Sinendé y Luis Ángel en Diadia y Kokabo.

Después de la comida y el descanso es en Sonka donde los primeros bautizados de esta comunidad esperan con el resto de catecúmenos, invitados y curiosos para la celebración.

Siete bautizados es el inicio de esta comunidad que con el trabajo de sus catequistas irá creciendo sin duda a los largos de los años venideros.

Los coches van recogiendo gente en los distintos pueblos: Fô Bouré,  Tumé y Seeru. La animación está asegurada con los niños del madeb. La celebración presidida por Rafael y acompañado de Luis Ángel y Juan Pablo se desarrolla con el recogimiento de unos, los cristianos, y la curiosidad de otros, los curiosos y ajenos a la comunidad.

El agua bautismal es vertida por Juan Pablo en cada uno de los bautizados, Luis Ángel marca con el crisma a los nuevos “sacerdotes, profetas y reyes”, miembros ya del pueblo de Dios y Rafael les da la luz de Cristo para ser antorchas en la oscuridad con su testimonio de vida.

Finalizada la celebración con sus interminables cantos y danzas de acción de gracias, el obligado momento de sentarse y comer lo que se ofrece a los invitados, más danzas y la partida a casa.

El descanso no se hará esperar y la lluvia endulza el sosiego nocturno que procura el frescor del agua recién caída del cielo.

23 abril, lunes

Terminados los bautismos por todos los pueblos la normalidad se instaura en la pastoral. El programa de visitas sigue su ritmo. Hoy como lunes, es un día de descanso, aunque hay mil tareas que llaman a la puerta.

Juan Pablo sale hacia Guesubaani para cambiar un panel solar del proyecto del agua roto por un crío, le acompañan los electricistas Jean y Mohame.

Rafael va a Bukuro para curar a Veronique.

Luis Ángel está de producción cinematográfica, el video del lunes de pascua de la actividad de los jóvenes en bicicleta está listo.

Hoy se convoca a las mujeres del huerto del pantano de Fô Bouré para hacer unas fotos de su trabajo para la justificación que ha que entregar al centro educativo de San Juan de la Cadena de Pamplona que ha colaborado en este proyecto.

24 abril, martes

Día de trabajo en casa. Rafael va a sus clases de bariba.

A la tarde la eucaristía en Yara y la catequesis en Kparo.

25 abril, miércoles

Juan Pablo sigue rellenando los libros de bautismos, pero esta vez los libros de catolicidad, un pequeño libro folleto donde vine reflejado un acta de bautismo, de la comunión, confirmación y  matrimonio que se van rellenando según van recibiendo los sacramentos y otra sección del libro recoge el cumplimiento de la comunión pascual anual y su aportación a la iglesia también anual que por pascua entregan a la parroquia donde el sacerdote firma y sella.

Luis Ángel sigue con sus producciones cinematográficas, esta vez para la parroquia de Niki, un cd con los distintos videoclips de las corales de bariba y dendi de la parroquia de Nikí. No le queda nada al pavo.

Rafael sigue fiel a su cita ciclista de mantenimiento el resto de la mañana trabaja en casa. A la tarde va a Wari para la catequesis y Dia dia para la misa a la que se suma Luis Ángel en su paseo en moto.

26 abril, jueves

Luis Ángel va a Gurukperu para la celebración de un funeral entierro de una anciana de 86 años, Rebeca. Fue bautizada a los 81 años de edad. Rafael irá esta mañana a Bukuro a la cura de Veronique.

El bueno de Juan Paul, el cocinero, espera  a los comensales camuflado a los pies de su árbol preferido.

Tarde de pastoral Rafael va a Buro para la catequesis y a Yâro para la Eucaristía.

Luis Ángel va Tume para la catequesis donde hace la oración, el catequista no tiene el catecismo y en  Fô Bouré celebra la eucaristía.

27 abril, viernes

Nada a destacar para este día.

Rafael celebra en Sakaru a la tarde y Luis Ángel va a Gaaro para la catequesis y aprovecha para visitar a una joven pareja de Siki que han tenido su primer hijo, de allí iría al campamento peel.

28 abril, Sábado

Mañana de deporte en la cancha de baloncesto. Rafael con su indumentaria del Estudiantes alecciona a los jóvenes en la practica del baloncesto. Su primera labor es hacer la distinción entre jugar al baloncesto y al rugby, ardua labor ya que el único deporte en esta zona es la caza. Juan Pablo con su “modelito más modesto” se suma a la competición. Luis Ángel sigue con sus músicas y videos.

A la tarde Eucaristías en Sekere  y Gurukperuou celebradas por Rafael y Luis Ángel respectivamente. En Sekere los jóvenes con Luis Ángel reflexionan sobre el bautismo y sus pertenencia a la iglesia.

29 abril, Domingo

Luis Ángel celebra en Seeru y Sonka, es la primera celebración de la Eucaristía dominical en estos pueblos. La fieles atentos a la celebración y participando en las repuestas y signos de la liturgia.

En Yara y Sekere celebrará Juan Pablo, en el último pueblo con la celebración de una boda, un fiestón.

Rafael celebra en Moosi, Bukuro y Sinande, en esta última comunidad es la fiesta de la dedicación de su capilla al Buen Pastor. A diez días de su partida para sus merecidas vacaciones comienza a despedirse de las comunidades. Hay que decir que no deja de hacerlo saber, su partida a de vacaciones, sobretodo a sus compañeros haciéndoles saber si va ir a tal o cual sitio o si su mama le va cocinar unas albóndigas o un lomo ( este sí a la riojana, será para no olvidarse de los que quedarán en la misión), o unas torrijas, o un…, o una…

Tarde en casa en descansa dominical.

30 abril, lunes

Nada a destacar. Día de poner al día los trabajos e intentar cerrar los pendientes.

Juan Pablo se escapa a Parakou.

Misa a la tarde celebrada por Luis Ángel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: